La portada de mañana
Ver
El Gobierno sacará adelante el plan de reparación para víctimas de abusos con o sin la Iglesia

Los abusos de la banca

Anticorrupción investiga el pago de 22 millones de un empresario a dos directivos de Banco de Valencia

La Fiscalía Anticorrupción investiga el pago de más de 22 millones por parte del empresario Eugenio Calabuig –y sus familiares– a la empresa Gestor Inversiones Izpa, vinculada al ex consejero delegado de Banco de Valencia Domingo Parra, según explicaron a infoLibre fuentes del caso Banco de Valencia que instruye en la Audiencia Nacional el magistrado Santiago Pedraz.

Izpa es una sociedad que formalmente pertenece a Domingo Parra y a su familia, pero según un informe de la consultora KPMG incluido en el sumario también podría ser propiedad de quien fuera director financiero de Bancaja y posteriormente presidente ejecutivo del Banco de Valencia, Aurelio Izquierdo. Este informe sostiene que Izquierdo "cita a Izpa como una sociedad en la que posee un 50% de las participaciones a través de su esposa. Por lo tanto, hemos dispuesto de información suficiente que nos ha llevado a concluir que Parra e Izquierdo poseen un interés compartido en IzpaParra Izquierdo ", confirma la consultora KPMG.

Tanto Domingo Parra como Aurelio Izquierdo han sido objeto de las querellas presentadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). En el caso de Izquierdo, todavía el magistrado Santiago Pedraz no ha aceptado la admisición a trámite de la denuncia, por lo que no ha sido llamado a declarar en calidad de imputado.

Al presidente de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig, imputado en la pieza separada de Aguas de Valencia por la que fue interrogado en la Audiencia Nacional el pasado martes, se le investiga en relación a las millonarias pérdidas que sufrió el Banco de Valencia en operaciones relacionadas con él y su familia. Unas gestiones ruinosas en las que participó Domingo Parra como uno de los máximos responsables de esta entidad financiera, que llegó a ceder sin ninguna compensación la dirección de Aguas de Valencia a Calabuig.

90 millones tras comprar una promotora

Ya al frente de esta sociedad, según los documentos a los que ha tenido acceo infoLibre, Calabuig consiguió en 2008 para Aguas de Valencia un crédito del Banco de Valencia. Y con ese dinero se lanzó a comprar a una de sus sociedades parte de las acciones de una promoción urbanística en Castellón. La sociedad inmobiliaria de Bancaja también entró en el accionariado de la promotora. En tan solo un año Bancaja perdió el 21% de su inversión. Gracias a las inversiones de Banco de Valencia y de Bancaja en la promoción de Castellón de los Calabuig, estos empresarios lograron en 2009 unos ingresos superiores a los 90 millones de euros. Precisamente, un ejercicio en el que la crisis inmobiliaria ya se había consolidado en España.

Entre los negocios entre los Calabuig y Parra, el Banco de España, en un informe realizado el 3 de diciembre de 2012, destaca el reparto en 2008 en partes iguales entre Parra e Izquierdo de 1,4 millones. La recepción de este dinero en las cuentas de los dos banqueros coincide en el tiempo con el abono de 4,4 millones desde cuentas de Calabuig a Izpa. El 18 de diciembre de 2008 Domingo Parra, en calidad de representante de Banco de Valencia, renunció en la junta de socios de Aguas de Valencia al derecho de suscripción preferente en el momento en el que una de las empresas de los Calabuig anunció su intención de ampliar sus acciones en la sociedad. "Dicho hecho es coincidente con que, ese mismo día, Izapa realizó un ingreso a favor de Parra por un importe de 100.000 euros, así como un ingreso idéntico cuyo beneficiario fue Izquierdo".

13,9 millones de los Calabuig

Pero los ingresos de Izpa no acaban en los 4,4 millones de euros de 2008, sino que prosiguen en febrero de 2010, cuando Izpa recibió otros 4 millones de cuentas bancarias de la familia Calabuig. Según la consultora KPMG, la cuenta corriente desde la que se hizo el pago a Parra había recibido siete meses antes un importe de 46 millones de euros que había abonado la sociedad Aguas de Valencia por la compra de la urbanización de Castellón a una promotora vinculada con los Calabuig. "Por lo tanto, los importes transferidos a la cuenta de la sociedad Izpa vinculada a Parra provienen de fondos cuyo origen es el Banco de Valencia", explica el informe de KPMG.

Pero la operación relacionada con Parra de mayor importancia es la adquisición en 2006 de la sociedad Capital Costa. Según KPMG las plusvalías de Izpa en este caso podrían superar los 13,9 millones en solo dos años. Este beneficio exponencial en una inversión urbanística, cuando el sector del ladrillo ya daba muestras de su agotamiento en España, se explica porque Izpa adquirió por 4.352 euros al entorno de los Calabuig la empresa Capital Costa, que posteriormente la recompró por 12,3 millones.

Préstamos de Banco de Valencia

A los 12,3 millones de plusvalías habría que añadir que Parra se benefició de unos dividendos en Capital Costa superiores a 1,5 millones. Todos estos pagos se llevaron a cabo gracias a los préstamos aprobados por el Banco de Valencia, en el que Parra era alto directivo. Bancaja, con Aurelio Izquierdo de director financiero, era uno de los principales accionistas del Banco de Valencia, cuyo rescate ha costado al Estado más de 5.500 millones.

Más sobre este tema
stats