LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

El patrimonio del expresidente madrileño

15 datos que ponen en duda la versión de González sobre la compra de su ático

Vista de la urbanización Alhambra del Golf 3 en Guadalmina Baja en Estepona, donde se encuentra el ático de Ignacio González.

La titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 5 de Estepona (Málaga), Isabel Conejo, tendrá que decidir en los próximos días si llama a declarar como investigados (imputados) al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González; a su mujer, Lourdes Cavero, y al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, como presuntos autores de los delitos de blanqueo de capitales y cohecho.

La petición de estas imputaciones procede de la Fiscalía Anticorrupción, que en un escrito dirigido a la magistrada, al que ha tenido acceso infoLibre, reclama la comparecencia del expresidente, su mujer y Cerezo "a raíz de las últimas comprobaciones efectuadas, relacionadas con las grabaciones de ciertas conversaciones aportadas a la causa", explica el fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero, quien destaca que a González "se le atribuyen hechos que, de ser ciertos, podrían integrar delitos de cohecho y de blanqueo de capitales, en los que también resultaría afectada su esposa Lourdes Cavero Mestre".

De esta forma el caso del ático de González, que fue denunciado en octubre de 2012 por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) –que hace apenas unos meses renunció a ser acusación popular en favor del colectivo de extrabajadores despedidos en el ERE de TelemadridERE de Telemadrid– sale del aletargamiento en el que se encontraba, ya que pese a haber transcurrido cuatro años las comisiones rogatorias no han logrado aportar datos de interés al Juzgado de Estepona.

En este caso existen al menos 15 incógnitas que ponen en duda la versión oficial ofrecida por Ignacio González: que el ático lo adquirió en 2008 la empresa Coast Investors, que él y su mujer se lo alquilaron a dicha empresa administrada por un testaferro profesional, y que finalmente lo adquirieron en 2012. La Justicia investiga si, en realidad, el inmueble es propiedad de González desde 2008 y lo recibió como soborno a cambio de una adjudicación. Estas son las principales incógnitas:

  1. Cavero visitó el ático dos veces cuando estaba en venta

Ignacio González tendrá que explicar, si la jueza le imputa, el motivo por el que su mujer, Lourdes Cavero, visitó al menos en dos ocasiones el dúplex de lujo mientras estaba en venta en 2008, según reconoció la vendedora del inmueble en el Juzgado. La entonces pareja del propietario del inmueble, Karen A.G., aseguró que la vivienda estaba a la venta por un precio de 1.300.000 euros.

Al final el ático se vendió a la sociedad opaca Coast Investors, radicada en el estado de Delaware (EEUU), oficialmente por 770.000 euros. En concreto se realizaron dos transferencias: una de 650.000 euros y otra de 100.000 euros. Esta empresa permaneció inactiva hasta que el diario El Mundo publicó el caso. Y justo después de que se produjera la operación de compraventa el 19 de marzo de 2008, la casa fue alquilada a González y a Cavero.

Según el informe policial aportado por el comisario José Manuel Villarejo, el matrimonio acudió al inmueble, situado en la confluencia de los municipios malagueños de Estepona y Marbella, justo después del polémico viaje a Colombia, en el que el expresidente madrileño fue espiado.

En el mencionado tour al país sudamericano también participó un directivo de Martinsa, cuyo propietario, Fernando Martín, está imputado en el caso Gürtel por el presunto pago de 25 millones en el mayor pelotazo del casomayor pelotazo: en Arganda del Rey en favor de Martinsa.

El comisario José Manuel Villarejo, que fue el encargado de coordinar la investigación, aseguró en su nota –aportada el pasado 1 de febrero al Juzgado de Estepona– que un confidente de la Policía Judicial le advirtió que el político madrileño habría recibido una comisión de dos millones de euros a cambio de facilitar la mencionada operación urbanística de Arganda del Rey, por la que Martinsa podía haber obtenido unos beneficios brutos de 500 millones, según un testigo de 500 millonesGürtel.   

  2. El testaferro compró el dúplex sin verlo y por teléfono desde EEUU

Uno de los puntos más sorprendentes del sumario es que el presunto testaferro de la compraventa del terreno, el ciudadano mexicano Rudy Valner, aseguró haber comprado el inmueble al empresario vasco Pedro Javier Villate sin haberlo visto. Según su testimonio, adquirió la vivienda de lujo por teléfono desde Estados Unidos.

