A debatir

¿Qué le pasa a Podemos?

Desde hace algún tiempo, Podemos aparece algo desdibujado en la escena política. Entre las elecciones europeas de 2014 y las elecciones generales de 2015 Podemos se hizo con casi todo el protagonismo político. Su rápido crecimiento causó asombro y en algunos momentos dio la impresión de que podía convertirse en la principal fuerza de cambio en España. Además, consiguió dominar los temas del debate público y todos nos pusimos a hablar, ya fuera a favor o en contra, del “régimen del 78”, las “puertas giratorias”, la “casta”, la corrupción de los partidos tradicionales y hasta de “significantes vacíos” y “núcleo irradiador”. Mucha gente, sobre todo joven, que veía su futuro bloqueado y de color negro en la España de la crisis, apoyó a Podemos con la esperanza de que hubiera un cambio profundo en España.

Los resultados de 2015 fueron excelentes para un partido nuevo como Podemos, pero insuficientes para forzar un cambio. Podemos cometió errores claros en sus negociaciones con el PSOE para formar gobierno (como también los cometió el PSOE, por supuesto) y el liderazgo de Iglesias comenzó a sufrir. En las elecciones de junio de 2016 no hubo el sorpasso esperado y se enfriaron las expectativas de un crecimiento sostenido.

Desde entonces, las encuestas indican  que Podemos ha ido perdiendo paulatinamente una parte de sus apoyos y que la ventaja del PSOE va consolidándose y agrandándose, hasta el punto de que algunas personas ya se imaginan que Podemos acabará siendo una especie de Izquierda Unida reforzada.

La pregunta que quiero plantear hoy a los lectores de infoLibre gira en torno a los factores que podrían explicar el desgaste de Podemos. Los analistas han apuntado varias hipótesis, que quizá pueden resumirse en tres. En primer lugar, el hiperliderazgo de Pablo Iglesias, su agresividad hacia las demás fuerzas políticas y sus bandazos ideológicos (proclamándose un día próximo a la socialdemocracia y otro enfrente de ella) habrían hecho de Podemos una formación antipática cuyos mensajes solo comparten los seguidores más fieles. De acuerdo con algunos analistas, la equivocación fatal de Podemos habría sido la decisión de Iglesias de no investir a Pedro Sánchez presidente en la primavera de 2016. Al haber frustrado las ansias de cambio (por buenas que fueran las razones de Iglesias para rechazar el pacto de gobierno firmado por PSOE-Ciudadanos), el electorado habría entendido que Podemos bloqueaba la alternancia después de cuatro años de gobierno de Rajoy catastróficos para el país.

En segundo lugar, se apunta a los problemas internos. Tras Vistaelegre II, Podemos perdió frescura, espontaneidad y audacia. Se purgó a los miembros de la facción disidente, Iglesias se rodeó de fieles y el partido entró en una fase introspectiva. Al cerrarse el partido hacia el exterior, el impulso originario del 15M se habría diluido. El partido se volvió vertical, se consolidaron las estructuras de poder organizativo, se debilitó el debate interno y se dejó de lado todo lo positivo que tenía Podemos en sus inicios como portavoz de demandas populares.

En tercer lugar, se atribuye el problema a la indefinición y ambigüedad de Podemos con respecto al conflicto catalán. Unos dicen que se ha quedado en terreno de nadie, mientras que otros piensan que se ha situado más próximo al independentismo catalán que al Estado de derecho español. Desde este punto de vista, la propuesta de un referéndum pactado puede ser democráticamente irreprochable, pero no sirve para resolver la crisis catalana una vez que el Govern de Puidgemont se instaló en la desobediencia constitucional. En el choque entre las autoridades españolas y las catalanas, Podemos se ha limitado a apelar a bellas palabras (diálogo, negociación) que no sirven para resolver el problema planteado.

He presentado estos tres factores para arrancar el debate, pero supongo que habrá otros  muchos. Espero con gran interés sus opiniones y argumentos. ¿Qué piensan ustedes sobre los problemas de Podemos?

Podemos se atasca en la crisis catalana: ¿riesgo de declive o desajuste pasajero?

Podemos se atasca en la crisis catalana: ¿riesgo de declive o desajuste pasajero?

Más sobre este tema
stats