X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El nuevo hospital de pandemias necesitaría 3.000 nuevos sanitarios para no recurrir a profesionales de otros centros ya infradotados

  • El hospital en el que Díaz Ayuso ha invertido 50 millones de euros abrirá sus puertas en noviembre con médicos y enfermeras de otros hospitales de la región, tal y como ha avanzado la presidenta madrileña
  • Los sindicatos denuncian que las plantillas de estos centros sanitarios ya están "muy ajustadas" y califican de "inviable" la idea del Gobierno regional
  • La oposición tampoco ve adecuada la fórmula y critica igualmente un proyecto cuya necesidad ponen en duda y que tiene un coste desorbitado
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 27/10/2020 a las 06:00
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a la diputada conservadora Ana Pastor, durante la visita a las obras de construcción del nuevo hospital “Enfermera Isabel Zendal”, en Valdebebas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a la diputada conservadora Ana Pastor, durante la visita a las obras de construcción del nuevo hospital “Enfermera Isabel Zendal”, en Valdebebas.

Primero fue el "hospital milagro" levantado en Ifema, ahora será "el hospital público de emergencias en Valdebebas", situado cerca del primero. Son las dos medidas que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha querido vender como estrella durante la pandemia. El primero fue clausurado el pasado 1 de mayo; el segundo, previsiblemente, echará a andar en el mes de noviembre. Sin embargo, a escasos cuatro días de estrenar el mes, la líder conservadora todavía no sabe cómo se gestionará el personal del nuevo hospital, también bautizado como "de pandemias". Así lo afirmó en una entrevista concedida este domingo a Telemadrid, donde además aseguró que ni siquiera es tarea suya responder a la pregunta de quiénes atenderán a los pacientes que allí ingresen. "A un presidente autonómico no se le hacen esas preguntas", señaló.

No obstante, dio una idea: el personal del nuevo centro estará formado por profesionales derivados de diferentes hospitales de la Comunidad de Madrid. "Entiendo, por lo que usted dice, que van a tomar personal sanitario de otros hospitales", repreguntó la presentadora de las noticias del fin de semana, Silvia Intxaurrondo. "Claro", respondió Ayuso, "al hospital de Valdebebas no le va a faltar ni material sanitario ni le va a faltar ningún tipo de personal". El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), confirmó este mismo lunes las palabras de Ayuso.

Sin embargo, la idea no ha gustado ni a la oposición ni a los sindicatos, que criticaron tanto el proyecto en sí mismo como la ocurrencia de dotar de profesionales a la nueva instalación "secuestrando" a sanitarios de otros hospitales de la región, dice Mariano Martín-Maestro, portavoz de CCOO Sanidad Madrid. "No es viable", sentencia Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). "Es dejar negro sobre blanco su irresponsabilidad", añade el diputado socialista en la Asamblea de Madrid José Manuel Freire. "Tenemos un déficit de profesionales que no han sido capaces de cubrir y ahora añadimos este tipo de esperpentos de márketing político", se queja Mónica García, líder de Más Madrid. 

La conservadora, cuya gestión ha sido más que cuestionada durante todos los meses —y ya van ocho— de pandemia, hizo el anuncio en el mes de mayo a través de una entrevista concedida al diario El Mundo. "En otoño habremos levantado un hospital que tendrá mil camas que estarán siempre en funcionamiento, pero que se irán destinando a las epidemias que puedan ir viniendo, del covid o de la gripe, para que no se congestionen los hospitales", dijo. Hacía entonces tres días desde que la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, dimitiera. Lo hizo porque no compartía la decisión de solicitar al Gobierno el paso a la Fase 1 de la desescalada. El escándalo fue tal que Ayuso contrarrestó el golpe con el anuncio estrella del nuevo hospital, una especie de réplica del éxito de Ifema, pero permanente.