Rudy Valner, un testaferro profesional, sostiene que acudió a España para firmar la compraventa con el propietario del ático. Y apenas unos días después, siempre según el relato del testaferro, Lourdes Cavero se puso en contacto con la firma para alquilar el ático, que había sido puesto en alquiler en la prensa local. Valner aseguró que nunca llegó a contactar con Ignacio González hasta que el expresidente madrileño adquirió, en diciembre de 2012, oficialmente el dúplex de lujo. 

  3. un argentino socio y "conocido" de Cerezo

En su declaración como testigo por escrito desde Estados Unidos, Rudy Valner aseguró que el auténtico dueño de Coast Investors, la empresa que compró el ático en 2008, era en realidad el empresario argentino del mundo del cine Luis Osvaldo Repetto. infoLibre se puso en contacto en julio del año pasado con este cineasta, quien confirmó que había sido socio y que era "conocido" del presidente del Atlético de Madrid Enrique Cerezo.

La asociación de extrabajadores de Telemadrid denunció que el ático de Estepona podría ser una dádiva recibida por González a cambio de un supuesto trato de favor de Telemadrid a las empresas de Cerezo.

Por eso cobra importancia el testimonio de Repetto a este diario, en el que reconocía sus vinculaciones con Cerezo: "Tuve un ático, pero ahora ya no", explicó este empresario argentino, que al ser preguntado por este diario sobre si había sido propietario con la empresa Coast Investors, respondió con un escueto "sí", para añadir: "Eso se vendió y ya se fue...". No obstante, Repetto negó haberse relacionado con Ignacio González y su mujer.

A la pregunta de si conocía a Cerezo, este productor argentino respondió: "Sí, claro", refiriéndose al presidente del Atlético de Madrid como "conocido". Al ser interpelado por este diario de nuevo sobre si habían sido socios, contestó de forma inequívoca: "Exacto".

  4. EL TESTAFERRO TRABAJABA PARA CEREZO

Rudy Valner, que trabaja como fiduciario de inversores en Estados Unidos, está vinculado a las empresas de Enrique Cerezo en Estados Unidos, según reconoció el propio empresario mexicano en su declaración como testigo. Pero la relación era más profunda de la conocida en un principio, ya que Valner era tesorero de la firma Egeda US, de la que Cerezo es presidente.

Tal y como explicaron otros de los testigos, Valner llegó a ser tesorero de esta firma, que en todo momento ha utilizado en España los servicios de los abogados que trabajan para Enrique Cerezo. Asimismo, llama la atención que Cerezo, tal y como muestra una de las grabaciones aportadas al Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona, tratara de convencer al comisario Villarejo para que cerrara la investigación. Este es el principal motivo por el que el fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero, ha pedido la imputación de Cerezo.

  5. gONZÁLEZ compró el ático a una empresa denunciada por blanqueo

Ignacio González y su mujer, Lourdes Cavero, deberán explicar a las acusaciones y a la jueza Isabel Conejo el motivo por el que adquirieron en diciembre de 2012 el ático, a un precio oficial de 750.000 euros, a la empresa offshore Coast Investors, que había sido denunciada meses antes por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) por blanqueo de capitales.

Además, el diario El Mundo había publicado el 21 de marzo de ese mismo año 2012 que la Policía investigaba la compraventa del inmueble por lo que González ya conocía el posible origen turbio del dinero invertido desde Estados Unidos.

En tercer lugar, el expresidente de la Comunidad de Madrid también fue cuestionado más de un año antes de comprar el ático por los comisarios Villarejo y Enrique García Castaño de las irregularidades detectadas en la compra, en la que según un confidente participó el dueño de Martinsa. Fernando Martín. Tal y como prueban las grabaciones, González trató de evitar que trascendiera la operación de compraventa.

  6. González no colaboró con la investigación policial

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González no colaboró con la investigación que coordinó el comisario José Manuel Villarejo, según declaró el agente a la jueza Isabel Conejo.

En ese testimonio, adelantado por infoLibre, el mando policial aseguró que González, lejos de ayudar en las pesquisas, "lo que quería era información y la paralización de la investigación". Precisamente el caso ha sufrido a lo largo de cuatro años numerosas dilaciones, como por ejemplo errores de bulto en las comisiones rogatorias e incluso traducciones al inglés de documentos que se retrasaron más de cuatro meses.

