Elecciones 24-M

Por qué algunos adversarios de IU quieren que consiga escaños en Madrid y Valencia

Raquel López y Luis García Montero, candidatos de IU al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid, visitan la pradera de san Isidro en la capital, este 15 de mayo de 2015.

Las encuestas no son favorables para Izquierda Unida de cara al próximo 24 de mayo. Las miradas están puestas especialmente en Madrid y Valencia, donde su salida de las instituciones podría tener consecuencias en la recomposición de los arcos parlamentarios y en la mayor facilidad o no de conformar mayorías de izquierdas capaces de arrebatar el poder al PP. Al menos, eso es lo que se trasluce de la comparación de varios sondeos y de la preocupación expresada por algunos dirigentes del PSOE. Otros partidos, como Compromís y en mayor medida Podemos, otorgan menos trascendencia al papel de la federación de Cayo Lara. Izqueirda Unida, por su parte, entiende que su permanencia es "imprescindible" y una "garantía" para que cristalice el cambio, especialmente en Madrid. 

De hecho, ese es el mensaje que han lanzado los cabezas de lista en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, Luis García Montero y Raquel López. Que el verdadero "voto útil" para echar al PP del Gobierno es el que vaya el 24-M a la federación, y que esta es "el mayor peligro para las élites económicas". El cabeza de cartel al Gobierno regional reiteró este mismo viernes, en la pradera de San Isidro, epicentro de las celebraciones por la festividad de la capital, que es "fundamental" que IU continúe para que se produzca el giro. "Yo le voy a pedir al santo que IU esté presente en las instituciones porque es fundamental para cambiar el rumbo de Madrid", subrayó García Montero. "Sin IU no habrá izquierda en Madrid", completó Raquel López, convencida de que "es la hora de empezar a soñar y de que Izquierda Unida gobierne en Madrid".

Pero también han reproducido esa argumentación los números uno a la Generalitat y al Consistorio valenciano, Ignacio Blanco y Amadeu Sanchis. "El antídoto" para que no vuelva a ganar la derecha, ha proclamado Blanco, es la coalición de Esquerra Unida del País Valencià –marca de IU en la comunidad–, Els Verds, Esquerra Republicana y Alternativa Socialista (llamada Acord Ciutadà), la "única que puede hacer que la derecha no gobierne este país y esta ciudad". IU siempre ha tenido escaño en las dos asambleas y en los dos consistorios desde la Transición. Con una única salvedad: el mandato 2007-2011 en la Corporación valenciana

Más fácil lo tiene Aguirre

Vayamos a los datos [puedes consultar aquí todas las tablas en PDF]. La presencia de IU en el Ayuntamiento de Madrid es donde más peligra, según los sondeos de las últimas semanas, que coinciden en que perdería los cinco ediles que consiguió en 2011, ya que no superaría la barrera del 5% que impone la Ley Electoral. Tanto el CIS como las dos encuestas de Metroscopia para El País creen que López rondaría el 4,2-4,3%. El ObSERvatorio de la cadena Ser, publicado la pasada semana, empeora la previsión y la deja en el 2,9%. La primera de Sigma Dos para El Mundo, de comienzos de abril, pronosticaba un 6,4%, y entre 3 y 4 concejales, pero la última, publicada este viernes, 15 de mayo, ya rebajaba las expectativas a un 4,6%. O sea, cero ediles. 

El estudio publicado este domingo por Metroscopia para El País y el de Sigma Dos de abril son los que anticipaban un peor resultado para el PP. El primero, 19 ediles y el segundo, entre 20 y 22. El CIS preveía 22-23 actas para Esperanza Aguirre; el de Metroscopia de primeros de mayo, 22, y la Ser, 21-23. La mayoría absoluta en la Corporación se sitúa en los 29 escaños (dos más, 31, lograron los conservadores hace cuatro años). La segunda plaza no está clara. Se la disputan Ahora Madrid, el partido instrumental creado por Ganemos y Podemos y que encabeza la jueza Manuela Carmena –se movería entre 12 y 17 ediles–, y Antonio Miguel Carmona (PSOE) –con entre 10 y 13 concejales–. En último lugar, Begoña Villacís (Ciudadanos), a la que los sondeos atribuyen entre 9 y 11 asientos. La encuesta de El Mundo de este viernes es la que pone a Aguirre con el viento de cara: entre 22 y 24 actas. Igual que la de Sigma Dos para Telecinco (24).

No obstante, incluso en el peor de los pronósticos, que es el del estudio de este domingo para El PaísAguirre podría convertirse en alcaldesa con el respaldo de C's. En realidad, le bastaría la abstención de los de Albert Rivera, ya que la Ley Electoral establece que es proclamado regidor quien obtenga mayoría absoluta o el que encabece la lista más votada. 

El último barómetro de Metroscopia, no obstante, apunta a una bajada del PP que es compensada por un ascenso de Ahora Madrid y un tibio empuje del PSOE, lo que podría señalar una evolución de crecimiento de la izquierda aun sin el concurso de IU-CM. 