El proyecto empezó a concretarse al mes siguiente. El 8 de junio, la presidenta autonómica ya reveló el emplazamiento del que llevará por nombre Hospital Enfermera Isabel Zendal: Valdebebas. Según su propio Ejecutivo, que comparte con Ciudadanos, el proyecto costará 50 millones y tendrá una superficie de casi 40.000 metros cuadrados divididos en tres pabellones, más de un millar de camas, hasta 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada una, 48 camas de unidades de cuidados intensivos (UCI), áreas de diagnóstico por imagen y un laboratorio. Podrá acoger, por tanto, el mismo número de pacientes que un hospital como, por ejemplo, el Gregorio Marañón, que tiene 1.160 camas. En él trabajan, según los datos a 30 de septiembre del portal estadístico del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), 3.490 profesionales de formación universitaria, entre los que se encuentran los médicos especialistas y los enfermeros.

Dos hospitales similares, con una capacidad similar, necesitan un número de profesionales también similar. El problema es que, según llevan tiempo denunciando los propios sanitarios, el servicio sanitario madrileño ya adolece de una infradotación. Por eso encontrar 3.000 trabajadores y trabajadoras se torna una misión bastante complicada. Y sacarlos de otros hospitales, una opción inadecuada. "Plantear que en una situación de hospitales saturados y profesionales exhaustos se van a sacar a 3.000 personas que hacen falta para atender 1.000 camas habla de una gran incompetencia e irresponsabilidad, además de una falta de respeto a la ciudadanía", señala Freire.

Las plantillas ya están "muy ajustadas"

El problema es que los hospitales que ya están abiertos y que lidian diariamente con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus tienen unas plantillas "muy ajustadas", señala Ezquerra. Sacan adelante el trabajo con menos manos de las que deberían, así que la atención sanitaria que podrían ofrecer si algunas de ellas se marchan a Valdebebas dejaría mucho que desear, insiste. "En este momento es inviable hacer eso. Hay plazas de neumología sin cubrir autorizadas a contrataciones y ni siquiera se encuentran neumólogos", dice el secretario general de Amyts, que se pregunta entonces cómo se podría dotar al nuevo hospital de estos especialistas, claves en la lucha contra una enfermedad que ataca, en su forma más grave, a los pulmones.

Martín-Maestro coincide con él y apunta a que "ningún centro sanitario —ni hospitalario ni de atención primaria— puede permitirse el lujo de perder ni un solo profesional". "Muchos de estos centros continúan necesitando los 10.100 profesionales de refuerzo a los que la presidenta prometió contratar. Todavía nos faltan más de 3.000. Si a eso le sumamos la apertura de un nuevo centro sanitario, la necesidad de plantilla se torna abrumadora", denuncia.

"Los hospitales no se pueden permitir esto. Están todos muy por debajo de sus necesidades desde hace muchísimo tiempo. Están soportando una carga elevadísima", añade Julián Ordoñez, secretario de Sanidad en UGT Madrid. "Lo que hay que hacer es contratar", señala, tajante.

Lo cierto es que las plantillas del sector hospitalario del Sermas han ido en aumento desde el pasado mes de mayo, cuando se anunció la construcción de este nuevo hospital. Entonces, el número de trabajadores y trabajadoras de formación universitaria estaba en 32.287 personas, que aumentaron hasta 32.810 al mes siguiente. Ya en julio pasaron a ser 32.959, 43 más que en agosto. A fecha de septiembre de 2020, la atención hospitalaria contaba con 33.089 profesionales de formación universitaria. Son más que hace un año, cuando había 28.708 (4.381 menos), pero insuficientes. Según Ordoñez, en los hospitales que ya están en funcionamiento en la región harían falta, "como mínimo", unas 8.000 o 10.000 personas de todas las categorías. Y eso sin pandemia, "en condiciones normales". "Ahora ese número habría que multiplicarlo por un coeficiente que elimine las incidencias que se producen y que no vamos a poder evitar", lamenta.