  7. Un viaje a EEUU con Enrique Cerezo

La página web de Egeda US, una sociedad en la que Enrique Cerezo es presidente, incluía en sus informaciones un viaje realizado en 2007, antes de la primera compraventa del ático en 2008, del entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a Estados Unidos. Según esta documentación, al viaje habría acudido también Enrique Cerezo y una representación de la patronal madrileña CEIM, cuya vicepresidenta era Lourdes Cavero, la mujer de González.

El expresidente madrileño habría participado en el tour para promocionar el sector audiovisual de la Comunidad de Madrid. Esta delegación la habría encabezado la sociedad Egeda US, cuyo tesorero era el presunto testaferro Rudy Valner. Las preguntas de las acusaciones populares del caso apuntan a que González podría haber conocido a Valner en este viaje a Estados Unidos. Preguntado por estos hechos, Valner aseguró no recordar haber visto a González en Estados Unidos.

  8. La conexión del ático con Fernando Martín, imputado en GürtelGürtel

El mismo confidente policial que cita el comisario Villarejo aseguró también que el anterior propietario del ático, el empresario vasco Pedro Javier Villate, percibió 1.350.000 euros, aunque en realidad se escrituró formalmente en 850.000 euros, abonándose la diferencia en efectivo.

Los fondos en metálico se habrían abonado desde una cuenta en Islas Caimán del empresario propietario de la empresa Martinsa, Fernando Martín. Este empresario siempre ha negado cualquier relación con estos hechos.

El fiscal de Málaga López Caballero trata de determinar, tal y como considera la acusación particular de los extrabajadores de Telemadrid, si el caso del ático está directamente relacionado con el caso Gürtel. Y por eso ha pedido a la jueza Isabel Conejo que envíe a Panamá una comisión rogatoria para determinar si la matriz de Coast Investors, está vinculada con la sociedad Golden Chain Properties, de Francisco Correa, el presunto cabecilla de GürtelGürtel.

Golden Chain fue la firma utilizada por Correa para percibir una parte de la comisión de 25 millones de euros que Fernando Martín habría abonado a la trama corrupta por el caso Arganda. El confidente policial citado por el comisario Villarejo asegura que González habría cobrado otros dos millones. 

  9. Presiones a los policías

Al menos tres comisarios que participaron en las pesquisas del ático han sido "represaliados", según el término utilizado por el agente Villarejo ante la jueza, a la que aseguró que ésta había sido la investigación "más difícil de su vida".

Villarejo recordó que al comisario de Marbella Agapito Hermes de Dios, al que se le encargó la investigación, "lo han echado, lo imputaron y lo suspendieron de empleo y sueldo". Además, Villarejo destacó que "a las dos horas de llegar a Madrid le trasladaron ya que dicha comisaría correspondía al distrito de González".

El testimonio del agente implicó también al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, a quién le acusó de haberle ordenado "a través del comisario de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, que no siguiera investigando".

El tercero de los agentes "represaliados" fue el comisario Enrique Rodríguez Ulla, que cesó en su cargo por orden de Cosidó tras abrir la investigación policial. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, justificó esta decisión por "pérdida de confianza".

  10. no se registró el cambio de propiedad  

La compraventa en marzo de 2008 del inmueble de Estepona por parte del testaferro Rudy Valner, en representación de la empresa offshore, permaneció oculta hasta que el diario El Mundo publicó la información del ático en 2012. 

En el Registro de la Propiedad de Estepona no había ni rastro de la operación, ya que la vivienda permanecía a nombre de Pedro Javier Villate, el anterior propietario y constructor del inmueble.

Coast Investors tampoco abonó ningún tipo de impuesto por los ingresos del alquiler de González. De hecho, el representante de esta empresa tuvo que realizar una declaración complementaria en diciembre de 2012 y abonar 74.000 euros por el dinero recibido del matrimonio González-Cavero.

  11. dos notarías para un contrato

El ático de lujo propiedad del expresidente madrileño Ignacio González desde diciembre de 2012 –según la versión oficial– lo compró la empresa offshore Coast Investors en 2008 en una notaría diferente a la declarada por el presunto testaferro de la operación, el ciudadano mexicano Rudy Valner.

