Fútbol

El Ayuntamiento expropia el Recreativo de Huelva para evitar su desaparición y asume una deuda de más de 20 millones

El Ayuntamiento expropia el Recreativo de Huelva para evitar su desaparición y asume una deuda de más de 20 millones

El Gobierno local de Huelva se ha propuesto rescatar al Recreativo, el club de fútbol más antiguo de España, que se encuentra en una situación de quiebra técnica y riesgo de desaparición. Para ello el Ayuntamiento ha iniciado un procedimiento de expropiación forzosa de acciones que prevé culminar con el 98,8% de los títulos del club en manos municipales. El Recreativo de Huelva, fundado en 1889 y que juega en Segunda División B, acumula una deuda de 21,2 millones de euros a 30 de junio de 2015, según las cuentas anuales de la temporada 2014-2015. La expropiación de las acciones implica la asunción de esta deuda por parte de las arcas municipales, según confirma oficialmente el propio Ayuntamiento a infoLibre. No obstante, añade el Consistorio, el objetivo del Gobierno local es vender el club a la mayor brevedad posible y no cargar con la deuda, si bien dicha venta no está garantizada.

El Recreativo de Huelva, conocido como el Decano del fútbol español, se encuentra en una situación desesperada. Una campaña ciudadana, apoyada por el Ayuntamiento y por diversas empresas, colectivos y particulares, intenta reunir 2 millones de euros para evitar su descenso administrativo a Tercera División la próxima temporada. Los pagos más urgentes para evitarlo son a la Real Federación Española de Fútbol (unos 750.000 euros) y a los jugadores (alrededor de un millón de euros), así como la presentación de un aval de 250.000 euros para poder competir la temporada próxima en Segunda B, según los promotores de la campaña Líberos del Decano, que se ha puesto como fecha tope para reunir el dinero el 30 de junio. Este viernes hay convocada una manifestación para pedir la salvación del club, más complicada aún si se produce el descenso administrativo.

En este contexto de preocupación social, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz (PSOE), llevó el pasado 6 de junio al pleno municipal una propuesta para acordar la "expropiación forzosa" de las acciones en poder de la sociedad Gildoy, que posee el 76% de los títulos y a la que el Gobierno local atribuye una muy negativa gestión del club. El Ayuntamiento ya tiene, a través de la sociedad Huelva Deporte, el 22,8% de las acciones, con lo que la operación dejaría al club prácticamente en su totalidad en manos municipales.

Bien de Interés Cultural

El texto aprobado invoca el arraigo del Recreativo en la ciudad y la provincia –"Huelva y su Recre han sido uno", señala–, así com su "innegable valor histórico, social e incluso sentimental". La expropiación forzosa de las acciones se apoya en el hecho de que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía inició en octubre de 2015, con el club ya en alarmante situación, un expediente para declararlo Bien de Interés Cultural en la categoría de Actividad de Interés Etnológico.

Por lo tanto, el pleno acordó declarar el "interés social" del Recre, invocando para ello el artículo 46 de la Constitución, el 37 del Estatuto de Autonomía y la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. En base a esta declaración de interés social, el pleno declaró que Gildoy incumplía las obligaciones de protección de los bienes que forman parte del "Patrimonio Histórico Andaluz", por lo que se dio luz verde al inicio del expediente de expropiación forzosa de sus acciones. Por último, el Ayuntamiento de Huelva acordó la "necesidad de ocupar los bienes y derechos afectados", es decir, las acciones.

Un máximo accionista denostado

El texto, promovido por el PSOE –que gobierna en solitario–, salió holgadamente adelante apoyado por PP, Ciudadanos y Mesa de la Ría, mientras que Participa Huelva se abstuvo e IU votó en contra. La causa de la salvación del Recreativo es popular en la ciudad de Huelva, del mismo modo que el máximo accionista del club, Pablo Comas, al que se van a expropiar las acciones, es un personaje denostado por la mayoría de la afición recreativista, los medios y los partidos, que lo responsabilizan de la dramática situación del club. El propio texto aprobado por el pleno vincula directamente la "quiebra técnica" del club a la gestión de Pablo Comas. Este periódico ha intentado recabar la opinión de Comas o la versión oficial del Recreativo, pero no ha habido respuesta.

