Pactos políticos

Arrimadas pretende que una gestora que controla decida sobre las alianzas electorales con el PP

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes en el Congreso.

Yolanda González

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, quiere que la gestora de su formación, un órgano transitorio hasta la celebración del congreso del partido que elegirá al sustituto de Albert Rivera, se pronuncie sobre futuras alianzas electorales con el PP en Cataluña, País Vasco y Galicia. No pasa inadvertido que ella controla este órgano. Y tampoco que no hay fecha para ninguno de estos comicios.

Según anunció en rueda de prensa en la Cámara Baja este viernes, su intención es la de solicitar una reunión extraordinaria de la dirección de Cs para "debatir" y "decidir" sobre acuerdos "transversales" con otras fuerzas "constitucionalistas".

Arrimadas fue insistente a la hora de vender su propuesta como la de un pack completo para los tres territorios.

La opción que propone la portavoz de Cs puede encontrarse con algunos obstáculos puertas adentro de Ciudadanos, pero también en el Partido Popular.

En Ciudadanos, uno de los críticos, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, no ve con buenos ojos esta confluencia con el PP. Esta misma semana pidió huir de las "trincheras". Igea está reflexionando sobre la posibilidad de plantear una candidatura rival a la de Arrimadas.

Mientras, en el PP, está por ver la reacción del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijióo. En su territorio el partido naranja no es una amenaza y no es descartable que el único barón del que gobierna con mayoría absoluta se oponga.

"La amenaza de que Galicia tenga un gobierno nacionalista es real. Absolutamente real y cierta", justificó Arrimadas su intención de que los acuerdos se extiendan a los tres territorios en los que este año habrá elecciones autonómicas.

En el PP quieren ser cautos con la respuesta a Ciudadanos, sobre todo por el momento de interinidad que atraviesa la formación. Pero, a diferencia de Cataluña y el País Vasco, consideran que el constitucionalismo en Galicia no está en peligro. En esta comunidad, destacan, "España Suma es el PP".

Menos problema habrá en Cataluña y País Vasco. En Cataluña, los conservadores llevan meses intentándolo. La portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, llegó incluso a ofrecer a Cs que encabezaran la lista por Barcelona, apartándose ella. Y en el País Vasco, el propio líder de los conservadores de Euskadi, Alfonso Alonso, hizo un intento de cara a las generales del 10N que fue frenado por Albert Rivera.

Sobre el papel que puede jugar Vox en este proceso, Arrimadas fue clara. Dijo respetar "a todos los votantes de todos los partidos" y, por tanto, también a los de Vox. Pero, defendió, que "ellos mismos", en alusión a los dirigentes de la extrema derecha "se han autidescartado de manera tajante de cualquier tipo de proyecto".

"Si no nos abrimos a hacer gobiernos de coalición con Vox, pues no nos abrimos a hacer coaliciones electorales con Vox", recalcó.

 Frenta al "España Suma" del Partido Popular, fórmula que Rivera rechazó, Arrimadas llegó incluso a acuñar un posible nombre para esas candidaturas: "Mejor Unidos".

Pros y contras para PP y Ciudadanos de una alianza electoral en las autonómicas

Pros y contras para PP y Ciudadanos de una alianza electoral en las autonómicas

Más sobre este tema
stats