La estrategia del PP

La agenda de Feijóo para borrar el legado del Gobierno de coalición si gana las elecciones

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, es felicitado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso, en la clausura de la XXV Interparlamentaria de su formación, este domingo en Toledo.

Alberto Núñez Feijóo avanza en la definición de su alternativa política al Gobierno de coalición. Lo hace a cuentagotas, con propuestas —esta última semana presentó un plan energético que apuesta por apoyar a las eléctricas y a las energéticas con dinero público, recuperar el carbón y relanzar las nucleares— pero también revelando sus planes para deshacer el legado del Gobierno de Pedro Sánchez si las urnas le otorgan en 2023 mayoría suficiente para poder gobernar.

Su agenda para borrar las leyes del Ejecutivo de coalición no está completa, pero ya se conocen las prioridades del nuevo líder del PP. En una entrevista el pasado lunes en la COPE, la cadena de radio propiedad de los obispos católicos españoles, Feijóo dio por seguro que por razones de “coherencia” derogará “total o parcialmente” todas las leyes que su partido ha recurrido al Tribunal Constitucional, lo que apunta directamente a la Ley del Aborto, a la ley reguladora de la Eutanasia y a la Ley de Educación.

Sin embargo, en la misma entrevista el líder de la oposición incluyó en la lista de leyes que cambiará —si tiene mayoría en el Congreso para hacerlo a partir de la próxima legislatura— la de Memoria Democrática, recién aprobada por el Congreso, o la de Secretos Oficiales, que acaba de comenzar su tramitación en las Cortes. 

Citó también la ley trans o la llamada ley del solo sí es sí como ejemplos de normas que, según él, ni siquiera el PSOE hubiese aprobado de no haber necesitado el apoyo de Unidas Podemos, pero no precisó si también se propone derogarlas. Y hasta se abrió a modificar también la Ley de Cambio Climático, que se aprobó en mayo de 2021 sin el voto en contra de su partido, que entonces —todavía bajo la dirección de Pablo Casado— optó por la abstención.

Feijóo se queja de que el Gobierno de Pedro Sánchez “nunca ha intentado consensuar con el principal partido de la oposición” la legislación sobre “asuntos complejos, sensibles, con aspectos morales o éticos”. Según él, el presidente solo trata de “hacer leyes lo más distanciadas posibles del PP y lo más cerca posible de sus socios”.

Para aplicar ese plan de derogación de leyes, Feijóo contará con el apoyo de Vox. El partido presidido por Santiago Abascal quiere borrar del Boletín Oficial del Estado todas las normas aprobadas en esta legislatura, que califica de “ideológicas”. Pero desconfía del Partido Popular porque cuando tuvo oportunidad y mayoría absoluta para hacerlo, en la primera legislatura de Mariano Rajoy, no derogó las leyes de la época de Zapatero —singularmente la de Memoria Histórica, la del Aborto o la del matrimonio igualitario— .

Un político “reaccionario”

Las intenciones del líder de la oposición son, según el presidente del Gobierno, propias de un político “reaccionario”. En una reunión con diputados y senadores socialistas Sánchez condenó inmediatamente lo que considera una ofensiva “ideológica” concebida para derogar “las conquistas y los avances sociales” de los ciudadanos.  Primero recurriendo las decisiones del Congreso ante el Tribunal Constitucional —en el que ahora el PP trata de perpetuar una mayoría conservadora boicoteando la cobertura de cuatro vacantes que siguen pendientes desde el pasado mes de junio— y después anunciando que las derogará cuando llegue al Gobierno. Es, subrayó, “la peor de las ideologías, la reaccionaria”.

El presidente aprovechó para relacionar la estrategia de Feijóo con la defensa de los intereses de una minoría, los mismos que mueven al PP, recordó, a oponerse a los nuevos impuestos especiales a los beneficios extraordinarios de la banca y las empresas energéticas. “La política nunca es neutral”, advirtió Sánchez. 

El PSOE tampoco desaprovechó la oportunidad de denunciar los planes de Feijóo y los extendió a una docena de leyes aprobadas no sólo durante el mandato de Sánchez sino también de José Luis Rodríguez Zapatero.  

Los socialistas acusan a Feijóo de querer derogar entre otras las leyes de de Igualdad y de Matrimonio Igualitario, que cuentan con el aval del Tribunal Constitucional pero fueron recurridas por el PP. 

En el listado de normas que estarán en peligro si el PP regresa al Gobierno , el PSOE cita el decreto ley del permiso de paternidad, el decreto ley de medidas frente a la pandemia, las medidas antidesahucios, los derechos de los trabajadores de plataformas digitales y la ley de Presupuestos Generales del Estado del año 2022.

Y hacen referencia a la aprobación de la reforma laboral, que salió adelante por 175 votos a favor frente a 174 en contra y cuya votación el PP intentó anular.

Moncloa, convencida de que el escrutinio sepultará la imagen de hombre de Estado que proyecta Feijóo

Moncloa, convencida de que el escrutinio sepultará la imagen de hombre de Estado que proyecta Feijóo

Más sobre este tema
stats