28A | Elecciones generales

Casado acusa a Sánchez de querer pactar con "manos manchadas de sangre"

Pablo Casado, durante la presentación en Barcelona del programa de su partido junto a Cayetana Álvarez de Toledo.

infoLibre

El líder del PP y candidato a las elecciones generales, Pablo Casado, ha acusado este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de querer pactar con "manos manchadas de sangre" al buscar una alianza con independentistas catalanes y vascos para mantenerse en la Presidencia, ha dicho.

"Prefiere las manos manchadas de sangre a las manos manchadas de blanco. Manos pintadas de amarillo que manos abiertas a todos los españoles", ha alertado en el acto de presentación del programa electoral del PP en Barcelona.

Ha criticado que para, mantenerse en Moncloa, el candidato del PSOE "necesita el apoyo de aquellos separatistas que han dado un golpe y de aquellos proetarras que han ejercido el terrorismo".

Los detalles del programa

El PP plantea en su programa electoral el establecimiento de una exención en el pago del IRPF a aquellos trabajadores que, cumplida la edad legal de jubilación, continúen trabajando sin cobrar pensión.

La idea del partido que capitanea Pablo Casado es favorecer el envejecimiento activo y la prolongación voluntaria de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación, revisando los incentivos para fomentar la permanencia de los trabajadores y ampliando la compatibilidad entre pensión y trabajo, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia.

En concreto, aboga por establecer una exención, con un límite en la renta sobre la que podrá aplicarse, en el pago del IRPF cuando se continúe la actividad profesional sin cobrar la pensión de jubilación.

En materia de pensiones, el PP también asume el compromiso de garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, revalorizándolas en función del IPC y de otros indicadores -sin especificar- que garanticen "el cumplimiento simultáneo de los principios de mantenimiento del poder adquisitivo y sostenibilidad".

Tras señalar que las pensiones son una política de Estado que debe configurarse desde el diálogo social y el Pacto de Toledo, los populares se proponen eliminar el déficit de la Seguridad Social profundizando en la separación de fuentes de financiación y a través de la creación de empleo.

Al mismo tiempo, el PP apuesta por que los ciudadanos conozcan "en todo momento" el importe de la pensión con la que contarán a la fecha de su jubilación; por aproximar el período de cálculo a toda la vida laboral de forma progresiva; por impulsar en el diálogo social los pilares complementarios del sistema (planes de empresa y planes voluntarios de pensiones), y por reducir la brecha de género en pensiones ampliando el complemento de maternidad a todas las madres e incrementándolo a aquellas que ya lo disfrutan.

Profundizará en la reforma laboral de 2012

En materia de empleo, destacan dos propuestas del PP: profundizar en los avances en flexibilidad alcanzados con la reforma laboral de 2012, especialmente en la negociación colectiva, y establecer, gradualmente, un sistema de cuentas individuales de capitalización al estilo de la llamada "mochila austriaca".

Estas cuentas o fondo de capitalización se mantendrá a lo largo de la vida laboral y podrá ser rescatado por el trabajador en casos de despido improcedente, movilidad geográfica, necesidad de formación o en el momento de su jubilación.

El PP aboga también por establecer nuevos mecanismos que penalicen la contratación temporal injustificada endureciendo la penalización a las empresas que realicen contratos temporales sin causa, y limitando el encadenamiento de contratos y el uso de los contratos de duración determinada a través de la negociación colectiva.

Asimismo, los populares se proponen mejorar la regulación del actual contrato para la formación y el aprendizaje e impulsar la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo mediante nuevos incentivos.

Vivienda: incentivará la deducción a los arrendadores

En materia de vivienda, el PP promete incentivar la deducción fiscal a los arrendadores por los ingresos derivados de la renta de los alquileres de las viviendas que sirvan de residencia habitual, especialmente cuando los arrendatarios sean jóvenes o mayores de 65 años con ingresos bajos.

Igualmente, favorecerá el desarrollo de seguros de arrendamiento que cubran el impago de los alquileres y los daños que pueda causar el inquilino, con el fin de facilitar el alquiler de los jóvenes, al tiempo que implantará sistemas de arbitraje para resolver de manera "rápida y poco costosa" conflictos de alquileres.

También plantea la flexibilización de las operaciones de regeneración urbana, para facilitar ajustes de edificabilidad y de usos de suelo con mayor "sostenibilidad ambiental y eficiencia energética", y fomentará la política de rehabilitación de la edificación en centros urbanos.

A su vez, impulsará la oferta de vivienda de nueva construcción para alquiler asequible, destinadas prioritariamente a familias con hijos, favoreciendo fórmulas de cooperación público-privada que mantengan la propiedad pública del suelo; sustituirán la licencia por la eclaración responsable para los diferentes urbanísticos y seguirá impulsan la conversión en ciudades inteligentes de las localidades de más de 50.000 habitantes, Baleares y Canarias.

Evitar por ley que se acate la Constitución "por imperativo legal" al tomar posesión de un cargo

El PP plantea en su programa electoral una reforma legal para obligar al "correcto cumplimiento" del juramento o promesa de la Constitución cuando se toma posesión de un cargo público, de manera que se eviten "soflamas" y "mítines" que "humillen la dignidad de las instituciones". Por ejemplo, el habitual juramento "por imperativo legal" de los políticos nacionalistas e independentistas.

