Aborto

La complicada agenda de Rajoy para la reforma de la ley del aborto

Gallardón justifica su reforma del aborto en el cumplimiento del programa electoral

Tras meses de rodeos, aplazamientos, versiones contradictorias y críticas internas puertas adentro del Partido Popular, el partido de Gobierno, Mariano Rajoy puso hace más de una semana fecha a su prometida reforma de la ley del aborto. Fue en una conversación informal con periodistas durante los actos por el 35 aniversario de la Constitución en el Congreso de los Diputados. Según sostuvo, este texto, que se ha caído varias veces del orden del día de los consejos de ministros de las últimas semanas, recibiría luz verde antes de que termine el año. Para que este compromiso sea una realidad, sólo quedan dos viernes: éste próximo –día 20– y el siguiente –día 27–. Ambas fechas entrañan sus riesgos a efectos de estrategia para el presidente.

Si definitivamente se aprueba este viernes, la fecha por la que apuestan gran parte de las fuentes consultadas, la reforma de la ley del aborto, una de las promesas estrella del programa electoral con el que el PP concurrió a las elecciones, dará su primer paso en el Consejo de Ministros sin la presencia del líder del Ejecutivo. Este jueves y este viernes Mariano Rajoy estará en Bruselas, donde se celebra el Consejo Europeo. Su regreso a España no está previsto hasta pasado el mediodía, una vez culmine la rueda de prensa que tradicionalmente ofrecen los líderes europeos al término de estos encuentros.

La reforma de la ley del aborto y su conveniencia o no es un debate que genera división dentro del PP y del Gobierno. Los sectores más conservadores del partido llevan años apostando por derogar directamente la reforma de los socialistas. Mientras, un destacado número de dirigentes con peso en la formación creen que el texto actual necesita retoques, como el tema de que una menor de 16 años pueda abortar sin el conocimiento de sus padres o tutores, pero sin necesidad de cambios agresivos. 

Este debate ya provocó una discusión interna en la formación conservadora en los meses previos a las elecciones generales de 2011, cuando tocó redactar el programa del partido. "Cambiaremos el modelo de la actual legislación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores", fue la fórmula, poco concreta, a la que recurrió el PP en el mencionado documento.

Fuentes del Ejecutivo restan peso a este escenario en el que Rajoy no estaría presente este viernes en La Moncloa y recuerdan que, dada la agenda internacional del presidente del Gobierno, hay bastantes viernes al año que no puede presidir el Consejo de Ministros. 

El plan B

Siempre que el Gobierno decida no aplazar por enésima vez este texto en el que lleva meses trabajando el Ministerio de Justicia, en manos de Alberto Ruiz-Gallardón, Rajoy tiene la oportunidad de estar presente en el Consejo de Ministros si opta por que esta reforma se apruebe en la última de estas reuniones de 2013. Será el viernes 27 de diciembre. El principal inconveniente que se le presenta es que La Moncloa ha previsto para este día la rueda de prensa de balance de año del presidente, por lo que la reforma podría quedar desdibujada.

El Ejecutivo tiene asumido que esta reforma va a contar con una fuerte contestación social y de la oposición. Con esta premisa como base, cargos del PP y del Gobierno consultados por infoLibre señalan que elegir este último viernes ayudaría a minimizar el primer impacto del texto, algo a lo que también ayudaría el hecho de que esta rueda de prensa tiene lugar en plena etapa de vacaciones de Navidad.

La agenda de temas del Consejo de Ministros suele cerrarse los miércoles en la reunión de secretarios y subsecretarios de Estado, un encuentro que preside la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La última palabra sobre el calendario definitivo de aprobación de esta ley la tiene el presidente del Gobierno.

El PSOE convoca una reunión de urgencia para analizar la reforma del aborto de Gallardón

Más sobre este tema
stats