Plaza Pública

Kamala, España y el Plan Centroamérica

Pedro Sánchez con Joe Biden durante una reunión de la OTAN en Bruselas.

El presidente Pedro Sanchez ofreció una conferencia de prensa conjunta en Bruselas con el secretario general de la OTAN, el ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg, tras finalizar la Cumbre de la Alianza Atlántica. España ha obtenido un resonante éxito diplomático al ser designada como anfitriona de la próxima Cumbre en 2022 a la que acudirán los jefes de Estado y de Gobierno de los 30 países miembros de la Alianza Atlántica. En la multitudinaria rueda de prensa —celebrada en la sede central de la OTAN en la capital belga— el presidente Sánchez destacó a Centroamérica entre los principales temas abordados en su encuentro, que había generado gran expectación, con el nuevo presidente de EEUU Joe Biden.

La Cumbre España-Centroamérica y el evento paralelo sobre migración —ambos celebrados este 10 de junio en Costa Rica— han contribuido a materializar esta conversación entre los líderes de España y EEUU. La vicepresidenta Kamala Harris, estrella ascendente en EEUU y responsable del "Plan Centroamérica", así como el jefe de Gabinete del presidente Biden en la Casa Blanca, el abogado Ron Klain —casado con Mónica Medina, su compañera de estudios en Georgetown y de ascendencia hispana— han sido citados tanto desde el Palacio de La Moncloa como del Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio español de Exteriores, entre los facilitadores de este contacto inicial en Bruselas. Un encuentro ante las cámaras que, como aclaró la Casa Blanca, había sido precedido de una conversación en la plenaria a puerta cerrada de la Cumbre de la OTAN. En este espacio previo el presidente Sánchez, al igual que el presidente búlgaro Rumen Radev o el primer ministro portugués Antonio Costa, ha mantenido su primera conversación con Biden.

Centroamérica es, como en la compleja década de los ochenta, de nuevo una prioridad para EEUU. The Washington Post y The New York Times, entre otros medios, han publicado amplios análisis donde coinciden en que el Partido Demócrata se juega en la recuperación económica tras el covid-19 y en la cuestión migratoria buena parte de su actual mandato en la Casa Blanca. El Partido Republicano, totalmente entregado a las tesis anti-inmigración de Trump, está centrando su crítica a Biden en la situación en la frontera sur de EEUU y el supuesto "efecto llamada" de las nuevas —más moderadas— políticas demócratas. Kamala Harris, la vicepresidenta afrodescendiente e hija de migrantes, ha sido designada por el presidente Biden para coordinar el "Plan Centroamérica" 4.000 millones de dólares— destinado a contener la creciente migración de la región promoviendo el desarrollo y la seguridad. En este contexto, la Cumbre España-Sistema de Integración Centroamericana, celebrada en San José —la capital de Costa Rica— con la asistencia de los líderes de gobiernos e instituciones, ha escenificado el retorno de España. Tras los sangrientos conflictos vividos en Centroamérica en el marco de la Guerra Fría entre EEUU y la URSS desde España y el Grupo de Contadora —creado en Panamá a impulso del recordado expresidente Arístides Royo en la isla homónima —se construyeron espacios de diálogo que posibilitaron los acuerdos de pacificación en la región.

España —de cuya independencia en 1821 se celebra el bicentenario— es nuevamente uno de los principales socios e inversores en Centroamérica. La asistencia a una Cumbre regional del presidente Sánchez, como invitado de honor y aliado estratégico, fue planteada en 2019 a iniciativa del vicepresidente de El Salvador Félix Ulloa. Las elecciones generales en 2019 y la epidemia de covid-19 en 2020 postergaron esta Cumbre reunida final —y exitosamente— este 2021 en Costa Rica. En la mañana previa a la Cumbre se celebró en el Hotel Intercontinental un evento sobre migración presidido por España con líderes regionales y ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados. Destacó la (nada casual) presencia de una delegación de Estados Unidos encabezada por Victoria Nuland, subsecretaria de Estado de EEUU. El "Marco de Integración Regional de Protección y Soluciones", bajo la presidencia española este 2021, escenificó en San José la nueva sintonía entre Washington y Madrid. Fueron comprometidos más de 110 millones de dólares —6,3 millones es la aportación española— para las personas desplazadas en Centroamérica. Este clima de cooperación entre EEUU y España tras la frialdad durante la administración Trump no ha pasado desapercibido en la región.

