PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Cuatro años de Ingreso Mínimo Vital: solo lo percibe el 12,2% de la población bajo el umbral de la pobreza

El riesgo de pobreza y la desigualdad son aún realidades a combatir en España.

Un estudio de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, basado en datos del Ministerio de Seguridad Social, revela que tras cuatro años de la aplicación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en España, solo el 12,2% de las personas que viven bajo el umbral de la pobreza son beneficiarias de esta ayuda.

El Ingreso Mínimo Vital se implementó en 2020 con el objetivo de reducir la pobreza y la exclusión social, proporcionando un complemento de ingresos para alcanzar una renta garantizada. Además, incluye una ayuda a la infancia destinada a familias con ingresos bajos, con la intención de cubrir las necesidades básicas de menores en situación de pobreza.

La previsión inicial del IMV era llegar a 2,3 millones de personas en situación de pobreza severa, el 17% de la población española. Sin embargo, la cobertura actual es solo del 46,2% de este grupo. Si se toma como referencia el riesgo de pobreza, actualmente hay en España 8.260.000 personas en esa situación, con ingresos por debajo del 60% de la mediana. Con esto, el IMV solo llega al 12,2% de estas personas.

Por qué no entendemos que tanto una familia rica como una pobre cobren la nueva prestación por crianza

Por qué no entendemos que tanto una familia rica como una pobre cobren la nueva prestación por crianza

En abril de 2024, 589.948 familias fueron beneficiarias del IMV, un total de 1.771.480 personas. De estas, solo 1.006.763 personas pertenecen a hogares con ingresos por debajo de la renta garantizada, quienes reciben una media mensual de 164 euros por persona y 492,4 euros por hogar.

Las diferencias regionales también son notables. El IMV beneficia a más del 20% de la población en pobreza en el País Vasco (24,6%), Ceuta (23,5%) y Melilla (22,6%). En contraste, en regiones como Castilla-La Mancha (8,7%), Cataluña (8,6%), Canarias (8,3%) y Baleares (5,9%), el alcance es significativamente menor.

Desde la asociación reclaman un mayor impulso para integrar el IMV en los servicios sociales de atención primaria. Critican que, a pesar de los objetivos iniciales, el IMV no ha llegado a las familias previstas y que la persistencia de las “colas del hambre” reflejan una gestión ineficaz. Debería "avergonzar a los gobernantes", sentencian.

Más sobre este tema
stats