PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Gobierno busca fórmulas para garantizar que la enmienda de ERC no afecte a la lucha contra la corrupción

26M | 'Superdomingo' electoral

Las dos campañas del PP: del 'Hay partido' de Casado a los candidatos que huyen de las siglas

El líder del PP, Pablo Casado, en el centro de la imagen, en la celebración del día de San Isidro, patrón de la ciudad de Madrid.

Desde la mañana del martes, la sede nacional del Partido Popularexhibe una gran lona en la que puede leerse: "Hay partido". Dos palabras que encierran un doble mensaje: el del "sentido épico de la victoria de quien da la vuelta al marcador", pero también que tras las siglas del PP hay una potente organización, la de la principal formación política de la oposición, que concurre a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo con más de 60.000 personas en sus candidaturas.

ElHay partidoviene a completar el lema "Centrados en tu futuro", que el PP adoptó en el Comité Ejecutivo Nacional posterior al batacazo electoral de las generales –de 137 a 66 diputados–. Y hay también que entenderlo en clave de movilizar a un electorado que, según fuentes del partido, podría haberse venido abajo no sólo tras la victoria de Pedro Sánchez en las generales, sino también ahora cuando el grueso de las encuestas ubican a los socialistas como partido favorito para las municipales, autonómicas y europeas.

De forma paralela a la campaña protagonizada por Pablo Casado, alejada de la omnipresencia de las generales y con menos actos al día, candidatos conservadores a las municipales y autonómicas marcan perfil propio confiados en lograr imponerse al desgaste de la marca.

"Es una especie de sálvese quien pueda. Pero va a ser complicado porque la marca PP está a la baja, se han acabado las etapas de las mayorías absolutas y esto hay poco candidato que lo levante", subraya un dirigente regional en conversación con infoLibre.

Antes del arranque de la campaña de las municipales y autonómicas, y en plena resaca del pésimo resultado de las generales, no eran pocos los candidatos que coincidían en que la implicación de Casado en la recta final de estos comicios debía bajar para ceder el protagonismo a los cabezas de lista. Y para que los mensajes relativos a la política local y municipal se impusieran a las cuestiones relacionadas con la crisis catalana, la defensa de la unidad de España o la lengua.

Intentando no desautorizar a los candidatos, la dirección del PP adoptó una postura intermedia: Casado tiene actos de campaña todos los días, pero intenta dar prioridad en sus discursos a cuestiones relacionadas con la política autonómica, local o europea.

Siglas que prácticamente... desaparecen

Unos mensajes que tienen que convivir con otros en los que las siglas del partido prácticamente desaparecen. Es, por ejemplo, el tipo de campaña que está haciendo el expresidente del PP de Cataluña y candidato a la Alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol.

El dirigente conservador ha llegado a lanzar un par de vídeos en los que se le ubica por encima de las siglas. Hasta el punto de que se puede escuchar a ciudadanos decir que van a votarle a él. Y no al PP. Es decir, anteponiendo el candidato al partido.

"Yo si le voto le voy a votar a él, al Albiol, al PP no, al Albiol", es uno de los mensajes. "El único que ha hecho algo por Badalona ha sido él. Ha sido el Albiol. Le voy a votar a él, al Albiol, al PP no, al Albiol".

Esta campaña, que se hizo pública el 30 de abril, no cayó muy bien en sectores conservadores por lo que fue interpretado como un desmarque del partido. Pero el candidato lo ha negado defendiendo que este material audiovisual se editó antes de producirse los resultados de las generales del 28 de abril.

La muestra de que García Albiol no tiene dudas de que está poniendo en práctica la campaña acertada es que esta misma semana ha insistido en la misma idea.

 

En este segundo vídeo, también sin las siglas del PP, votantes que dicen no sentirse identificados con ningún partido, apuestan por Albiol. También, supuestos exvotantes socialistas señalan que el expresidente de los conservadores catalanes puede contar con su voto.

El candidato a la Alcaldía de Badalona ha insistido en que el PP, siempre que ha ganado, lo ha hecho acercándose al centro. Una crítica a la estrategia de Casado en las elecciones generales de entrar en competición directa con Vox, partido al que no calificó de "ultraderecha" hasta que transcurrieron los comicios y fue testigo de cómo el apoyo al PP se desplomó en el Congreso y en el Senado, donde perdieron la mayoría absoluta.

La importancia del centro

Otro de los dirigentes que ha admitido en público que "la única manera de representar algo notable es desde el centro" es el candidato a la Alcaldía de San Sebastián, Borja Sémper. Y, como García Albiol, ha optado por una imagen muy personal y sin dar importancia a las siglas del partido.

