Ley Memoria Histórica

El arzobispo de Oviedo asegura a sus fieles que la Ley de Memoria Histórica reabre “heridas”

El arzobispo de Oviedo carga contra la Ley de Memoria Histórica por "reabrir las heridas"

infoLibre

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha aprovechado su carta semanal para posicionarse en contra de la Ley de Memoria Histórica. "Se podrán escribir panfletos, rodar películas, vociferar en tertulias y dictar leyes que reabren las heridas, pero todo eso caduca con el implacable paso de los días cuando lo que se dice, se escribe o se filma no hace las cuentas con la verdad", asegura en una misiva centrada en la beatificación de este sábado de los cuatro mártires de la localidad asturiana de Nembra.

Sanz Montes considera la muerte en 1936 de Jenaro Fueyo -el primer sacerdote asesinado durante el conflicto bélico que será beatificado-, los mineros Segundo Alonso e Isidro Fernández y el estudiante de magisterio Antonio González -cuyo cuerpo nunca apareció-, fue el resultado de un "odio a la fe" y cuyo "presunto delito" según sus "asesinos" fue "la fe". Según recoge La Nueva España, formaban parte de la agrupación local de la Adoración Nocturna, un grupo que dedicaba una noche al mes a la oración. Los cuatro fueron apresados, torturados y asesinados durante la Guerra Civil. "No estamos ante un tipo de víctimas que sucumben sin más por el odio ante la raza o la cultura, la clase social o la afiliación política. Estamos hablando de personas que entregan la vida pudiéndose quedar con ella, en un gesto de suprema libertad con un santo heroísmo que sólo es posible por el auxilio de la gracia de Dios", escribe el arzobispo. 

Asimismo, Sanz Montes considera que los "mártires cristianos" entre los años 1934 y 1939 fueron "víctimas de una terrible confusión, una persecución enloquecida, una represión que en nombre de la libertad se trocó en liberticida". Explica el arzobispo de Oviedo que en los cuatro beatificados "no se les encontró en sus hábitos y ropas un carné de partido porque nunca militaron en política, ni armas defensivas quienes eran instrumentos de paz rendida, ni odio en su mirada". 

Sanz Montes también admite en su carta semanal que esta beatificación no responde ni al "escarnio de mofa y befa que sufrieron antes de morir, ni se quiere reconstruir aquel terrible escenario" y que tampoco pretende atacar "el nombre de los verdugos, sus enseñas y sus siglas". Para el arzobispo el acto que se celebra este sábado en la Catedral de Oviedo solo pretende recuperar la memoria "hecha recuerdo y hecha oración" también conmovidos por "tan supremo testimonio de quienes creyeron con fe hasta el extremo, que se torna en testimonio no sólo de fe, sino también de amor al morir perdonando a quienes les arrancaban absurdamente la vida"

"Nuestro recuerdo no nace del resentimiento ni pretende reescribir la historia con injusto ajuste de cuentas. No esgrime la provocación sino que busca el reconocimiento de la gratitud y la reconciliación que en estos mártires aprendemos", afirma el arzobispo de Ovispo. 

Piden al Ayuntamiento de Barcelona que investigue los crímenes franquistas

Piden al Ayuntamiento de Barcelona que investigue los crímenes franquistas

Más sobre este tema
stats