Plaza Pública

Cuando se nos quebró la salud

María José Sánchez Rubio

La salud es un derecho que tiene valor en sí mismo. Así lo entendemos en el Partido Socialista. Un derecho que ha costado mucho esfuerzo hacer accesible a la totalidad de las personas que viven en nuestro país. Décadas de construcción de un Sistema Nacional de Salud de carácter universal y público, del que fue referente un Gobierno socialista siendo ministro Ernest Lluch. Un sistema que se está desmontando y mercantilizando con la llegada al Gobierno del Partido Popular.

Al albur de la crisis, la derecha ha convertido nuestro sistema público de salud en un sistema de aseguramiento. Y lo ha hecho a través de real decreto 16/2012, que quiebra la universalidad de nuestro sistema publico de salud, dejando fuera de cobertura a cientos de miles de personas en nuestro país y estableciendo barreras de acceso como es el sistema de copagos, que establece un modelo injusto de sanidad en el que el acceso está limitado a aquellos que puedan financiárselo.

En esta situación, las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, Andalucía y Asturias, hemos mantenido la universalidad del sistema y la cartera de servicios, y no hemos aplicado los copagos en el ámbito hospitalario, garantizando un sistema igualitario donde todas las personas tengan el mismo derecho en el acceso a los tratamientos y a los servicios

Ante esta quiebra del sistema publico de salud provocada por las decisiones del Gobierno del Partido Popular, nuestro compromiso es revertir esta realidad y adoptar las medidas que eviten que el futuro se desmonte nuestro Sistema Nacional de Salud, para lo que blindaremos el sistema constitucionalmente como un derecho fundamental, promoviendo una nueva Ley de Sanidad que permita la cobertura publica universal y gratuita en la asistencia sanitaria. Con una financiación adecuada y sostenible, para lo que estableceremos que se destine a la sanidad un porcentaje estable de financiación de, al menos, el 6,5% del PIB. Esta medida estatal se complementará a nivel autonómico, y allí donde gobernemos aprobaremos una Ley de Sostenibilidad del Sistema Público de Salud que garantice su financiación.

La equidad en el acceso a los tratamientos también es una prioridad para el Partido Socialista, y para ello restableceremos la cartera común de prestaciones y servicios sanitarios, derogando la decisión injusta de excluir medicamentos de la cobertura pública, que aprobó el PP, y eliminando los copagos, que tanto daño están haciendo a las familias españolas.

Queremos un modelo sanitario transparente, con indicadores clave para conocer parámetros como los tiempos de espera. Una sanidad que evalúe el impacto en salud de todas las políticas y que cuente con una atención primaria fuerte y que atienda de manera particular a la cronicidad. Una sanidad en la que, en definitiva, la iniciativa pública lidere el sistema y que cuente con una nueva gestión en la que los profesionales se sientan reconocidos y respaldados, dotándolos de los medios para promover la investigación biomédica y la excelencia como un elemento importante del sistema sanitario.

En sanidad tampoco somos iguales allí donde gobernamos, y donde gobernemos. Los socialistas garantizamos la sanidad como un derecho irrenunciable y como una de las bases fundamentales de la igualdad entre las personas y los territorios.

———————————————————————————

*María José Sánchez Rubio es secretaria de Sanidad de la ejecutiva federal del PSOE y consejera en funciones de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucíasecretaria de Sanidadconsejera en funciones de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía

El gasto en Educación y Sanidad cae más de un 20% desde el inicio de la crisis

El gasto en Educación y Sanidad cae más de un 20% desde el inicio de la crisis

Más sobre este tema
stats