La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

Abascal pide a Feijóo votar contra Sánchez para demostrar que podrán gobernar juntos

El presidentre de Vox, Santiago Abascal.

El líder de Vox, Santiago Abascal, gastó su último gran cartucho parlamentario en el combate que enfrenta a su partido en el PP por el dominio del espacio de la derecha con una intervención en el Congreso en la que ofreció a Alberto Núñez Feijóo hacer “borrón y cuenta nueva” de sus diferencias si el principal partido de la oposición cambiaba su decisión de abstenerse en la votación de la moción de censura por un voto a favor.“Votemos juntos hoy y entendámonos mañana para ofrecer a los españoles una alternativa sólida, de sensatez legislativa, de crecimiento económico, de fortaleza institucional y de soberanía respetada en el interior de España y en el exterior”, ofreció.

Y si no lo quieren hacer, añadió, “si prefieren nadar y guardar la ropa para pactar con el socialismo, tienen derecho a hacerlo”, así como a saber que “les ofrecimos en público y y en privadoliderar esta moción de censura, con el candidato que ustedes quisieran, con nuestra promesa de voto afirmativo dijeran lo que dijeran, y con la única condición del adelanto electoral que dicen defender mientras le tienden la mano al PSOE”.

El discurso de Abascal dejó clara la preocupación de la ultraderecha por su relación en el PP, a la que a lo largo de 45 minutos dedicó casi tanta atención como a la descripción del Gobierno de Pedro Sánchez como el peor de las últimas décadas.

“¿Cuál es la excusa” del PP para no apoyar la moción de censura y la convocatoria de elecciones anticipadas? Quizá, se respondió a sí mismo, que Feijóo está secuestrando la soberanía e impidiendo a sus diputados votar lo que les gustaría. “No se engañen”, advirtió: “Aquí al final solo existirán dos opciones. Consentir la continuidad de Sánchez” votando contra la moción o absteniéndose, o votar a favor para poner fin a la legislatura.

Abascal pidió al PP que abandone “cálculos, miedos y medias verdades” y recupere “la sensatez y la seriedad”. Le acusó de ofrecer pactos al PSOE y especuló con la supuesta intención de Feijóo de defender una política socialdemócrata, pero le advirtió: no puede acercarse “a la vez al PSOE y a Vox”. “No es posible y no es serio”.

Sinceridad

Quienes han confiado en el PP, argumentó, “también tienen derecho a saberlo, y no es que quiera yo convertirme en abogado defensor de sus electores, pero me temo que empiezan a necesitarlo”. “Yo creo firmemente que la primera obligación de un político es la sinceridad”.

“Señores del Partido Popular, deben saber que si quieren pactar con el PSOE, van a tener que ponerse a la cola. Están en su derecho de ofrecer permanentemente pactos al señor Sánchez y al PSOE, pero creo, de verdad, que sus electores también tienen derecho a saberlo”. Tienen derecho a saber “cuál es su modelo de España”, a saber “exactamente el motivo por el que no apoyan esta moción de censura y la exigencia de elecciones anticipadas el 28 de mayo”.

Abascal se mostró especialmente molesto con el cambio de posición del PP sobre el aborto. “No se puede poner un recurso ante el TC por un asunto tan grave y después celebrar y aplaudir que el TC no le dé a uno la razón. Eso no le hace a uno moderado. Eso es muy poco serio. Les pedimos que vuelvan a recuperar la seriedad y la sensatez. Que vuelvan a defender principios”.

Abascal trufó su intervención de quejas en torno a los calificativos que ha recibido su moción, en especial que fuese tachada de “circo, disparate y esperpento”, de las que responsabilizó en especial al PP y “a sus periodistas de cámara”. 

El líder de Vox lamentó no poder dirigirse “al autoproclamado líder de la oposición. Digo autoproclamado porque yo entiendo que para liderar la oposición sería bueno estar aquí y sería bueno hacer oposición, o por lo menos una de las dos cosas”, añadió en alusión a Feijóo. “Porque para lo de ofrecerle pactos permanentemente al señor Sánchez ya están los otros 200 diputados que han convertido esta legislatura en un mercadillo, cuando no en un mercado negro en el que se subasta la soberanía nacional”.

Sin novedades

Sobre el Gobierno de Sánchez, Abascal incluyó pocas novedades. Proclamó su coincidencia con el profesor Tamames en que el Gobierno debe “marcharse cuanto antes” y convocar a los españoles a las urnas para "devolverles la voz" ante el "abismo" que enfrenta la "vida colectiva" en España. “Sobran los motivos” para esta moción de censura porque Sánchez ha “atacado la convivencia de los españoles” y ha “robado un legado de concordia” del que disfrutaban.

 El Gobierno de coalición es “el peor” de España en décadas y es urgente “acabar con su legado de "ruina, división, negligencia y odio”. “Visto lo visto, no nos parece un ataque a la dignidad y decoro de esta legislatura presentar como candidato a la Presidencia del Gobierno a un hombre de reconocido prestigio y acreditada solvencia. Si esto es un circo, un disparate y un esperpento, ¿cómo se llama lo suyo?", se preguntó.

El líder de Vox consideró a Sánchez "un político caducado" y le echó en cara, entre otras cosas, haberse reído de la tesis ultra sobre de que el "virus chino" nació en un laboratorio y puesto en circulación de manera deliberada.

Feijóo asegura que no apoya la moción de censura para no "insuflar aire" a un Gobierno "en tiempo de descuento"

Feijóo asegura que no apoya la moción de censura para no "insuflar aire" a un Gobierno "en tiempo de descuento"

También le acusó de mantener una política de fronteras abiertas que pone en peligro la sociedad española, porque hizo posible lo que calificó de "asesinato yihadista" en Algeciras. Condenó la modificación del delito de sedición y malversación y la aprobación de leyes como la de Memoria Democrática y la Ley Trans. De hecho, ha asegurado que si gobiernan van a derogar "todas las leyes que denigran a la mujer" y la "borran", negando su "singularidad y su propia naturaleza".

Una vez más, arremetió contra la reforma de la ley del solo si es sí, afirmando que con el Gobierno de PSOE y UP que se dice "el más feminista de la historia" han "crecido los delitos de violación un 53%", llegando a hablar del departamento de Igualdad de Irene Montero como un "Ministerio de frívolas, negligentes y totalitarias".

El líder de Vox criticó incluso la forma de vestir de una parte de los diputados por “faltar al decoro de la institución”.

Más sobre este tema
stats