Plaza Pública

Necesitamos respirar ciencia y tranquilidad

Una mujer trabajando en un laboratorio científico

Javier Alfonso Cendón

Considero la justicia y la igualdad acciones indispensables como base de cualquier trabajo bien hecho. Creo que, de forma general, también a los dirigentes políticos nos ayuda una visión clara, ordenada y sintetizada de las cosas, de la norma que debe regir la toma de las decisiones más adecuadas para estar a la altura de las necesidades y exigencias de nuestro país. Son valores que se estudian en primero de ciudadanía.

Por poner un ejemplo directo, sirva el fenómeno viral de la gurú japonesa del orden Marie Kondo, quien sostiene que siempre debes ordenar por categorías y no por lugares, localizando y vaciando todos los espacios donde guardas el elemento en cuestión. Y es práctico extrapolar el modelo a todos los ámbitos de la vida, ¿lo han pensado? Según, la Sra. Kondo esta es la manera de ver su volumen real y descubrir lo repetido, anticuado y, especialmente, lo olvidado.

Hoy quiero llevar esta pauta, salvando las distancias, pero estrechando también el camino entre Ejecutivo y sociedad, hasta la espinosa tarea de modernizar España, de alcanzar una recuperación justa, inclusiva y real. Tal es el caso de la Ciencia. Es sencillo, todos compartimos la importancia primordial que tiene este sector para conseguir nuestro objetivo. Sin dejar cabos sueltos, buscando, examinando y ordenando para garantizar todos los recursos necesarios sin importar la geografía, repartiendo para alcanzar, permítanme la comparación, la armonía que promete Kondo. ¿Quién no anhela un país donde se respire tranquilidad? Una tranquilidad que, en un porcentaje muy elevado, viene garantizada por la calidad científica del territorio.

Y, por eso, las reformas e inversiones destinadas al Ministerio de Ciencia e Innovación tienen un peso verdaderamente importante en los Presupuestos Generales del Estado de 2021. Un esfuerzo histórico que nos sitúa en el camino correcto, pero que debemos consolidar con un Pacto por la Ciencia y la Innovación robusto, con una carrera científica a la altura del esfuerzo de nuestras investigadoras e investigadores, a quienes necesitamos otorgar más y mejores plazas postdoctorales.

Sabemos de lo que somos capaces, disponemos de la materia prima, está localizada, y por ello el siguiente paso es la proyección: España necesita un fortalecimiento de las capacidades que nos vuelvan más competitivos. Pero esto, al Gobierno tampoco se le ha escapado, al contrario, ha subrayado la necesidad de consolidar su peso estratégico: la I+D+i en el Plan de Recuperación tiene un valor cinco veces superior que en los escuálidos Presupuestos Generales del Estado que aprobó la derecha en 2018, un 4,86% frente a un escaso 0,87%.

Es decir, en total, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con fondos de la UE, ha permitido aumentar el presupuesto del Ministerio un 60%, alcanzando los 3.380 millones de euros. Una cantidad orientada a servir beneficios a la sociedad y al medio ambiente, al crecimiento económico con un impacto duradero y de calidad.

En este sentido, el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ya ha presentado los recursos, que se dividen en nueve bloques de inversiones, con varias reformas del Sistema Español de Ciencia, la Tecnología y la Innovación (SECTI), y con objetivos centrados en mejorar la eficacia, la coordinación y la gobernanza del Sistema, y en aumentar significativamente la inversión en I+D+i en sectores estratégicos, con más recursos que refuercen la colaboración y la coordinación entre los distintos agentes y entre estos y el sector privado.

España fomentará la coordinación de las capacidades autonómicas en investigación, desarrollo e innovación impulsando áreas donde se hayan demostrado fortalezas nacionales, a través de los Planes Complementarios con las comunidades autónomas, una herramienta que contempla tanto la modificación de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, como la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Pero la pieza clave que conectará sociedad y comunidad científica, donde de verdad podremos ver ese avance hacia la sostenibilidad y la eficiencia, se materializará a la hora de favorecer la transferencia de conocimiento al mercado y a la sociedad, en una nueva carrera científica actualizada, fortalecida y vanguardista que responda a las exigencias vigentes en salud, medio ambiente, cambio climático y energía.

Lamentablemente, la estrecha mentalidad de una derecha anclada en políticas que daban la espalda a lo social se olvidó durante años de cuestiones vitales en el fondo de los cajones, no aireó armarios con asuntos europeístas ni puso orden en argumentos y soluciones que podían haber mejorado nuestra posición en la escala hacia el éxito científico como país. Pero, al contrario, el actual Gobierno está haciendo inventario, organizando, consultando, optando y repartiendo de forma equitativa e inclusiva los recursos que en un mañana nos brindarán la oportunidad de recoger los mejores frutos.

No podemos negar este impulso transcendental a la disciplina de la prospectiva en España a lo largo de esta legislatura, que desde el Gobierno ya se orquesta gracias al equipo del Gabinete de la Presidencia, y con la vista fijada en 2050. El presidente Pedro Sánchez presentó el pasado jueves la estrategia nacional a largo plazo España 2050, en la que han colaborado académicos de más de 30 universidades y que firman un centenar de autores, porque ya saben que el éxito está en la pluralidad, en el trabajo en equipo.

Una estrategia que también tiene presente el incentivo necesario de la I+D privada para que, junto con el impulso a la I+D pública, nos aproximemos en 2030 al objetivo del 3% del PIB, tal y como reza uno de sus principales objetivos. No hay vuelta atrás, estoy seguro de que España se convertirá en un referente europeo en este campo, con la consciencia y la necesidad del largo plazo, el tiempo que nos permitirá alcanzar un futuro distante, pero que cada vez está más cerca.

_________________

Javier Alfonso Cendón es diputado por León y portavoz de Ciencia del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados.

Desde un lejano enero de 2020

Desde un lejano enero de 2020

Más sobre este tema
stats