Comunidad de Madrid

Ayuso convoca elecciones el 4 de mayo y pide a los madrileños que elijan "entre socialismo y libertad"

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede de la Comunidad.

El terremoto murciano hace caer al Gobierno madrileño. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha decidido este martes romper el acuerdo que tenía con Ciudadanos y convocar elecciones autonómicas para el próximo 4 de mayo. Lo ha hecho empujada por el movimiento de naranjas y socialistas para desbancar al conservador Fernando López Miras al frente del Ejecutivo regional. "Madrid necesita un Gobierno estable, y en las actuales circunstancias eso no se puede asegurar", ha señalado la presidenta madrileña en una rueda de prensa sin preguntas en la que ha estado arropada por los consejeros de su partido. Una comparecencia en la que ha pedido a los madrileños que elijan "entre socialismo o libertad".

La moción de censura planteada en suelo murciano había provocado un enorme ruido en la Comunidad de Madrid, donde las tensiones entre los dos socios del Gobierno han sido constantes a lo largo de la legislatura. Sin embargo, desde Ciudadanos no tardaron en llamar a la tranquilidad asegurando que era un movimiento que se limitaba exclusivamente a ese territorio. Todas las miradas se situaron entonces en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno madrileño y en las respuestas que en ella pudiera dar el vicepresidente y portavoz, Ignacio Aguado. Una comparecencia que, de pronto, fue suspendida desde la Dirección General de Medios, una decisión que desde Ciudadanos se calificó como un "veto".

Entonces, todo se precipitó. Aguado convocó una rueda de prensa frente a la Vicepresidencia. Fue ahí cuando los rumores fueron confirmados. "La presidenta ha decidido dimitir de sus funciones convocando elecciones anticipadas. De facto, rompe el acuerdo de Gobierno firmado entre PP y Ciudadanos, de forma unilateral, así como su palabra dada", dijo el líder naranja, quien tildó el paso dado de "irresponsabilidad": "Los madrileños necesitan estabilidad por encima de todo sino porque hay más de 400 personas todavía ingresadas en los hospitales de la Comunidad de Madrid, hay 94.000 personas más en paro en la región, lo cual es la mayor irresponsabilidad desde que hace un año y medio asumiera la Presidencia".

Una hora y media después, era Ayuso la que daba explicaciones en una comparecencia sin preguntas. "Me he visto obligada a tomar esta decisión por el bien de Madrid y de España y contra mi voluntad repetida de agotar la legislatura", arrancó la presidenta madrileña, quien insistió que la región "ha vivido el momento más duro que se recuerda en democracia" y que, por tanto, "es el momento de pensar en grande, de olvidarnos de nosotros mismos y de decidir qué es lo mejor para los ciudadanos". "Madrid necesita un Gobierno estable, ideas claras, soluciones ambiciosas, estabilidad y sentido de Estado. En las actuales circunstancias no se puede asegurar", continuó, al tiempo que se disculpaba con los madrileños "por esta situación".

Dicho esto, la líder del Ejecutivo madrileño ha arremetido contra el que hasta ahora había sido su socio. "Después de lo visto y leído, si no tomo esta decisión Ciudadanos y el PSOE hubieran presentado una moción de censura, algo que ya han hablado en reiteradas ocasiones, y habrían causado el desastre en la Comunidad de Madrid", apuntó Ayuso. En este sentido, insistió que no podía permitir que la región se parase en estos momentos ni consentir que "todo lo peleado por los madrileños en estos meses se derrumbe". "No puedo aceptar que suban los impuestos, que entren a adoctrinar en los colegios, que cierren los comercios y la hostelería o que destruyan el tejido empresarial", prosiguió. En definitiva, completó, no podía permitir que Madrid perdiese "su libertad".

Mociones de censura

La noticia del adelanto electoral ha provocado que Más Madrid y PSOE registrasen mociones de censura con Mónica García y Ángel Gabilondo como candidatos, respectivamente. El registro de todas ellas se ha producido a eso de las 13.00 horas. Lo han hecho con el objetivo de frenar el adelanto electoral. Al fin y al cabo, el Estatuto de Autonomía establece que el presidente no podrá convocar elecciones "cuando se encuentre en tramitación" una iniciativa de estas características. A primera hora de la tarde, la Mesa de la Asamblea, presidida por Ciudadanos, admitió a trámite las mociones.

El lío jurídico está servido. Principalmente, porque desde el lado conservador del Ejecutivo aseguran que la firma del decreto de disolución y convocatoria se produjo a las 12.00 horas y que, por tanto, las mociones de censura no llegaron a tiempo. "La decisión queda decretada en ese momento y se publica en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) al día siguiente, tal y como recoge el artículo 42 de la ley electoral", apuntan. 

De hecho, la propia Ayuso insistió en esta misma cuestión durante su comparecencia. "Si no llego a disolver la Cámara, las mociones de censura que han presentado esta mañana los partidos de la izquierda me hubieran impedido convocar, y como ha ocurrido en el Gobierno de la nación, podrían haber derrocado nuestro Gobierno", aseveró la líder del Ejecutivo regional, quien dijo que no quería que a los ciudadanos se les arrebate "su futuro" en los "despachos" sin que ellos "hablen en las urnas". "Quiero que ahora los madrileños sean los que elijan entre socialismo o libertad", sentenció.

Así ha condicionado Vox los gobiernos autonómicos del PP y así podría quedarse fuera de juego

Así ha condicionado Vox los gobiernos autonómicos del PP y así podría quedarse fuera de juego

Más sobre este tema
stats