PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

La situación en el PP

Aguirre se encastilla en el ayuntamiento y su sector no dará la batalla contra Cifuentes

Aguirre se encastilla en el Ayuntamiento y su sector no dará la batalla contra Cifuentes

¿Y ahora, qué? Esta es una de las preguntas que ronda la cabeza de cargos y militantes conservadores después de que el presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular, Mariano Rajoy, haya resuelto de una forma exprés la crisis del PP de Madrid. En 24 horas, la dirección nacional de los conservadores cubrió la baja dejada por Esperanza Aguirre, ya expresidenta de la formación regional, e Ignacio González, su exnúmero dos.

Una gestora capitaneada por Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y con Juan Carlos Vera como secretario general, se encargará de preparar al PP de Madrid, tradicionalmente enfrentado al aparato del partido, para el congreso que nombrará de forma definitiva a un nuevo equipo. Quedan meses para que esto ocurra. Pero las fuentes consultadas por infoLibre coinciden en que, si nada se tuerce, Cristina Cifuentes no tendrá ningún problema a la hora de salir proclamada presidenta del PP de Madrid de ese cónclave para el que tanto ella como su antecesora han pedido primarias, la participación de todos los militantes

Este mismo martes, en su primer acto como presidenta de la gestora, Cifuentes avanzó que "probablemente" se presentará a ese congreso. En el partido lo dan por hecho porque es costumbre, aunque no figura en ningún reglamento interno, que el presidente de la comunidad autónoma, o en su defecto el candidato, sea también el líder de la formación a nivel regional.

Si algún día se especuló con que Aguirre –que ya aseguró tras no ganar la Alcaldía que no repetiría al frente del PP de Madrid– fuese a promover una candidatura alternativa a la de la presidenta de la Comunidad, hoy este parece un escenario remoto. "Sus fieles están muy marcados y, como ella, muy desgastados", valora un dirigente que conoce muy bien al PP de Madrid.

Precisamente, el hecho de que Rajoy haya apostado ya por Cifuentes para la gestora le allana el camino. Aunque sea de forma provisional, va a tener que montar de cero un nuevo equipo y va a tener tiempo de familiarizarse y ponerse al tanto con el día a día del partido. "Esto puede ser la base de lo que está por venir", admite un miembro de la dirección nacional.

'Aguirrismo' en horas bajas

El aguirrismo vive horas tan bajas que, a día de hoy, en el Partido Popular ven muy despejado el camino de Cristina Cifuentes de cara al próximo congreso regional. "El sitio de Aguirre está en el Ayuntamiento y es ahí donde se va a centrar", señala un miembro de su equipo.

Si los planes anunciados por la propia Aguirre no cambian, su intención proclamada es la de agotar la legislatura en el Ayuntamiento de Madrid, en el que ejerce de portavoz del Grupo Municipal Popular y de jefa de la oposición. 

En los últimos días han surgido voces dentro y fuera del PP que creen que debería dejar también ese puesto vacante porque la responsabilidad política que esgrimió a la hora de dejar el PP de Madrid también debería llegar a su acta de concejal. Pero ni ella parece dispuesta a renunciar, ni su partido parece dispuesto a exigírselo. El precedente de Rita BarberáRita Barberá, que ha sido blindada en el Senado con un puesto en la Comisión de Reglamento, pesa como una losa. 

Cifuentes "respeta" que Aguirre continúe como concejal

Tampoco Cifuentes, como nueva líder del PP madrileño, ha fijado esto como prioridad.  "Respeto su decisión de dejar la presidencia del PP y también su decisión de continuar al frente del grupo de concejales del PP en el Ayuntamiento de Madrid", señaló en rueda de prensa en Getafe.

Un día antes, desde Génova se recordaba que si bien el acta es personal e intransferible, la decisión sobre quién ostenta la portavocía recaía en última instancia en la dirección regional. Es un arma, pues, que Cifuentes siempre tendrá sobre la mesa.

En el entorno de la expresidenta de los conservadores madrileños interpretan que Aguirre no renuncia a seguir en el Ayuntamiento "por convicción". "Por responsabilidad con los madrileños que depositaron la confianza en las urnas en las siglas del Partido Popular", añade una concejala.

"Va a seguir marcando su discurso"

Cristina Cifuentes presidirá la gestora del PP de Madrid

La misma fuente recuerda que en septiembre de 2012, cuando la lideresa dejó el Gobierno de la Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid en manos de Ignacio González, hubo votantes que le afearon el gesto. "Aguirre no quiere que los votantes se puedan sentir traicionados", insiste.

Pero quienes conocen a la exlíder de los conservadores madrileños no niegan que su continuidad en el Ayuntamiento es también una forma de mantener vivo un altavoz. "No va a tener la misma repercusión que si gobernara o que si siguiera al frente del partido, pero va a poder seguir marcando su discurso con sus intervenciones en el pleno y sus ruedas de prensa de los lunes", considera un diputado de la Asamblea de Madrid.

Aguirre sí ha sido insistente en que el congreso debería ser cuanto antes. Pero Génova no va a ceder. Si Cifuentes quiere seguir al frente del PP de Madrid se someterá a la votación de los militantes. Pero siempre será después del congreso nacional, una vez que ya haya Gobierno en España.

Más sobre este tema
stats