Muy fan de...

Muy fan de la semana 'for me', 'for me', formidable...

Ha muerto Charles Aznavour. En teoría, no deberíamos decir aquello de “demasiado pronto” porque tenía 94 años, pero los que lo admirábamos sentimos que no tocaba que se marchara, todavía no. Nunca hay una buena edad para morir si alguien te va a echar de menos y a él muchos lo extrañamos ya.

Cuando muere quien ha puesto música a tantas vidas, aquel que ha contado con sus canciones nuestras historias, su voz suena de nuevo. Muchos volvimos esta semana a recordar sus letras, a tararear sus melodías. Mi semana sonó a Aznavour, tanto es así que podría resumirla con los títulos de sus canciones en español.

Buen aniversario

El lunes se cumplió un año del 1-O. Un año del referéndum ilegal que inició un nuevo camino empedrado que nunca termina…

Torra, harto tal vez de su papel del figurante que acompaña a la estrella fugada, decidió salir a escena a darlo todo.

Yo te daré calor

Y para dar calor a una fecha tan señalada, se dirigió a los CDR –que ya habían amanecido calentitos cortando el paso a la vida diaria– y les dijo ardoroso: “Apretad, hacéis bien en apretar”.

Y yo en mi rincón

Y en un asombroso alarde de desdoblamiento de personalidad, el mismo que animó a apretar, envió a los Mossos para que aflojaran el apretón.

Él, a salvo en su rincón, solo se llevó un abucheo, las bofetadas se las llevaron los que pisan las calles. Pero los reproches de los que le pedían desobediencia, debieron de escocerle en las zonas más sensibles.

Y por tanto

Y, por tanto, dio una patada hacia delante, así que en el discurso del debate de política general en el Parlament, lanzó un ultimátum al gobierno: “O hay propuesta de referéndum antes de noviembre, o los Presupuestos os los van a apoyar Andy y Lucas”.

Isabel

Y allá que fue Isabel Celaá a responder rapidito. El inicio fue un poco confuso: “Bienvenidos a esta rueda de prensa en mitad de una tarde de verano”, –confusión que respondía, con casi toda seguridad, a una tarde otoñal bastante calenTorra con el mensaje del president–, pero la respuesta fue clara: “Autogobierno y no independencia, convivencia y no independencia. Este gobierno no acepta ultimatums”. Venga, hasta luego.

Un día después, ya saben, Quim envió una carta pidiendo diálogo y supimos de otra carta que había sido enviada el 26 de septiembre con copia a Trump, al papa y a otros líderes mundiales, solo le faltó Bono… el de U2.

Ayer, de nuevo, Torra volvió con la turra del ultimátum y alardeó de poderío: “Hemos puesto fecha de caducidad a este gobierno”.

Apaga la luz

Entretanto, el paisanaje apaga luces y enciende velas, no solo por la paz, es que el subidón del recibo da calambre.

Y, si uno decidiera quitarse la vida abriendo el gas, que a veces tenemos ganas, tendría que pedir un crédito, porque el gas sube más que los globos de ídem. Nos cortamos como nunca y pagamos como siempre. Los consumidores se consumen.

Camarada 

Si al menos tuviéramos medallas para empeñar, como el camarada Villarejo… El Cigala de la policía va hasta arriba de oro con tanta condecoración. Y además son de las rojas, las que tienen premio.

Sumamos a su medallero olímpico la que conocimos esta semana, otorgada en 2014 por la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz.

Seguramente el comisario ejemplar celebraba cada medalla cantando por sevillanas:

“Yo me pongo mi sombrero, me po, me pongo mi sombrero –gorra en su caso– me cue, me cuelgo la medalla…”.

Tus 16 años

La guinda erótica de la semana la puso el concejal de Ciudadanos en Alcañiz, Joaquín Galindo, quien para defender la causa concertada en la educación dijo aquello de:

“Nunca me ha excitado más mi mujer que con la faldita de las Anas, fíjese si me gustan los uniformes de las monjas”.

Si eso no es un argumento de peso para el debate educativo que venga Dios y lo vea…

Cuando no puedas más

Y, cuando el paisanaje no puede más de problemas diarios, ahora que sube burbujeante el precio de la vivienda comprada o de alquiler, el dictador que nos puso a vivir en blanco y negro –el caudillo que ganó la guerra para la concejala del PP, Begoña García– busca piso en Madrid.

A punto de salir del Valle de los Caídos, el valle de lágrimas de los que aún lloran su muerte, su familia quiere organizar una Rave cañón para celebrar el franco entierro en la catedral de la Almudena.

Y del padre de una familia francamente original…

For me, for me, formidable

…al padre del milagro económico.

El tocador de la campanita ha recibido su primera condena en firme por las black y con él otros sesenta y cuatro, en la lista black hay variedad de siglas: PP, PSOE, IU, CCOO, UGT, CEOE, eso es consenso y lo demás tonterías.

Rato y compañía borraron el oso de la tarjeta black de tanto pasarla, se gastaron alegremente el dinero de la caja que rescataron los mismos que no pueden pagar la luz y el gas. Qué simpáticos los condenados…

De aquel exvicepresidente que pudo ser presidente, dijo Aznar un día:“Rodrigo Rato fue un político formidable y fue un presidente del gobierno formidable”. Le faltó el “for me, for me” de su casi homónimo Aznavour.

Venecia sin ti 

Qué tristes algunas noticias y qué triste Venecia sin ti, qué triste España, qué triste Francia, qué triste y sola está la música sin tu presencia.

Sin que sirva de precedente, hoy me quito la ironía y me declaro muy fan de tus canciones formidables. Muy fan.

La pandemia electoral

La pandemia electoral

Más sobre este tema
stats