La historia es conocida porque ocurrió lo mismo en atención primaria. Ayuso se comprometió a luchar contra el covid-19 contratando a 650 nuevos sanitarios para los centros de salud de la región. En el momento del anuncio, según datos del Sermas, había 4.074 médicos de familia en atención primaria. El último día de agosto, esa cifra se situaba en 4.116. Son apenas 42 profesionales más. Para Ayuso, el problema radica en la falta de médicos en España. Para los profesionales, en la precariedad laboral que existe en la región.

Y también pasó lo mismo con los rastreadores. Tampoco a día de hoy la Comunidad de Madrid ha sido capaz de construir una plantilla de rastreadores acorde a su densidad de población. A mediados de mayo, el vicepresidente Aguado comunicaba la intención del Ejecutivo regional de contratar a 400 técnicos de Salud Pública para identificar contactos estrechos de contagiados con coronavirus. Sin embargo, a finales de julio apenas llegaban a los 182, muy lejos de los 1.200 con los que deberían contar para hacer un seguimiento correcto de acuerdo a los estándares internacionales establecidos por instituciones como la Universidad John Hopkins. Ahora, después de intentar que los números cuadrasen a través de voluntarios o de trabajadores de la sanidad privada, Madrid ha conseguido engordar algo más la plantilla. Según los datos de la Dirección General de Salud Pública, a inicios de septiembre trabajaban ya en la región 560, más los 150 solicitados al Ministerio de Defensa —710 en total—. Hace unas semanas, el consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, hablaba ya de casi un millar. Y prometía tener 1.500 para octubre. Según Martín-Maestro, todavía no han llegado los necesarios.

Todos los números han crecido, pero no se han ajustado ni a los compromisos adoptados por el Gobierno autonómico ni mucho menos, denuncian siempre los profesionales, a lo necesario.

Ifema, el proyecto estrella que ya dejó sin profesionales la atención primaria

Lo que quiere hacer la Comunidad de Madrid tampoco es nuevo. El proyecto del hospital de pandemias tiene otra cosa en común con el hospital "milagro", tal y como lo llegó a calificar Ayuso, de Ifema. Cuando abrió sus puertas tampoco había de dónde sacar personal, así que el Ejecutivo regional decidió echar el cierre de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) y trasladar a sus profesionales a ese macro hospital. El problema es que nunca volvieron. Ni cuando Ifema echó el cierre. Así que los SUAPs siguen cerrados, a pesar de cumplir una labor fundamental. Cuando la atención primaria cierra, ellos abren. Ofrecen un servicio de urgencia desde los centros de salud a quienes la requieran en mitad de la noche, en un fin de semana o en un día festivo. O simplemente, atienden los servicios que la atención primaria programa para cada día cuando esta descansa.

Martín-Maestro teme que esto vuelva a ocurrir. "Ya habíamos insistido en que había que llevar a cabo una planificación de necesidades para ir viendo cómo se iba a dotar el hospital de Valdebebas y ha llegado el día y vemos que se va a secuestrar a profesionales, igual que cuando abrió Ifema, que se hizo con personal de atención primaria", recuerda. "A día de hoy siguen cerrados varios consultorios locales y algunos centros de salud no están al 100%, sino que tienen horarios concentrados porque tienen una necesidad imperiosa de personal", añade.

"Lobby de las constructoras"

Pero no sólo es el personal que atenderá esas más de 1.000 camas. Tanto la oposición como los sindicatos cuestionan el proyecto en sí mismo. Según Freire, por ejemplo, su construcción no es más que "un sinsentido sanitario". "No hay ningún informe que dé razones para construirlo. No han podido poner por escrito el porqué de un hospital de este tipo", critica. Mónica García, líder de Más Madrid, ya lanzó la misma idea en el mes de julio. "La imagen que dan, que es fiel a la realidad, es que ustedes están haciendo de lobby de las constructoras más que haciendo de lobby del bien común", criticó en la Asamblea de Madrid. Ahora, en conversación con infoLibre, sostiene ese discurso. "Es un hospital completamente innecesario, no tiene sustento ni técnico ni epidemiológico y sólo responde a las necesidades de Ayuso de cubrir con ladrillos lo que no ha cubierto en años con profesionales", critica. "Esto es la segunda temporada del hospital de Ifema, que fue un gran plató televisivo. Pero se dejan el pequeño detalle de que los hospitales no son ladrillos, sino profesionales. Te deja estupefacto escuchar a la presidenta decir que lo sacarán de unos hospitales que ya están colapsados y que tienen una carga asistencial por encima de lo normal", añade.

