Elecciones 26-J

Cinco cesiones de IU en el programa conjunto de su coalición con Podemos

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, el lunes en la sala Mirador.

IU y Podemos hicieron público este martes un documento programático conjunto de mínimos con 50 medidas, un escrito que será la base de las medidas de la coalición para la próxima legislatura. No obstante, y a pesar de que las dos formaciones han anunciado que también conservarán los programas con los que se presentaron a las anteriores elecciones, las medidas incluidas en este documento conjunto suponen algunas cesiones –fundamentalmente por parte de IU– con respecto a asuntos como las quitas en la deuda pública, la salida de la OTAN o el referéndum sobre la república.

El documento se divide en cinco bloques de medidas –económicas, sociales, políticas, medioambientales y relativas a política internacional– y, básicamente, es un compendio de las iniciativas comunes de los programas electorales de IU y Podemos, que comparten la inmensa mayoría de sus planteamientos en política económica y social. Pero el partido morado ha hecho valer su mayor peso en las negociaciones para imponer su punto de vista en algunas cuestiones del programa conjunto.

Proceso constituyente

En este sentido, Podemos planteó en su programa electoral para el 20 de diciembre reformar varios artículos de la Constitución con el fin de incluir los derechos sociales al mismo nivel de protección que los derechos civiles y políticos, reformar la ley electoral, establecer el derecho de autodeterminación o fomentar la independencia del poder judicial. IU, por su parte, proponía un proceso constituyente que alumbrase una nueva Carta Magna de índole republicana y federal, que igualmente igualaría en nivel de protección los derechos sociales y los fundamentales.

El redactado del documento programático conjunto a este respecto no es precisamente concreto y se limita a plantear la necesidad de abrir "un debate ciudadano orientado a discutir el inicio de un proceso de cambio constitucional capaz de modificar los marcos económico, social, político, territorial e institucional definidos en el texto de 1978". Dentro de la ambigua redacción de este proceso, que estaría precedido de un referéndum para aprobar su inicio, cabría tanto la elaboración de una nueva Constitución como la reforma de la actual.

República

Precisamente es la Carta Magna la que establece que el rey es el jefe del Estado. Y el disenso entre Podemos e IU sobre la necesidad de cambiar este extremo ha generado una cesión, en este caso de la federación de izquierdas, para alcanzar un acuerdo para el programa conjunto, ya que el documento hecho público por ambos partidos no hace referencia a la necesidad de celebrar un referéndum sobre el modelo de Estado ni tampoco plantea la defensa de un régimen republicano para España. El programa de IU, por el contrario, planteaba expresamente que su modelo es la república federal, algo que no incluía el documento de Podemos, que no hacía mención a este tema.

OTAN

Tampoco hay rastro en el programa conjunto de una de las reivindicaciones más clásicas de IU: la salida de España de la OTAN y el fin de las bases militares estadounidenses en territorio español, exigencias ambas expresadas en el lema OTAN no, bases fuera. De hecho, en cuanto a defensa, la única propuesta recogida por ambas organizaciones entre sus 50 iniciativas es la reducción del presupuesto paulatinamente hasta 2019, con el fin de gastar un 0,8% del PIB en lugar del 1% que se invierte ahora mismo.

Por el contrario, los programas de Podemos e IU sí que incluyen medidas más concretas sobre la Alianza Atlántica. IU-Unidad Popular planteó en su programa en las anteriores elecciones la "salida de España de la OTAN" y, además, exige revisar el tratado de alianza con EEUU en relación a sus bases militares; Podemos, por su parte, se limita a promover una "mayor autonomía de España y Europa en la OTAN", lo que conlleva medidas como "neutralizar" su "papel desestabilizador" en Europa del Este, "congelar las fronteras actuales de la alianza y detener la instalación del escudo antimisiles en el este de Europa y el mar Báltico".

Quita de la deuda

El programa conjunto también se mantiene neutral con respecto a las diferencias que tienen IU y Podemos en las propuestas relativas a la deuda pública. El partido morado señala en su programa que "la reestructuración de esta deuda se centrará no tanto en una reducción de los plazos de amortización o de los tipos de interés acordados, sino en una redefinición de los pagadores últimos de la factura", que a juicio de Podemos deberían ser los bancos que han sido recapitalizadas en base al rescate bancario que pidió España en 2012. Por su parte, IU pedía una "quita negociada" –algo que Podemos ya no se plantea y que tampoco está incluido en el programa común– tras auditar la deuda para ver "qué parte puede considerarse 'odiosa' o ilegítima".

A este respecto, Podemos e IU sí que están de acuerdo –y así lo refleja su programa común– en "impulsar una Conferencia Europea de Deuda que ponga en la agenda política de la UE la reestructuración coordinada de las deudas públicas en el marco de la zona euro". "Proponemos una modificación en los plazos de vencimiento de las deudas europeas en circulación, mediante un canje de bonos que facilite que los viejos títulos sean sustituidos por nuevos títulos que se mantengan a perpetuidad", explica el documento, que señala que sería el BCE quien "debería adquirir, al valor nominal, los viejos títulos y canjearlos por otros nuevos, a tipo de interés del 0%" y "reestructurar las deudas públicas de las economías de la zona euro que excedan el 60% del PIB". Igualmente, el programa de Podemos e IU pide implantar los eurobonos.

Nacionalizaciones en el sector de la energía

El programa de IU en las pasadas elecciones dejaba claro que la intención de la federación era "nacionalizar las redes básicas de suministro energético tanto de electricidad como de hidrocarburos" para iniciar la "explotación unificada bajo control público de la generación eléctrica y del suministro de hidrocarburos": de hecho, se establecía directamente la necesidad de "revertir la privatización de empresas como Endesa, Repsol y otras". Podemos, por su parte, abogaba por el "establecimiento de controles efectivos que impidan prácticas oligopólicas en el sistema eléctrico", pero no planteaba nacionalizaciones.

Los planteamientos incluidos en el programa conjunto son bastante más parecidos a los de Podemos que a los de IU a este respecto. De hecho, copia el enunciado del programa de la formación morada al proponer "el establecimiento de controles efectivos para impedir prácticas oligopólicas y específicamente la integración vertical", pero no habla en ningún momento de la posibilidad de nacionalizar la generación de energía. No obstante, el documento compartido por IU y Podemos sí que plantea la intención de que el Estado recupere "las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones a empresas privadas caduquen".

Equo concurrirá a las elecciones en coalición con Podemos e IU

Equo concurrirá a las elecciones en coalición con Podemos e IU

Más sobre este tema
stats