La presidenta del Parlamento Centroamericano, la exfiscal hondureña Fanny Salinas, en una declaración institucional a la Cumbre, felicitó a la vicepresidenta de EEUU Kamala Harris por el "Plan Centroamérica" y —con el apoyo de varios gobiernos e instituciones— planteó incorporar a España a esta iniciativa. El Parlamento Centroamericano, próximo a la nueva administración demócrata, salía así en defensa pública de la vicepresidenta Harris —criticada en EEUU tras sus palabras en Guatemala: "No vengan"— así como reforzaba de paso al presidente Sánchez ante la Casa Blanca.

La idea de sumar a Madrid al "Plan Centroamérica" tiene un precedente. México y los países centroamericanos reunidos en 2001 en San Salvador aprobaron una estrategia de cooperación regional: el "Plan Puebla Panamá". EEUU, inmerso en Afghanistán e Irak, no le prestó especial atención y tanto China como Rusia —actores con creciente relevancia hoy— no contaban con presencia significativa en Centroamérica. España, en particular con el presidente José Luis Rodriguez Zapatero y su ministro de Exteriores Miguel Angel Moratinos, supo ver esa ventana de oportunidad y se posicionó como el principal socio extranjero del proyecto incorporándose además en 2005 al BCIE, el banco intergubernamental de desarrollo del área.

España obtuvo enormes retornos políticos y económicos del "Plan Puebla Panamá". La red eléctrica regional (SIEPAC) y la ampliación del Canal de Panamá fueron encomendadas, entre otras tareas, a empresas españolas. Ambos retos, de extrema complejidad técnica y gran calado financiero, fueron concluidos felizmente expandiendo el prestigio de España en América Latina y en EEUU. La Casa Blanca en su "Plan Centroamérica" —en seguimiento al "Plan Puebla Panamá"— califica a SIEPAC como un modelo de éxito y propone duplicar su capacidad. La ampliación del Canal está permitiendo a Panamá, con el actual presidente Nito Cortizo, descendiente de españoles, absorber el fuerte incremento de los tráficos marítimos internacionales.

La inclusión en el "Plan Centroamérica", que la vicepresidenta Harris está exponiendo en la Casa Blanca en reuniones con líderes gubernamentales, empresariales y sociales de los países del área, abriría las puertas a las empresas españolas no solo a Centroamérica sino también a EEUU. La estrategia demócrata de inversiones públicas por 1,2 billones de dólares en infraestructuras en EEUU —ratificada por Biden en la reunión del G7 en Cornualles— es un campo de oportunidades para las empresas españolas. Una de las mejores cartas de presentación en Washington para las empresas españolas será participar en el A Call to Action in Central America,A Call to Action in Central America el programa para el sector privado formulado por la vicepresidenta Harris. Este programa, encardinado en el "Plan Centroamérica", está orientado a la dinamización y reconstrucción del área—devastada por los huracanes "Eta" e "Iota" en 2019— y es un ámbito ideal donde mostrar sus credenciales técnicas de cara a los futuros proyectos de infraestructuras en EEUU.

El presidente Sánchez será el anfitrión en 2022 en Madrid del presidente Biden. En la previsible reunión entre ambos líderes de EEUU y España en el Palacio de La Moncloa, como el protocolo dicta en una Cumbre Internacional, sin duda la situación de la migración desde Centroamérica trascendental para la Casa Blanca volverá a estar presente en las conversaciones. Centroamérica es un territorio estratégico en la escena internacional donde reforzar la relación entre España —la 4ª economía de la UE y la 12ª del planeta— y la nueva administración demócrata en EEUU.

____________________

David Balsa es presidente de la Conferencia Eurocentroamericana

OpenLux y corrupción: más de lo mismo

OpenLux y corrupción: más de lo mismo

Más sobre este tema
stats