Vanessa Lillo, diputada del Grupo Parlamentario Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie, también se posicionó en la misma línea en conversación con infoLibre: "Nos parece más una operación de ladrillo y propaganda como fue el hospital de Ifema. La cuestión no es tener instalaciones, es dotarla de recursos".

Ordoñez lo comparte. "Esta es la misma filosofía que tiene el PP desde los años 2006 y 2007, cuando inauguraron nuevos hospitales que no supusieron un incremento de camas ni de profesionales, sino un decremento. Lo único que hacen es crear beneficio para las constructoras y negocios privados. No hay más", critica.

Según ha podido comprobar infoLibre, las obras de urbanización del emplazamiento del nuevo hospital han sido adjudicadas a Fatecsa Obras S.A por 3,8 millones. Hay otros dos contratos: el de "proyecto y dirección facultativa" del "módulo B1" y el del "módulo C". El primero ha sido adjudicado a Argola Arquitectos SBL por 415.968 euros y el segundo a Aidhos Aquiec Sao por 454.466. Desde la oposición, no obstante, denuncian lo que denominan "opacidad" en lo contratos, por lo que el PSOE pedirá una comparecencia para conocer exactamente los contratos relacionados con este proyecto. García ya recuerda que Ifema fue "un sumidero de contratos no justificados". Repetir eso ahora, dice, es "sangrante".

Este martes, precisamente, los médicos de toda España, convocados por el Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos médicos (CESM) comienzan una huelga indefinida para pedir al Gobierno una sanidad "de calidad".

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




18 Comentarios
  • Masel Masel 28/10/20 08:54

    ESta individua no ha invertido, sino que se ha gastado nuestros dineros en algo absolutamente innecesario y con lo que pretende degradar todavía más la asistencia sanitaria rn la Comunidad de Madrid.
    Fiscalía ¿no podria hacer algo de oficio?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Androide paranoide Androide paranoide 27/10/20 21:57

    Millones y millones para las constructoras. Luego nos preguntaremos porque pernoctaba gratuitamente en un hotel de alto standing ,durante el confinamiento. Enhorabuena Florentino y cia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Nicasso Nicasso 27/10/20 21:20

    Puestos a ser tan inepto y rango de idiotez, como la Sra. Ayuso, comento a modo de anécdota que vistas las imágenes de estos momentos tan gloriosos como otras 'ayusadas', se me pasó por la cabeza que los gestos de cogerse la cabeza con ambas manos ¿podrían responder a intentar encontrar respuesta a las preguntas, a través, mediante un pinganillo incorporado, en su oído como hacen en Tv, como copiones en algunos exámenes,...? O sea, controlada, manipulada, marionetada, desde otro lugar y que en ese momento algo ocurrió, interceptó la frecuencia,...Pro, sólo es una ocurrencia; ella sóla se basta, digo yo. Pero fueron unos gestos raros,raros, raros...pero también debo de ser raro, digo yo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Isabelle006# Isabelle006# 28/10/20 00:58

      Estoy segura de que en ese momento le soplaban las respuestas, podría ser el secretario Rodríguez ese elemento su gurú en comunicación. Cuando se apretaba los oídos con las palmas de la mano, balbuciente y desorientada, es que no tenía ni el más mínimo atisbo de conocimiento de la situación. La entrevistadora, magnífica, se la tragó en dos bocanadas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

  • Javipas Javipas 27/10/20 20:04

    A mayor gloria para esta demente y su cohorte.... somos el hazmerreír de como mínimo Europa, gracias a estos patriotas de banderita.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Petín 1 Petín 1 27/10/20 19:33

    Ifema no pudo atender a más de 1.000 enfermos leves y alguno grave, pocos, por no tener personal especializado, y había sido montado para atender a 5.000, acabó siendo un fraude con contrataciones y gastos abusivos de mantenimiento, alimentación, transporte de materiales, etc.

