Ayuntamiento de Madrid

Carmena rompe con las agencias de calificación S&P y Fitch

Carmena anuncia la distribución de 100.000 raciones de comida para niños durante el verano

infoLibre

Standard & Poor's y Fitch no auditarán el próximo año la deuda del Ayuntamiento de Madrid. El equipo de Manuela Carmena adoptó esta decisión después de mantener varias reuniones con ambas agencias auditoras, informa la Cadena Ser. El consistorio no contratará más a las agencias de calificación, que perciben cada año 120.000 euros por su trabajo y que mantienen para el municipio una de las notas más bajas: BBB.

El Gobierno local no quiere dejar las arcas con superávit si supone recortar en gasto social pero insiste en que no dejará de pagar la deuda municipal, de 4.000 millones de euros. 

La Ser dufundió varias grabaciones telefónicas entre el equipo de Economía y los representantes de Standars & Poor’s y Fitch y en ambos casos se viven momentos de tensión. Las agencias muestran su desconfianza ante el compromisio municipal para pagar la deuda y señalan críticas a la auditoría interna que lleva a cabo el equipo de Carmena.

La relación comercial del Ayuntamiento con ambas agencias privadas comenzó en 2002, por lo que se estima un gasto total en esta partida de más de un millón de euros de las arcas públicas municipales, informa Europa Press. Esta rendición de cuentas "no debe pasar necesariamente por el pago a entidades privadas encargadas de emitir valoraciones objetivas y neutrales de los países, empresas y administraciones que analizan". "Son muchos los ayuntamientos que no mantienen ningún tipo de relación contractual con agencias de calificación", han detallado desde el área que dirige el delegado Carlos Sánchez Mato.

"El Gobierno municipal mantiene su firme voluntad de potenciar el ahorro en partidas que no benefician directamente a la ciudadanía y concentrar todos los esfuerzos en el gasto social y la inversión en equipamientos para los distritos", han detallado desde el Ayuntamiento.

Desde el área de Economía y Hacienda se anunció la semana pasada la amortización anticipada de deuda por más de 366 millones. El Ayuntamiento de Madrid no tiene intención de emitir más deuda, sino, al contrario, de afrontar los pagos pendientes de la misma para beneficio de la ciudadanía madrileña.

El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, declaró semanas atrás, tras conocerse la última calificación de Standars & Poors que no había que depender de opiniones "políticas" como las de dicha agencia. El edil ya aseguró en la última comisión del ramo que el Ayuntamiento no contratará nueva deuda. Sánchez Mato explicó que S&P le planteó al Ayuntamiento preguntas "absurdas" en relación a la calificación de la deuda, como la política de desahucios de la EMVS o las subvenciones a la escuela de tauromaquia Marcial Landada. "Decimos que no tiene nada que ver con la solvencia de la deuda. Hay que justificar la minuta de esta empresa, de 50.000 euros", ha manifestado.

El concejal recordó que la ciudad ya estaba en el bono basura (BBB), la calificación es la misma, lo que ha cambiado es la perspectiva, que S&P la lleva a negativa. "Tiene una posición política", lanzó.

El delegado, que recordó que esta empresa fue condenada por alterar los tipos en Estados Unidos, destacó que S&P "le cobra al Ayuntamiento por hacer su evaluación". "El Ayuntamiento no debe contratar ni un préstamo más, debe funcionar con sus ingresos, con sus políticas fiscales y de tasas y no depender de opiniones como la de esta empresa. No vamos a contratar nueva deuda", expuso.

La agencia Fitch eleva el rating de España hasta 'A-', un grado de solvencia que no tenía desde 2012

La agencia Fitch eleva el rating de España hasta 'A-', un grado de solvencia que no tenía desde 2012

Más sobre este tema
stats