Comunidad de Madrid

Cifuentes declara ser la más pobre de su Gobierno

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, durante el cierre de campaña de las elecciones autonómicas de 2015.

Ni pisos, ni acciones, ni tan siquiera un vehículo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sólo posee 26.392 euros en una cuenta corriente, según la declaración de bienes que hicieron pública hace unos días tanto ella como sus consejeros, con lo que se sitúa como el alto cargo menos adinerado de su Gobierno. En el lado opuesto, la más acaudalada es la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, con un patrimonio de casi medio millón de euros sólo en ahorros, acciones y planes de pensiones (es decir, sin contar con bienes inmuebles).

El Gobierno de la Comunidad de Madrid publicó las declaraciones de bienes de Cifuentes y sus siete consejeros, así como la última declaración de la renta de cada uno de ellos y el sueldo que percibirán por el desempeño de sus nuevos puestos. El gasto salarial de los ocho altos cargos ascenderá a 832.513 euros, y ninguno de los dirigentes cobrará menos de 100.000, aunque las diferencias entre ellos no son muy pronunciadas.

El sueldo más alto no es el de Cifuentes, que ganará 107.316 euros anuales, sino el de su consejero de Sanidad, Jesús Sánchez: el dirigente tendrá una nómina 185 euros más alta que la de su jefa, y es quien más beneficiado sale con respecto a sus ingresos en 2014, que en su caso fueron de 60.238 euros. Mientras tanto, los salarios más bajos –100.566 euros– son los de Jaime González –que según el cabecilla de la trama Púnicaestaría implicado en la red de corrupción, algo que él niega–, Ángel Garrido y Pedro Rollán, consejeros de Medio Ambiente, Presidencia y Transporte, respectivamente.

Patrimonios muy dispares

Pero si las retribuciones son similares, no puede decirse lo mismo del patrimonio de Cifuentes y su equipo, ya que en ese aspecto hay lógicamente diferencias palpables. Si no se cuentan los bienes inmuebles, la consejera más acaudalada es Engracia Hidalgo, ex secretaria de Estado de Empleo, que entre ahorros, acciones y planes de pensiones suma un total de 492.757 euros: 320.063 distribuidos en seis cuentas bancarias, otros 84.158 invertidos en fondos y participaciones, y un plan de pensiones por valor de 88.536 euros.

Por contra, el consejero que menos dinero tiene en sus cuentas es Jesús Sánchez, que cuenta con tan sólo 5.115 euros de ahorros y además debe casi 120.000 euros por un préstamo hipotecario para su casa de Oropesa del Mar (Castellón). Una deuda, en cualquier caso, que se queda pequeña al lado de la de Carlos Izquierdo, consejero de Políticas Sociales y Familia y hasta este año número dos del mismo departamento, que debe 466.861 euros por dos hipotecas y tiene 9.195 euros en sus cuenta corriente y las de sus tres hijos, en las que es titular autorizado.

En un punto intermedio se sitúan el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, Pedro Rollán y la propia Cristina Cifuentes. Los dos primeros suman 61.338 y 60.480 euros entre ahorros, acciones y planes de pensiones, mientras que la presidenta sólo declara 26.392 euros en una cuenta, pese a que su sueldo como delegada del Gobierno en Madrid –el cargo que ocupó hasta el pasado mes de abril– tan sólo el año pasado ascendió a 89.839 euros.

Hidalgo posee también cuatro inmuebles, entre los que se cuentan una vivienda y una plaza de garaje en Madrid –en su declaración se apunta que la consejera posee una "participación" de los mismos, si bien no se especifica a qué porcentaje asciende–, otra parte de una casa en Huelva y unas "tierras de secano" en Badajoz. Pero en esta categoría, quien supera con creces el patrimonio de todos los demás es Jaime González, consejero de Medio Ambiente: su declaración de bienes recoge que tiene participación en la propiedad de nada menos que 64 fincas, aunque algunas de ellas son porcentajes mínimos.

Decenas de propiedades en Segovia

González tiene el 50% de tres propiedades: dos viviendas y una plaza de garaje, todas ellas ubicadas en Castellón y adquiridas por medio de una compraventa. El resto de sus bienes inmuebles proviene de herencias, y entre ellos se incluyen el 10% de una vivienda y tres plazas de aparcamiento en Madrid, así como el 5% de seis viviendas, 14 fincas y un solar en Segovia. El consejero de Medio Ambiente participa en la propiedad de otras 29 fincas en la misma ciudad –de 27 de ellas tiene el 2,5% y de otras dos tan sólo del 1,79%–, y además posee el 5% de siete terrenos más en Ávila. 

Junto a esto, González suma casi 93.000 euros de patrimonio –la mayor parte, 82.595, invertidos en un plan de pensiones–, aunque tiene una deuda de 135.859 euros procedente de dos préstamos hipotecarios. Y casi los mismos ahorros posee Ángel Garrido, que no obstante mantiene sus 87.649 euros distribuidos en dos cuentas corrientes, un depósito, un fondo y un plan de pensiones. Garrido tiene además el 50% de una vivienda en Madrid y el 33% de otra en Ávila.

También destaca el patrimonio inmobiliario de Pedro Rollán, que suma 60.480 euros entre ahorros, acciones y un plan de pensiones. Rollán es titular de cinco propiedades al 50%: una vivienda, una plaza de garaje, dos parecelas urbanas y una parcela rústica, si bien el consejero de Transporte es poco concreto y simplemente detalla que todos sus inmuebles se encuentran en la Comunidad de Madrid sin especificar la localidad, menos la parcela rústica, ubicada en Salamanca.

Cifuentes y sus siete consejeros también hicieron públicas sus declaraciones de la renta relativas a 2014. A seis de ellos les salió a devolver, incluida la presidenta regional, a quien Hacienda tuvo que devolver 737 euros, aunque la más beneficiada fue Engracia Hidalgo, que recibió 6.709 euros de la Agencia Tributaria. Por contra, quienes tuvieron que pagar fueron los consejeros de Educación y Sanidad, Rafael Van Grieken y Jesús Sánchez: el primero tuvo que abonar 342 euros, mientras que al segundo Hacienda le reclamó 779 euros.

La ‘Marea Blanca’ critica el “continuismo disfrazado de buenas formas” del Gobierno de Cifuentes

La 'Marea Blanca' critica el “continuismo disfrazado de buenas formas” del Gobierno de Cifuentes

Más sobre este tema
stats