    Primero fue el desmantelamiento de la Asistencia primaria para acudir a la atención del Ifema y sus 1.000 enfermos leves y ahora se desmantelan los hospitales, que ya están escasos de personal, para atender a un hospital que no hace falta.

    Ayuso ha dicho “Hospital o Sanitarios, ambas cosas no se puede” y escoge hospital sin Sanitarios.
    Teniendo hospital y no teniendo quién lo atienda, la gente se muere en sus casas.

    Si tenemos Sanitarios, aunque no tengamos hospital, nos atienden en las casas.

    Esta mujer ha llegado al cénit de la tontuna, no se puede ser más.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • GRINGO GRINGO 27/10/20 18:08

    Y, si no hay médicos ni personal sanitario, que más da.

    No sería la primera vez que se construye sin pies ni cabeza, les suena La Ciudad de la Justicia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Maritornes Maritornes 27/10/20 16:29

    Han elegido un mal nombre para est€ ho$pital, si yo fuera familia de I. Zendal les pondría una demanda.
    Quedaría mejor llamarlo Hospital "San Martín", que fue ese santo que cortó su capa en dos mitades para darle una a un mendigo. No es exactamente desvestir un santo para vestir otro, sino dejar dos medio desnudos, que para el caso vale igual.
    Parece que al final ni el santo ni el mendigo murieron de hipotermia (ese es el milagro, creo), así que este nombre podría hasta traer suerte. Y anda que no la vamos a necesitar.

    PS: ¿Dónde habrán ido a parar los 1.500 millones aquellos? Si es que con tanto lío se le pasa a una todo, no son cosas que lleven las presidentas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Chuchi1 Chuchi1 27/10/20 11:13

    No encuentro el agujero donde introduce la mano el ventrílocuo que mueve esos ojitos y boquita.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Cocinera Cocinera 27/10/20 09:51

    Tras esta entrevista en un medio afín, porque fue en TeleMadrid, de vergüenza ajena absoluta, el que sus socios de gobierno y colaboradores como consejeros o asesores continúen en la Puerta del Sol junto a semejante ser, indica muy a las claras su catadura moral y ética: Inexistente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • LuisM7 LuisM7 27/10/20 09:29

    Viendo la entrevista de Silvia Intxaurrondo a Isabelita Ayuso (enhorabuena a Silvia, veremos lo que tardan en cargársela) uno no puede por menos que hacer la siguiente reflexión: Se puede ser técnicamente solvente y políticamente insolvente, se puede ser políticamente solvente y técnicamente insolvente, pero lo de este zote, es para echarse a llorar. Que no tiene ni puta idea era ya un hecho incontestable, pero que además no tenga ni siquiera aptitudes políticas para salir airosa de una pregunta absolutamente lógica (salvo que te haga la entrevista un pagado del partido, Herrera por ejemplo) es como para que la "doblen" cada vez que habla en público. Yo me imagino a sus compañeros de partido (alguno que no sea un creyente acrítico) tapándose la cara con las manos, viendo como una y otra vez esta nulidad intelectual les deja en un ridículo tan enorme. Señora Ayuso, recuerde 2 +2 son 4. ¿Díganos de donde salen los que deberían ser nuevos sanitarios para su proyecto de autobombo? ¡Inútil! Lo que usted dice que será el hospital envidia del mundo, es un monumento a su inutilidad y una vergüenza (otra mas) para los españoles que continuamente vemos la desastrosa gestión sanitaria y económica que hacen los ultraliberales de su partido y similares! Los hospitales sin personal de Aguirre (su mentora) son como las rotondas innecesarias de otros. ¡Inútil! ¡Váyase Sra. Ayuso, váyase!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    20

    • Petín 1 Petín 1 27/10/20 19:38

      Esta mujer es técnica y políticamente insolvente.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3



Lo más...
 
Opinión