Recientemente, en una entrevista en El PaísEl País, el también presidente de los conservadores de Gipuzkoa fue cuestionado sobre si la mejor manera de representar a su partido era hacerlo sin las siglas del PP. Su respuesta fue que él pretende "atraer" a los ciudadanos que no votarían al PP. "No porque reniegue de mi partido, que no lo hago, sino porque la política está sobrecargada de ideología, de militancia, de posicionamiento. La política municipal es otra cosa. Aquí se trata de asfaltar una calle y de abrir un parque, no de la independencia ni del patriotismo exacerbado".

'No es política...'

En la imagen principal de campaña de este dirigente de los conservadores de Euskadi el lema no es el Centrados en tu futuro del PP nacional, sino No es política, es San Sebastián.

En el partido restan importancia a la diversidad de lemas. "No hay nada contradictorio. Ninguno choca con lo que ha defendido siempre en el PP. No es malo que en los sitios en los que el candidato tiene tirón, se afinen las estrategias en uno u otro sentido. No por eso dejamos de ser el PP. Todo lo contrario: somos un partido con historia, con experiencia de gestión y con candidatos con experiencia", mantiene un dirigente conservador. Además, destacan que el solapamiento de elecciones provocó que en algunos territorios ya tuviesen muy avanzadas las cuestiones de campaña incluso antes de que se convocasen las generales.

Biel Company, el candidato del PP a la Presidencia de Balears, tampoco lleva el Centrados en ti en sus carteles electorales. Ha apostado por Lo haremos bien.

En la presentación del lema, Company pidió perdón por "algunos errores cometidos" durante la campaña de las generales y en la anterior legislatura.

"Mucho más que Génova"

"El PP es mucho más que Génova". En sectores conservadores, estas palabras del excoordinador general del PP, Fernando Martíez-Maillo, también sonaron a desmarque de la dirección nacional. Una dirección nacional que, en su caso, optó por apartarle del Congreso de los Diputados para incluirse en la lista al Senado.

Maillo hizo campaña la semana pasada en Zamora junto al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En estos comicios integra la lista del PP de Casaseca de las Chanas, municipio del que fue elegido alcalde en 2015.

Casado se vuelca en Madrid

Este miércoles la ciudad de Madrid celebró la festividad de San Isidro, su patrón. Y, a diferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que escogió el País Vasco, Casado optó por acercarse a la pradera de San Isidro, emplazamiento donde tienen lugar los actos centrales de la jornada, para apoyar a sus candidatos a la Comunidad y el Ayuntamiento.

Por momentos, la campaña de la cabeza de lista a la Presidencia regional, Isabel Díaz Ayuso, es muy similar a la que desplegó Casado. "Isabel intenta hacer propuestas a diario, pero estas quedan eclipsadas por polémicas como la de las ayudas para los concebidos no nacidos, los atascos de Madrid o los empleos basura", dice uno de sus compañeros de lista.

La candidatura de Ayuso, como la de José Luis Martínez-Almeida, fue una apuesta personal de Casado. En este contexto se entiende que el jefe de los conservadores se esté volcando con el PP de Madrid, la formación que le ha visto crecer en política desde que se afilió a Nuevas Generaciones. Y también en este contexto se entiende que los candidatos vayan menos por libre.

En los últimos días, en las filas conservadoras cunde la preocupación por que la bajada de Vox en los sondeos no está redundando en una subida de votos en el PP. Señelan que pueden estar tranquilos porque Cs y Vox están a una importante distancia del PP. Pero que esa tranquilidad se torna en nerviosismo si se trata de traducir la suma de los votos de las llamadas "tres derechas" en gobiernos autonómicos y municipales.

La dirección nacional del PP insiste en que sea cual sea el resultado del 26M, Pablo Casado seguirá al frente del partido, al menos, hasta el próximo congreso, previsto para dentro de tres años. Está por ver si un mal resultado da pie a una revuelta interna que le obligue a tomar decisiones.

En Génova recuerdan que ni Rajoy ni José María Aznar ganaron elecciones a la primera y que Casado, además, se encontró a un partido golpeado por "errores del pasado" como los escándalos de corrupción, la gestión de la crisis económica o la gestión de la crisis catalana.

El PP cree que el veto de ERC a Miquel Iceta es "teatro" y que habrá entendimiento tras el 26M

El PP cree que el veto de ERC a Miquel Iceta es "teatro" y que habrá entendimiento tras el 26M

Más sobre este tema
stats