Así lo recoge el punto número 13 del programa electoral de los conservadores y así lo ha explicado el presidente de este partido, Pablo Casado, en el acto de presentación de ese documento en Barcelona. En concreto, el PP plantea aprobar una iniciativa legislativa, no precisa más, para "garantizar el correcto cumplimiento del requisito de prestación de juramento o promesa de la Constitución por parte de todos los cargos electos y autoridades públicas", y prohibir "cualquier variación o añadido que desnaturalice o vacíe de contenido dicho acto de acatamiento".

Casado ha explicado que existe jurisprudencia del Tribunal Constitucional que avaló la fórmula del "imperativo legal" empleada por cargos electos de Herri Batasuna y que hoy día siguen utilizando los políticos de formaciones nacionalistas e independentistas. "Hay quien piensa que puede adaptarse" a esa doctrina, ha dicho el dirigente 'popular', para quien se tiene que terminar con el resquicio legal que lo permite.

"Hay que jurar o prometer como establece la Ley Electoral y en base al respeto a la Constitución. No vamos a admitir ni mítines, ni soflamas ni ultrajes que al cabo de los años usan para decir: 'Si yo no juré la Constitución'", ha afirmado.

Reforzar el Estado en las comunidades autónomas: policía, parón de traspasos y reforma Código Penal

El PP propone un bloque de iniciativas para reforzar el Estado en las comunidades autónomas. Esas medidas van desde mejorar la coordinación de la Polícia y Guardia Civil con las policías autonómicas hasta un "moratoria" que paralice la cesión de nuevas transferencias a las autonomías, incluyendo además una reforma del Código Penal para tipificar como delito la convocatoria ilegal de referéndum.

En la primera medida de su programa, el PP plantea reafirmar su compromiso con la unidad de España, la Constitución de 1978 y el modelo autonómico que consagra. En segundo lugar, defiende reforzar la presencia del Estado en todas las comunidades para garantizar "el pleno ejercicio de las competencias que tiene constitucionalmente atribuidas". Para ello, plantea ampliar los recursos de las delegaciones del Gobierno.

El PP recoge la aplicación del artículo 155 –en el punto cuarto de este primer bloque de medidas– para "proteger el correcto ejercicio de la autonomía de Cataluña" por el tiempo que "resulte inexcusable" y con "cuantas medidas sean necesarias". "Velaremos con especial atención por un adecuado ejercicio de las competencias en educación, régimen penitenciario, medios públicos de comunicación y hacienda pública", añade el PP en su programa, en el que además aboga por una reforma del Código Penal para volver a tipificar como delito la convocatoria ilegal de referéndum.

El PP plantea también reformar la Ley del Indulto para prohibirlo en las casos de delitos de rebelión y sedición. Y ante las llamadas embajadas en el exterior, dice que reafirmará la competencia exclusiva que se reconoce al Estado en las relaciones internacionales en el artículo 149 y se "clausurarán todos los organismos e instituciones que socaven esta competencia exclusiva". Además, y en línea con lo que adelantó Casado en el desayuno de Europa Press, el PP se compromete a reformar la ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para reforzar la necesaria coordinación de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas.

En este punto, el PP dice que garantizará la intervención en condiciones de plena operatividad en todo el territorio de la Policía nacional y la Guardia Civil, y específicamente, ampliarán las infraestructuras a disposición de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para así "reforzar sus capacidades ante nuevos desafíos".

Moratoria que paralizará la cesión de nuevas transferencias a las comunidades

En su programa, el PP anuncia que aprobará una "moratoria que paralizará la cesión de nuevas transferencias a las comunidades autónomas". En ese tiempo, prosigue, el PP realizará una "completa evaluación del funcionamiento del Estado Autonómico desde una perspectiva de eficiencia y equidad, de tal manera que se garantice un sector público más racional y viable y se dé plena vigencia al principio constitucional de solidaridad". A renglón seguido, señala que establecerán "los cauces necesarios" para que aquellas comunidades que así lo deseen "encomienden a la Administración del Estado el ejercicio de aquellas competencias que puedan ser administradas de manera más eficaz desde el Gobierno de la nación".

En este apartado, también se compromete a impulsar una Estrategia Nacional de Evaluación del sector público con el fin de "determinar la idoneidad y la necesidad de cada una de las entidades" y proponer las reformas "precisas para profundizar en la eliminación de organismos superfluos y duplicidades administrativas".

El PP promete además aprobar una Ley de Concordia que derogue la Ley de Memoria Histórica, una iniciativa que avanzó en septiembre del año pasado y aún no ha presentado públicamente; promover la presencia de las manifestaciones culturales y deportivas nacionales en todos los ámbitos; y promover la Fiesta Nacional del 12 de octubre en el conjunto de la sociedad española, impulsando actividades en torno a ella en todos los centros escolares españoles.

Sánchez redobla los mensajes contra el independentismo catalán para atraer a quienes dudan entre el PSOE y la derecha

Sánchez redobla los mensajes contra el independentismo catalán para atraer a quienes dudan entre el PSOE y la derecha

Más sobre este tema
stats