Así se desprende del testimonio de una testigo de la compraventatestigo del ático de lujo y del contenido de un informe policial basado en los datos suministrados por un confidente del caso Gürtel, aportado a la causa por el agente Villarejo.

La testigo es Karen A. G., quien en 2008 era la pareja del propietario del dúplex de lujo vendido a Coast Investors. Esta ciudadana alemana compareció como testigo el 10 de mayo de 2015 y, un día después, realizó una declaración ampliatoria en la que asegura que ella misma había acudido a una notaría del barrio de El Pilar, en el municipio de Estepona. En esa declaración Karen A.G. afirma: "Me recordó mi hijo que sí que estuve en el notario, que estaba en El Pilar (Estepona), que no recuerdo nada más ni quién estaba allí, fue hace siete años".

En el contrato notarial aportado a la causa se especifica que Karen A. G. estuvo presente en la firma del mismo en una notaría de Madrid, algo que no recordó la testigo.

  12. muebles de lujo para un dúplex supuestamente alquilado

El informe suministrado por el comisario Villarejo a la jueza de Estepona destaca también que un coche alquilado por una de las hijas de González permanecía aparcado en una de las tres plazas de garaje asignadas en el edificio de Estepona al matrimonio madrileño.

Y también que posteriormente el coche dejó su sitio a "unos muebles de terraza, sillones grandes de mimbre, algunas sillas y una mesa de jardín, todo ello cubierto por una lona, que según el encargado de mantenimiento fueron enviados por Ignacio González desde MadridIgnacio González a finales de enero, pero al no caber ni en el ascensor ni por las escaleras se estaba a la espera de que llegue una grúa para hacerlos entrar por la terraza", según consta en el documento policial.

El comisario no entiende que el matrimonio se gastara una importante suma de dinero para amueblar una vivienda que supuestamente era alquilada. Además, desde un principio la investigación alertó del bajo precio que abonaban por el alquiler González y Cavero, que era de 2.000 euros mensuales, muy por debajo del precio de mercado. Especialmente si se tiene en cuenta que los gastos de la comunidad de propietario corrían a cargo de Coast Investors. 

  13. La indemnización de Lourdes Cavero

Ignacio González justificó el pago de 750.000 euros en diciembre de 2012 para adquirir el ático al testaferro Rudy Valner, que trabajaba para Enrique Cerezo, con una supuesta indemnización percibida por su mujer tras abandonar la patronal madrileña CEIM.

La investigación deberá también determinar si efectivamente el abono contó con fondos suministrados por la patronal entonces presidida por el empresario Arturo Fernández, procesado por las tarjetas blackblack

  14. Alquiler a nombre de la mujer

La jueza Isabel Conejo deberá determinar si Ignacio González y su mujer alquilaron el ático, con una superficie construida de casi 500 metros cuadrados, a nombre de Lourdes Cavero para que no trascendiera ninguna información sobre el expresidente de la Comunidad de Madrid.

Según el abogado de la acusación de los extrabajadores de Telemadrid, Javier Carnerero, esta podría haber sido una de las argucias del matrimonio para evitar que trascendiera su vinculación con una empresa offshore de Estados Unidos.

Las comisiones rogatorias del 'caso del ático' de González: cuatro años sin respuestas y con errores continuos

Las comisiones rogatorias del 'caso del ático' de González: cuatro años sin respuestas y con errores continuos

  15. Los retrasos en la investigación

Tanto la jueza de Estepona como la Fiscalía Anticorrupción han lamentado los numerosos retrasos en la investigación. Así, la magistrado se ha dirigido a la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga para que le informen del motivo "de la falta de cumplimiento" de la orden emitida hace siete meses para que se investigara "la integridad y la autenticidad" de las grabaciones de la reunión que mantuvieron los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño con el expresidente madrileño Ignacio González sobre la propiedad del dúplex de lujo.

En su último escrito, el fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero, que ha pedido que la causa se considere compleja, recuerda al Instituto Armado que hay diligencias pendientes desde el 15 de julio pasado. También ha destacado que desde el 6 de noviembre se halla pendiente de cumplimentar una comisión rogatoria al Reino Unido.

Más sobre este tema
stats