Acto por el 2 de mayo

Ayuso se viste de estadista frente a Feijóo y reniega de la "confrontación" de la que ella hace bandera

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la ceremonia del Dos de Mayo.

Isabel Díaz Ayuso ha celebrado su puesta de largo ante el recién elegido líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en la Casa Real de Correos. La presidenta madrileña ha tratado de enarbolar un discurso solemne en el acto institucional del 2 de mayo, la festividad que conmemora el inicio de la Guerra de Independencia contra la invasión francesa en el año 1808, pero profundamente incoherente con su línea política y plagado también de errores históricos de bulto, entre ellos el de que España es "una nación con dos milenios de historia". Sin embargo, según la presidenta madrileña, en esos dos milenios España se "perdió" con la invasión musulmana.

La dirigente popular ha definido Madrid como “la España necesaria frente a las ideologías totalitarias que enfrentan a unos contra otros” y que “se niega a la confrontación ideológica”. Sus palabras no encajan con el que ha sido, hasta la fecha, su leiv motiv en política: la confrontación. El capital político de Díaz Ayuso se ha basado en el choque frontal contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Tanto es así que el eslogan que eligió para la campaña de las elecciones autonómicas del pasado año fue ‘socialismo o libertad’, que más adelante mutó en ‘comunismo o libertad’ tras anunciarse la candidatura del exvicepresidente Pablo Iglesias.

Sin citarle expresamente, Ayuso se ha dirigido a Sánchez y ha cargado contra el "ego y los miedos del gobernante que se cree en posesión de la verdad indiscutible y sin fisuras”: “El pasado nos enseña que nace la autocracia y el terror”, ha añadido. El presidente del Gobierno no ha acudido al acto, pero sí lo ha hecho el ministro de la presidencia Félix Bolaños, sentado en primera fila. Bolaños ha aplaudido tímidamente a la dirigente popular tras acabar su intervención, a diferencia de representantes socialistas como los diputados Omar Anguita o Zaida Cantero. Tampoco lo ha hecho Juan Lobato, el líder del PSOE en la Asamblea de Madrid.

A renglón seguido, la madrileña ha reivindicado que el buen gobernante se sitúa “a ras de tierra” y se compromete con “quienes pasan más calamidades, quienes se sacrifican por levantar su país, quienes desde las empresas grandes y pequeñas crean puestos de trabajo, quienes los desempeñan con responsabilidad y honradez: “Quienes tantas veces se saben no escuchados e incomprendidos", ha completado.

Sin embargo, a tenor de los datos, el “compromiso” de Díaz Ayuso con “quienes pasan más calamidades” no es tal. El pasado año su Ejecutivo no agotó todos los fondos que se pusieron sobre la mesa para hacer frente a la emergencia social en la región. Según el último informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas, el entonces Ejecutivo de coalición dejó sin ejecutar algo más de 32 millones de euros del programa presupuestario que dedica a la lucha contra la exclusión social en suelo madrileño.

La presidenta madrileña también ha asegurado que la región que preside “no fabrica clases sociales”, pese a que la Comunidad de Madrid es una de las regiones líderes en desigualdad. Las declaraciones de Ayuso coinciden con las del consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, que recientemente negó que en Madrid hubiera1,5 millones de pobrescomo recogía la organización Cáritas en su informe. En el año 2019, la citada organización cifraba la desigualdad entre el 20 % de la población más rica y la 20 % más pobre como la más alta de España, con un millón de personas (el 16 % del total) en situación de exclusión social.

Sin embargo, a juicio de Díaz Ayuso, la Comunidad de Madrid "es el refugio de los que han perdido la libertad, el lugar de encuentro de todos los acentos del español, el modelo de gestión que interesa en todas partes". Una libertad de la que no hace gala en lo que se refiere al control de la radiotelevisión pública madrileña, una de las 'obsesiones' del Ejecutivo madrileño desde las elecciones del pasado año.

Ayuso reivindica que "Madrid es la España necesaria", que "destierra el intervencionismo, la imposición y la mentira"

Ayuso reivindica que "Madrid es la España necesaria", que "destierra el intervencionismo, la imposición y la mentira"

Más sobre este tema
stats