Barberá, sobre el alambre

En el caso del Ayuntamiento de Valencia, el CIS augura que EUPV podría quedarse fuera y perder sus dos escaños. Lo mismo opinaba la primera encuesta de Sigma Dos, de abril, aunque la última, publicada este sábado, es algo más optimista: proyecta un 5,2% y en torno a 0-2 actas. Metroscopia le mantenía sus dos concejales (y un 6%), al igual que la reciente encuesta de InvestGroup para el diario Levante-EMV (7,6% de las papeletas). El ObSERvatorio le atribuía entre 1 y 2 escaños (5,4%). 

Precisamente, son el CIS y Sigma Dos las que avanzan un mejor resultado para el PP. El organismo público calcula 13 asientos a Rita Barberá, y el instituto que colabora para El Mundo, una horquilla que va de los 11 a los 12 sillones (13 en abril). La Ser se queda con 9-10 ediles; Metroscopia, con 8, e InvestGroup, con 9-10. El orden del pelotón de partidos que figuran por detrás de los conservadores –PSOE, C's, Compromís y València en Comú (la candidatura municipalista impulsada por Podemos)– cambia según las estimaciones. Más atrás quedaría EUPV, en caso de que revalidara su presencia en el Ayuntamiento, aunque va consolidándose la previsión de que C's, con Fernando Giner como candidato, pueda entrar como segunda fuerza. La Corporación cuenta con 33 ediles. 

Mejores perspectivas para García Montero

Asamblea de Madrid. Aquí las perspectivas son en general más optimistas para IU. La mayor parte de los sondeos más recientes adelantan que se mantendrá en el Parlamento, aunque bajando con toda seguridad de los 13 escaños actuales. Sólo el de la Ser anticipa un peor resultado, un 4,8%, lo que le colocaría a un paso de perder su representación. Con ese porcentaje, le calcula entre 0 y 6 escaños, ya que una vez que una fuerza supera la barrera del 5% de los votos, entra en la Cámara con entre 5 y 6 actas. El ObSERvatorio pronostica al PP entre 44 y 48 sillones, una horquilla amplia que se repite en el resto de partidos. 

El CIS y Metroscopia asignan 7 diputados a IU, por los 8-9 de Sigma Dos. El PP se mueve entre los 36 parlamentarios que le endosaba El País, a los 44-45 de El Mundo, los 44-18 de la Ser y los 48-49 del CIS. La mayoría absoluta está fijada en los 65 escaños. Ciudadanos obtendría entre 22 y 26 actas, según los sondeos. Pero para hacer a Cristina Cifuentes presidenta haría falta que la formación de Rivera votara a favor de su investidura, porque si se abstuviera y la izquierda (PSOE, Podemos e IU) se uniera, le dejaría expedito el camino al Gobierno. 

Finalmente, en la Comunitat Valenciana, la mayoría de los últimos estudios creen que EUPV mantendrá su pie en Les Corts, donde actualmente sienta a 5 representantes. Para eso hace falta que supere el umbral del 5% de los votos en toda la región. Metroscopia prevé los mismos 5 escaños; Sigma Dos, 6, y el ObSERvatorio, 3-5. El CIS pronostica un 4,3% de las papeletas y, por tanto, deja fuera a IU. Es la encuesta que otorga una horquilla de parlamentarios más alta para el PP: de 33 a 35, y sumados a los 16 de C's, llegaría a los 49-50 escaños. O sea, frisando la mayoría absoluta, fijada en 50

Los demás estudios ubican al PP fuera de ese umbral: 28 actas apuesta Metroscopia; 28-31 el ObSERvatorio y 30-32 Sigma Dos. Todas, eso sí, coinciden en colocar al PSPV-PSOE como segunda fuerza en la Comunitat. Podemos y C's se disputan la tercera plaza y cierran Compromís y, si se mantiene, EUPV

Efecto del 'caso Rus'

A la luz de estos datos, tanto en la dirección de Cayo Lara como en las cúpulas de IU-CM y EUPV tienen claro que es "objetivamente cierto" que la permanencia de IU es capital para que la izquierda sume, ya que los escaños que perdiera de no alcanzar la barrera electoral "irían sobre todo al PP", por el juego de restos. Sin embargo, tanto en IU-CM como en EUPV confían en remontar. Los valencianos están convencidos de que se quedarán en Les Corts y en el Ayuntamiento, asegura un dirigente, tanto por la bajada de Podemos como por el efecto positivo que pueda tener en los votantes el escándalo que afecta al presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus (PP), destapado a raíz de una denuncia a la Fiscalía de EUPV. Un hipotético tirón que las encuestas aún no han tenido la posibilidad de registrar. En la dirección autonómica deploran además que la larguísima guerra en IU-CM ha acabado "afectando al conjunto" de IU. 

