Elecciones 24-M

Aznar entra en campaña para movilizar al votante tradicional del PP

Aznar entra en campaña para movilizar al votante tradicional del PP

En las elecciones europeas del pasado año no pudo ser porque la dirección nacional del Partido Popular (PP) cerró tan tarde la agenda de mítines de la campaña de Miguel Arias Cañete que cuando se pensó en tirar de José María Aznar ya era muy tarde y éste estaba inmerso en una intensa actividad internacional. Así lo contó él mismo con notable enfado. Pero en esta ocasión, para la cita del próximo 24 de mayo, la cúpula del PP ya tomó nota y a principios de año se comunicó al expresidente del Gobierno que había determinados candidatos que querían contar con él en campaña. Y así va a ser. Entre este martes y el próximo lunes, el también presidente de honor de los conservadores participará en cinco mítines. Arranca en Zaragoza. El jueves estará en Logroño, el sábado en Ávila, el domingo en Madrid y el lunes, día 18 en Toledo.

A estos actos, en los que intervendrá, hay que sumar dos recientes apariciones en municipios de Madrid acompañando a los candidatos. La semana pasada acudió a Boadilla del Monte, donde el candidato es Antonio González Terol. Y el domingo a Pozuelo, localidad del sur de la Comunidad regida por Paloma Adrados. Tanto Pozuelo como Boadilla aparecen en el mapa de municipios del PP de Esperanza Aguirre salpicados por el caso Gürtel.

Para el partido de Mariano Rajoy, la participación del presidente de honor del PP en esta campaña es clave a la hora de movilizar al sector más conservador de su electorado. Ese que puede estar molesto por la marcha atrás en materia de la ley del aborto, por la actuación del Gobierno ante el desafío soberanista catalán o por el distanciamiento con el colectivo de víctimas del terrorismo. 

El PP está muy preocupado por lo que muestran los sondeos: un mapa autonómico en el que pierden el grueso de sus mayorías absolutas y en el que, en la mayoría de los casos, para gobernar necesitan a Ciudadanos, la formación presidida por Albert Rivera y que ya fue el partido revelación de los comicios andaluces del pasado marzo. 

Si la preocupación ya cundía en el partido antes de la publicación del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el pasado jueves se encendieron todas las luces rojas. Según este barómetro, el PP ganaría en nueve de las 13 comunidades –Madrid, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Cantabria, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha y Castilla y León–, aunque sólo mantendría la mayoría absoluta en una, en Castilla y León, aparte de en la ciudad autónoma de Ceuta.

Antiguos compañeros

Según fuentes del partido, la presencia de Aznar ha sido reclamada directamente por los cabeza de lista de las comunidades a las que acude. En todos los casos, salvo en el de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y candidata a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el presidente de la Fundación FAES acude a respaldar a compañeros con los que mantuvo muy buena relación en sus años en primera línea en la política.

Luisa Fernanda Rudi, candidata a la Presidencia de Aragón, fue presidenta del Congreso de los Diputados entre 2000 y 2004; Esperanza Aguirre fue ministra de Educación con Aznar y también pasó una etapa como presidenta del Senado (1999-2002) y ahora es candidata al Ayuntamiento de Madrid. Por su parte, Juan Vicente Herrera, candidato a presidir la Junta de Castilla y León, y Pedro Sanz (La Rioja) ya eran presidentes autonómicos bajo los gobiernos del ahora presidente de honor del PP.

El primero de estos mítines tendrá lugar este martes en Zaragoza. Junto a Rudi, compartirán escenario con Aznar, Eloy Suárez, candidato a la Alcaldía de la ciudad; Ana Alós, cabeza de lista por Huesca, y Manuel Blasco, candidato por Teruel. Según el CIS, el PP ganaría en Aragón pero sin mayoría absoluta. Es decir, una situación similar a la actual con la diferencia de que a Rudi no le bastaría sólo con el Partido Aragonés (PAR) para sumar.

Tampoco en La Rioja las encuestas le dan a Pedro Sanz la mayoría absoluta a la que tiene acostumbrado a Mariano Rajoy. En Logroño Aznar estará el jueves. Y dos días después en Castilla y Léon, concretamente en Ávila. El presidente regional, Juan Vicente Herrera, es según el CIS, el único barón conservador que tiene garantizada su mayoría absoluta.

No obstante, sobre el terreno, los cargos del PP castellanoleonés consultados por infoLibre son menos optimistas y admiten que Ciudadanos les está haciendo mucho daño. De hecho, en el acto de presentación de candidatos que el PP celebró hace unas semanas en Madrid, Herrera dijo abiertamente que no tenía miedo a los pactos.

Preocupación en Ávila

Los conservadores ven con preocupación precisamente lo que pueda ocurrir en la ciudad de Ávila, donde acudirá el presidente de FAES

Por lo simbólico de la ciudad, en la que se han encadenado 24 años consecutivos de mayorías absolutas del PP, una encuesta del Diario de Ávila sembró la semana pasada el pesimismo en Castilla y León. Según el sondeo realizado por Sigma Dos, de celebrarse ahora elecciones, el PP sería la lista más votada con el 34,7% de los votos, pero muy lejos de las cifras a las que está acostumbrado el partido en la ciudad.

Traducido a escaños, de los 14 concejales que tiene ahora, pasaría a 10. Y, el partido de Rivera, irrumpiría como segunda fuerza con 8-9 escaños. El pleno municipal dispone de 25 asientos.

En términos poblacionales, Ávila‎ no supera los 59.000 habitantes. Pero para el PP es todo un símbolo y una especie de banco de pruebas de cómo pueden comportarse sus electores en otros territorios.

Madrid: en apoyo de la aspirante a suceder a Botella

El domingo 17, Aznar compartirá escenario con Esperanza Aguirre, candidata al Ayuntamiento de Madrid, y Cristina Cifuentes, candidata a la Comunidad.  Se da la circunstancia de que Aguirre, que fue ministra del presidente del FAES aspira a ocupar el puesto que ahora deja vacante su mujer, Ana Botella.

De hecho, en el PP atribuyen gran parte de las presiones a Botella para que anunciase que no quería ir en las listas al entorno de Aguirre. Cuentan en el partido que este hecho provocó un distanciamiento entre Aznar y Aguirre que, ahora, con su participación en este mitin, parece aparentemente arreglado

Como Aznar, la presidenta del PP de Madrid, pertenece al sector más conservador del partido, la denominada ala dura. Hace unos días, Aguirre contó en un acto de partido con la presencia de María San Gil, expresidenta del PP vasco y que abandonó la política en 2008 tras distanciarse de Rajoy en los meses previos al XVI Congreso Nacional del partido.

Antes de volver a su actividad como presidente de FAES, Aznar cerrará su participación en la campaña acompañando el lunes 18 a María Dolores de Cospedal en Toledo. 

Salvo cambios de última hora, no compartirá escenario con Rajoy en ningún acto. La última vez que lo hizo fue en enero, fue en eneroen la convención nacional del PP, cuando irritó a la dirección nacional del partido al preguntar al auditorio que dónde estaba el PP y si quería ganar las elecciones. 

Aguirre no figura en el programa de los cursos de FAES  tras el choque con Aznar en campaña

Aguirre no figura en el programa de los cursos de FAES tras el choque con Aznar en campaña

Más sobre este tema
stats