La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Los abusos de la banca

Bankia vende por un millón de euros una constructora por la que pagó 65,1 millones en 2009

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, durante su comparecencia a los medios para ofrecer los resultados de la entidad, este 28 de febrero de 2015.

Bankia Hábitat, la filial inmobiliaria de la entidad financiera presidida por José Ignacio Goirigolzarri, ha vendido su paquete accionarial de la empresa de Castellón Costa Bellver por un millón de euros, cuando Bancaja la había comprado en 2009 por 65,1 millones de euros, según reconoce la entidad financiera en un escrito remitido al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga las irregularidades cometidas por los exdirectivos de Banco de Valencia.

Según el juez Pedraz, Bancaja Hábitat adquirió en 2009 un paquete accionarial de Costa Bellver por un precio que era un 195% más caro que lo que había abonado la familia Calabuig tres meses antes.

"Sin perjuicio de lo que señalen los informes de valoración encargados por el juzgado, Bankia Hábitat ha experimentado ya una minusvalía efectiva de 64 millones de euros al transmitir las acciones de Costa Bellver a un precio notablemente menor al que se adquirieron esas mismas acciones (precio de venta de un millón frente a una inversión de 65,1 millones de euros)", constata el escrito enviado el 24 de mayo pasado a la Audiencia Nacional por el abogado que representa a Bankia Hábitat en el caso Banco de Valencia, que destaca también que la entidad ha perdido "el 98,5% de la inversión inicial".

El pasado 8 de abril, la empresa Fomento Urbano de Castellón (Fucsa), de la familia de empresarios Calabuig, que disponía del resto de las acciones de Costa Bellver, ejercitó el derecho de adquisición preferente para hacerse con todas las acciones de las que disponía Bankia en la inmobiliaria castellonense. De esta forma, la familia Calabuig, cinco de cuyos integrantes están imputados (investigados) en la Audiencia Nacional por el caso Banco de Valencia, se ha hecho con el 100% de las acciones de la inmobiliaria.

Cumplimiento de un acuerdo

En un escrito de 27 de abril, Bankia justifica al juez Pedraz la venta a tan bajo precio de sus acciones en Costa Bellver "en cumplimiento de la decisión de la Comisión Europea" que obliga a las entidades rescatadas, como es el caso de la entidad presidida por Goirigolzarri, a vender sus participaciones "no estratégicas", entre ellas la inmobiliaria de Castellón: "Así pues, la desinversión en la indicada sociedad se trata de una imposición que resulta de obligado cumplimiento para el Grupo BFA-Bankia".

Bankia se refiere al memorando firmado el 28 de noviembre de 2012 entre el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, y el entonces comisario Joaquín Almunia, en el que se fijaban las contrapartidas de la ayuda europea para el rescate del sistema financiero español. En este acuerdo, el Gobierno español se comprometía a vender todas las participaciones no estratégicas de las empresas de Bankia en un plazo máximo de cuatro años, cuyo plazo finaliza en noviembre.

"Dicho sea de otro modo, Bankia Hábitat estaba obligada a vender su participación en Costa Bellver no pudiendo esperar a que cambiaran las circunstancias económicas, se avanzara en las diligencias realizadas en el contexto de este procedimiento penal o surgiera una oferta que minimizara la pérdida experimentada por mi representada en relación con su inversión en Costa Bellver", sostiene el abogado de la filial de la entidad presidida por Goirigolzarri.

Además, Bankia explica al magistrado el proceso de venta, que se inició antes de que los Calabuig anunciaran la compra de las acciones de la empresa. Así, su división inmobiliaria realizó "un proceso competitivo con potenciales inversores dirigido a la venta de la totalidad de su participación en Costa Bellver".

Proceso competitivo

"Dicho proceso competitivo", prosigue el documento enviado por Bankia al juez Pedraz, dio lugar "a la presentación de varias ofertas vinculantes, de las cuales se ha seleccionado a una de ellas", y con cuyos representantes se firmó una opción de venta que fue ejercitada por los compradores con fecha de 8 de marzo de 2016.

Fuentes de Bankia han asegurado a infoLibre que, en el caso de la venta de sus participaciones de Costa Bellver, se ha procedido de forma idéntica al resto de desinversiones. Así, se nombra a un asesor externo que se encarga de la venta, de cuyo montante final obtiene un beneficio.

Pero los estatutos sociales de la empresa que vendía Bankia incluían unas condiciones de "adquisición preferente" para el otro socio, en este caso la familia Calabuig, que tras tener conocimiento de la operación optó por hacerse con las acciones de la entidad financiera que en una reunión del consejo de administración de 8 de abril, en la que el otro socio, Fomento Urbano de Castellón (Fucsa) "ha ejercitado el derecho de adquisición preferente, por lo que Bankia Hábitat ha de proceder a vender a Fucsa en los mismos términos y condiciones que los que se contienen en la oferta recibida", prosigue el escrito de Bankia.

En su documento, Bankia rechaza la petición de los Calabuig de que el juez Pedraz archive sus diligencias sobre el caso, al considerar que la transmisión de las acciones de Costa Bellver, "lejos de suponer una suerte de satisfacción extrajudicial de la pérdida experimentada por Bankia Hábitat, cristaliza el perjuicio patrimonial sufrido por Bankia en la compra de las acciones".

infoLibre se ha puesto en contacto con Eugenio Calabuig, que no ha contestado las preguntas de este diario acerca de la adquisición de las acciones de Bankia por un millón de euros.

El juez Pedraz investiga, en el marco de una de las piezas separadas del caso Banco de Valencia, el perjuicio sufrido por la citada entidad valenciana y Bancaja, así como por su sucesora Bankia, en una operación financiera para comprar acciones de Aguas de Valencia (Agval). En este negocio, Banco de Valencia, entonces filial de Bancaja, presidida por el expresidente de la Generalitat Valenciana José Luis Olivas, se hizo también con acciones de la empresa constructora Costa Bellver, cuyo principal patrimonio era suelo en la provincia de Castellón.

Esta compraventa, según Pedraz, provocó un perjuicio importante para las entidades financieras, que participaron en un negocio que acabó siendo ruinoso para ellas. Además de actuar como socios de los empresarios, el banco y su matriz prestaron la mayor parte del dinero necesario para la operación.

Bancaja, la Generalitat y Bankia llevan un año sin pedir a Olivas que devuelva 3,3 millones que cobró ilegalmente

Bancaja, la Generalitat y Bankia llevan un año sin pedir a Olivas que devuelva 3,3 millones que cobró ilegalmente

Izquierdo y Parra

En esta pieza separada permanecen imputados (investigados) los exdirectivos de Bancaja Aurelio Izquierdo y Domingo Parra, así como cinco integrantes de la familia Calabuig. Según el juez Pedraz, Bancaja Hábitat adquirió en 2009 un paquete accionarial de Costa Bellver por un precio que era un 195% más caro que lo que había abonado la familia Calabuig tres meses antes.

Tanto Izquierdo como Parra, al igual que el propio expresidente de Bancaja José Luis Olivas, afrontan diferentes investigaciones por su gestión de las entidades financieras que han tenido que ser recapitalizadas con fondos públicos. Banco de Valencia ha necesitado 17.000 millones para evitar su quiebra, mientras que los fondos suministrados a Bankia superan los 22.400 millones.

Más sobre este tema
stats