LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma de la jurisdicción universal permitirá reabrir casos que quedaron impunes tras el recorte del PP

Los correos secretos de Blesa

Bancaja recurrió a Blesa para obtener 200 millones y apuntalar su liquidez

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

La entidad financiera Bancaja acudió a Caja Madrid en octubre de 2007 para tratar de conseguir liquidez. Un mes antes, la que entonces era primera caja valenciana, había relevado a su director general, Fernando García Checa, en beneficio de Aurelio Izquierdo. Un correo electrónico secreto fechado el 25 de octubre enviado por el director general de Caja Madrid, Matías Amat, a su jefe, Miguel Blesa, da cuenta de una reunión entre Bancaja y Caja Madrid en la que los responsables de la entidad financiera valenciana buscaban dinero de la caja madrileña.

Según un informe del Banco de España del 30 de septiembre de 2008 incluido en el sumario del caso Bankia, en 2008 la caja valenciana ya tenía serios problemas de liquidez por el empeño de sus dirigentes en financiar mastodónticas promociones inmobiliarias de dudosa rentabilidad. Entre las empresas financiadas por Bancaja destacan cinco que han sufrido importantes problemas económicos a lo largo de los últimos años: el Grupo Soler, el Valencia CF, el Grupo Reyna, el Grupo Polaris y Martinsa-Fadesa. Solo entre estas cinco firmas los créditos considerados de riesgo superaban los 1.100 millones de euros.

Cobraron 17,2 millones

Según la información aportada por Bancaja al magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tal y como adelantó infoLibre, Fernando García Checa (8,8 millones) y Aurelio Izquierdo (8,4 millones), los dos directores generales que rigieron las cuentas de Bancaja entre 2007 y 2010, cobraron de la entidad pública valenciana más de 17,2 millones de euros. A esta cifra hay que añadir otros 7,5 millones que tiene comprometidos Izquierdo en derechos de jubilación. En total, ambos recibirán de Bancaja un mínimo de 24 millones de euros.

El relevo en la dirección general de Bancaja, aprobado por el consejo a finales de agosto de 2007, se justificó de forma oficial como el primer paso en un cambio de estrategia para reducir la dependencia de los resultados de la evolución del negocio inmobiliario. Lo que significaba disminuir ligeramente su implicación en los negocios del ladrillo. Pero la realidad, según se desprende de un correo secreto de Blesa, era mucho más dramática.

El 16 de octubre de 2007 dos directivos de Bancaja, en concreto el director financiero, Miguel Ángel Soria, y el director de Tesorería y Mercado de Capitales, Benito Castillo, se entrevistaron con otros dos responsables de Caja Madrid: el director de Negocio de Tesorería y Mercado de Capitales, Carlos Stilianopoulos; y el director de Negocio Adjunto de Emisiones Propias, Benito Castillo.

Propuestas para obtener liquidez

En la reunión, según el mensaje enviado por Matías Amat a Blesa, Bancaja pidió a Caja Madrid que aceptara una de estas tres propuestas para obtener liquidez: una línea de crédito a tres años por 200 mllones de euros; una línea de liquidez a un año por 100 millones de euros con soporte a su programa de pagarés; o la tercera opción, que consistía en intercambiar los bonos que Caja Madrid tenía en cartera de Caja Castilla La Mancha (90 millones) y Caixa Terrasa (50 millones) por bonos Bancaja: "Esto serviría a Bancaja como reserva de liquidez", apunta Matías Amat a Blesa.

El documento secreto, que fue suministrado por Bankia al magistrado Elpidio José Silva, que ahora se enfrenta a la inhabilitación por enviar hasta en dos ocasiones a Blesa a la cárcel, apunta otros comentarios suscitados por los responsables de Bancaja: "La Caixa está apoyando a través del intercambiario a cajas medianas/pequeñas catalanas; y que algunas cajas pequeñas e incluso alguna mediana tiene problemas serios de liquidez. Esto puede darnos oportunidades a las cajas grandes (ellos se consideran una caja grande)", completa Amat a Blesa, que más abajo en el mensaje explica sus conclusiones.

"No sabían que venían aquí"

"Es posible que utilizaran tu nombre con su presidente (José Luis Olivas) o director general (Aurelio Izquierdo) por alguno de los siguientes motivos: su propio presidente no sabía que venían aquí a pedir liquidez; no se atrevieron a decirle a su presidente que tenía que llamarte; o sabiendo el propio presidente lo utiliza com oexcusa para no tener que llamarte". El mensaje finaliza con un análisis del nuevo número dos de Bancaja: "Por cierto el nuevo director general (Aurelio Izquierdo) es también consejero de NH y tampoco me ha llamado (a mi juicio es un tipo un poco especial)".

Según los datos aportados por un informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), 2008 fue el año en el que se comercializaron más participaciones preferentes en España entre los clientes minoristas.

"Castillos en el aire"

El contenido del correo electrónico de Blesa contrasta con la declaracón realizada en calidad de imputado de José Luis Olivas ante el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Según su testimonio, que los socios de infoLibre pueden oir en un enlace de esta información, el que fuera presidente de Bancaja y Banco de Valencia negó que la situación de la entidad financiera fuera tan dramática como para obligarle a fusionarse con Caja Madrid. Olivas justificó la decisión del Banco de España de unir las dos entidades financieras por la difícil situación financiera que vivía España, pero no porque Bancaja tuviera problemas para subsistir. Esta versión fue contestada por el magistrado Fernando Andreu, que llegó a decir en relación a la decisión de las autoridades económicas españolas: "No se van a inventar castillos en el aire", queriendo decir que el Banco de España no se habría inventado la dramática situación económica que sufría Bancaja, pero que negó Olivas.

Además, Olivas reconoció en su testimonio en la Audiencia Nacional que él y Rodrigo Rato fueron obligados a iniciar las conversaciones de fusión de forma improvisada: "Rato estaba en la sede de Bankia y en un cuarto de hora se presentó en la reunión con el Banco de España. Y ahí le dijeron que querían que nos integráramos en el SIP que estaba creando y que debíamos a negociar pronto. Dijeron que si era necesario nos dejaban un despacho en la propia sede del Banco de España "y empiezan ustedes a hablar y empiezan a avanzar en cuanto al proceso de negociación". En marzo de 2011 Rato anunció la fusión de las entidades dentro de la nueva matriz BFA-Bankia.

Morosidad elevada

Además, un informe de morosidad a 29 de febrero de 2012 muestra como ésta se disparó en Bancaja muy por encima del resto de entidades financieras que formaron Bankia. En concreto, el incremento de la morosidad en tan solo un año fue de 3.155 millones de euros, lo que supone un 77,1% del aumento de la morosidad de Bankia. El gran aumento de los problemas de Bancaja se originan en el crédito promotor, es decir entre las grandes empresas.

Más sobre este tema
stats