Alberto Garzón, y a su izqda. los candidatos de EUPV por Alicante y la Generalitat, Esther López Barceló e Ignacio Blanco, y a la derecha de la foto, el aspirante a la Alcaldía de Valencia, Amadeu Sanchis, este 17 de mayo en el polideportivo de El Cabanyal  | EFE

Los socialistas son los que con más vehemencia defienden la necesidad de la presencia de IU en las instituciones. Especialmente en Madrid. "Por dos razones. Primero, por "respeto y cariño" a una formación con historia y trabajo, y que se merece seguir en la Asamblea y en el Ayuntamiento –afirma un miembro implicado en la coordinación de la campaña de Ángel Gabilondo, el candidato a la Comunidad, y que conoce muy bien las tripas del PSOE–. Y en segundo lugar, por razones electorales, "porque en caso de no entrar podría beneficiar al PP". En el entorno de Antonio Miguel Carmona se agrega que no se han "parado a pensar" en los efectos de la marcha de la federación. 

Los socialistas valencianos coinciden con sus compañeros madrileños en que la federación es "una fuerza que merece tener representación y que probablemente la tendrán, porque su votante es fiel" y por el bajón de Podemos. "Pero con IU o sin IU habrá una mayoría de izquierdas", vaticina un responsable de la ejecutiva del barón regional, Ximo Puig. La tesis del PSPV es que el PP llega tan debilitado el 24-M que no le alcanzará con el apoyo de C's. De hecho, el sondeo del CIS, uno de los peores para las perspectivas de la izquierda, le deja a Alberto Fabra en Les Corts con una mayoría absoluta justa o a falta de un escaño. "Es complicado saber a quién irían los diputados que IU perdiera, porque todo se va a jugar en un pequeño ramillete de votos. Pero está claro que a ninguno le viene bien que desaparezcan". 

Tensiones por la división en la capital

En Podemos rechazan esa lectura tan condescendiente con IU. Fuentes de la formación en Valencia insisten, en conversación con infoLibre, en que lo que les preocupa es que haya "pluralidad" en las dos instituciones, y reconocen que EUPV "ha trabajado bien en la oposición", de modo que si saliera del Parlamento y del Ayuntamiento, "se perdería un partido con una historia de lucha por la democracia". "Pero no hemos hecho cálculos de qué ocurriría si se fueran –siguen estas fuentes–, ya que en principio esos escaños acabarían beneficiando a los dos grandes, PP y PSOE. Además, hay mucha gente indecisa y puede pasar cualquier cosa". Esta última apreciación es invocada por dirigentes de todos los partidos: el alto número de ciudadanos que no saben qué papeleta meterán en la urna el 24-M. En 11 de las 13 comunidades que celebran comicios autonómicos, entre las que se encontraban Madrid y Valencia, más del 35% de los encuestados por el CIS manifestaba no saber por qué opción decantarse. Unos datos históricos. 

En Madrid, Podemos hace un juicio más severo sobre IU. Fuentes próximas al candidato a la Comunidad, José Manuel López, prefieren guardar "prudencia" y no opinar sobre otra formación. Pero otros dirigentes en el partido culpan a la federación de "haber entorpecido una mayor fortaleza de la izquierda por sus decisiones, especialmente en el Ayuntamiento, cuando "tendría que haber renunciado a presentarse con sus siglas" para embarcarse con Ahora Madrid. Un integrante de la lista autonómica de Podemos pronostica que IU "no entrará ni en la Asamblea y aun así podría haber cambio". "En realidad, el voto útil es el que se dirija a otras fuerzas de la izquierda, porque cuanto más votos tengan, si no superan la barrera del 5%, será voto tirado", añade. 

Diputados por el cambio

En Ahora Madrid comparten esta percepción: "Ellos tienen la responsabilidad porque con su estrategia de presentarse por separado en el Ayuntamiento dividen el voto. Fue suya la decisión de no sumarse a una candidatura de unidad popular. Pero no creemos que las posibilidades de un Gobierno de izquierdas dependan de ellos. Las expectativas de nuestra lista son cada vez mayores", sentencia un miembro destacado de la candidatura de Carmena. Desde Ahora Madrid recuerdan, además, que al ser una única circunscripción, y grande (se reparten 57 actas), la ley actúa de forma bastante proporcional, por lo que si no renueva su escaño, no beneficia matemáticamente a la presumible lista más votada, la del PP. 

Una postura intermedia es la de Compromís. Que EUPV no lograse superar la barrera del 5% en Les Corts y en el Ayuntamiento "sería lesivo para la democracia", dice un máximo responsable de la coalición, pero, como en el PSPV, están convencidos de que la izquierda tendrá mayoría. "Es mejor asegurar más diputados para el cambio, pero que quedase fuera no evitaría el cambio porque no daría la suma de PP y Ciudadanos", asevera esta fuente. 

Ciudadanos, UPN y PAR se muestran dispuestos a pactar con el PP tras el 24-M

Ciudadanos, UPN y PAR se muestran dispuestos a pactar con el PP tras el 24-M

Más sobre este tema
stats