La cuestión de la deuda no queda reflejada en el acuerdo aprobado en el pleno. El Ayuntamiento, a través de un portavoz oficial, explica que el objetivo de la expropiación es evitar la desaparición del club, para lo que es imprescindible apartar al actual máximo accionista. El Gobierno local pretende no quedarse con la deuda del club, sino buscar un comprador privado y venderlo. Hasta la fecha dicho comprador no ha aparecido, pese a que esta opción lleva tiempo siendo la opción más viable para evitar la liquidación del club. El propio acuerdo aprobado en el pleno señala que, “una vez preservada la continuidad y viabilidad del Recreativo”, se procederá a “devolver otra vez el club a la iniciativa privada, en cumplimiento de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local”. Pero es imposible ofrecer garantías sobre cómo y cuándo podrá llevar a cabo esta intención.

El procedimiento de expropiación no está culminado. El 8 de junio se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia y se notificó a Gildoy, a partir de lo cual se inició un proceso de información pública de 15 días hábiles que aún no ha terminado, durante el cual se pueden presentar alegaciones. El Ayuntamiento pretende que la expropiación de las acciones se realice sin ningún coste, porque éstas tienen de hecho una tasación negativa, según un portavoz del Consistorio. Tras la resolución de las posibles alegaciones, el acuerdo tendría que regresar a pleno.

El Ayuntamiento de Huelva tiene una deuda bancaria –incluyendo el aplazamiento de la Seguridad Social y los débitos financieros de las empresas municipales– de 221,8 millones, según datos ofrecidos por el propio Gobierno local en mayo. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha afirmado públicamente que cuando llegó al poder el pasado año se encontró el Ayuntamiento "intervenido" y en una situación "gravísima". Aún peor es la situación del Recreativo de Huelva. En sus cuentas anuales del ejercicio 2014-2015, a las que ha tenido acceso este periódico, se recoge un pasivo corriente de 18.694.906,2 euros y un pasivo no corriente de 2.508.816,17 euros. La deuda total entre el corto y el largo plazo supera los 21,2 millones de euros. El propio Ayuntamiento conoce esta cifra. El acuerdo aprobado por el pleno señala que el Recreativo "se encuentra en una situación de quiebra técnica, dado que las deudas contraídas con terceros son mayores que el valor contable de los activos de la sociedad". Las voces críticas con Comas en el entorno del club han denunciado además que su gestión se ha realizado con opacidad.

Impagos a jugadores y empleados

Pese a los prolongados impagos a jugadores y trabajadores, el Recreativo ha logrado la permanencia en Segunda B in extremis. El logro ha incluido un emotivo tramo final de temporada, con las entradas a un euro y el estadio Nuevo Colombino lleno de aficionados. Aunque quedan lejos las dos temporadas en Primera División en la pasada década, así como la gesta de llegar a una final de Copa del Rey, a nivel deportivo esta temporada se han salvado los muebles. La salvación económica será más complicada. "Estamos muy lejos de conseguir el objetivo de los 2 millones de euros, pero el apoyo popular que estamos logrando es impresionante. Llevamos 200.000 euros", señala Salvador Dorado, miembro del colectivo de aficionados Recreativo Supporters Trust, uno de los promotores de la campaña de salvación del Recreativo, que está logrando una notable repercusión.

Esta campaña corre en paralelo y es independiente de la iniciativa de expropiación del Ayuntamiento. No obstante, una y otra están relacionadas. No puede ser descartable que se consume la expropiación por parte del Ayuntamiento pero la campaña para su salvación no logre reunir el dinero necesario y el Recre descienda a Tercera División, lo cual lo haría menos interesante para un inversor, dificultando los planes del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Huelva paga 7,55 millones de la deuda con Hacienda del Recreativo

El Ayuntamiento de Huelva paga 7,55 millones de la deuda con Hacienda del Recreativo

Más sobre este tema
stats