Conciliación familiar

Así se concilia en Europa: los países nórdicos ganan la carrera de la corresponsabilidad

Así se concilia en Europa

"He tenido la suerte de poder estar con mi hijo desde que nació". Con estas palabras comentaba la diputada de Podemos Carolina Bescansa la decisión de llevar este miércoles al Congreso a su bebé de apenas cinco meses: "Gracias a la baja de maternidad he podido no separarme de él", continuaba.

Aseguraba que, con este gesto, su intención fue visibilizar la situación de muchas mujeres que tienen dificultades para criar a sus hijos. Asociaciones feministas llevan años reclamando una política de igualdad efectiva que mejore las condiciones de conciliación, y la mayoría de partidos políticos dedican parte de su tiempo y espacio a crear las condiciones adecuadas encaminadas a una corresponsabilidad real.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda conceder al menos 14 semanas de permiso a la madre y una prestación que no sea inferior a dos tercios de sus ganancias laborales previas. Por su parte, el Parlamento Europeo se decanta por un permiso de 20 semanas y la Organización Mundial de la Salud lo asciende a 24. ¿En qué situación se encuentra España y lo países europeos en materia de conciliación?

En España, el periodo establecido por ley es de 16 semanas para las madres, de las cuales seis deben ser posteriores al parto. Los padres, sin embargo, cuentan sólo con 15 días de permiso, aunque pueden disfrutar de las diez últimas semanas del permiso materno, como máximo, si la madre decide compartirlo. El subsidio se corresponde con el 100% de su sueldo, de modo que este no se ve perjudicado.

Los padres y madres pueden solicitar además la reducción de la jornada por motivos como alimentar al recién nacido. Si lo que se solicita es una reducción de trabajo por lactancia, el tiempo concedido para estar fuera del trabajo es de una hora. Sólo uno de los progenitores puede disfrutar de esta reducción en el caso de que ambos trabajen y recibirá el total de su salario durante el tiempo que dure el permiso por lactancia.

En cuanto al cuidado del hijo, los progenitores pueden demandar una excedencia por un período máximo de tres años. El puesto de trabajo se reservará durante el primer año, y en los siguientes se conservará un puesto del mismo grupo profesional, pero en ningún caso se recibirá salario alguno. La Seguridad Social considera el tiempo de excedencia como años en los que el trabajador ha cotizado.

Alemania, Francia y Reino Unido: a medio camino de la igualdad

Las diferencias entre padres y madres son notables en gran parte de los países de Europa, lo que dificulta la corresponsabilidad entre ambos. El caso de Francia es similar al de España, con un total de 16 semanas para las mujeres –seis antes del embarazo y diez después–, y un total de 14 días para los padres. En Francia, igual que en España, el sueldo continúa percibiéndose de forma íntegra.

En Reino Unido, el permiso de maternidad remunerada comienza con seis semanas en las que se conserva el 90% del sueldo, y otras 33 semanas en las que se recibe un máximo de 139 libras al mes –aproximadamente 190 euros–. La baja puede ampliarse otras 13 semanas, pero no serán remuneradas. El sistema británico únicamente estalece como obligatorias para la madre un total de dos semanas tras el nacimiento del bebé –cuatro si trabaja en una fábrica–, de modo que el tiempo restante podrá ser compartido con el padre. Además, durante el año 2016 el Gobierno prevé incorporar el llamado granny leave, es decir, una medida que permitirá a abuelos y abuelas que aún trabajan entrar en el reparto.

Alemania, por su parte, ofrece para las madres 14 semanas de baja conservando el 100% de su sueldo, de las cuales seis se tomarán antes del parto y ocho después. Además, ambos progenitores pueden disponer de otras 56 semanas de baja compartida, con la condición de que ninguno disfrute de más de doce meses ni menos de dos. Esta baja podrá solicitarse durante los tres primeros años de vida del niño, con una remuneración del 67% del sueldo neto, siempre y cuando la cifra a percibir oscile entre los 300 y los 800 euros.

Suecia, Noruega y Finlandia: los países nórdicos a la cabeza

Suecia es probablemente el país que mayores ventajas ofrece a los progenitores para avanzar hacia la corresponsabilidad: las parejas suecas disponen en la actualidad de 16 meses de permiso compartido entre padres y madres. Los primeros 390 días estarán remunerados con el 80% del sueldo y 20 euros al día a partir de esa fecha.

Para garantizar el reparto equitativo del permiso, uno de los dos miembros tendrá que tomarse un mínimo de dos meses de baja, que si no se perderán. Este mínimo exigible para uno de los progenitores –que está pensado, en realidad, para incentivar la participación de los hombres– aumentará a tres meses a partir del año 2016. Además, las parejas que se repartan la baja pueden optar a una dotación económica que alcanza los 1.500 euros al año. 

En Noruega, el Gobierno concede 52 semanas de permiso al 80% del sueldo ó 46 al 100%. La madre está obligada a tomarse 21 días antes del nacimiento del bebé y 42 después, mientras que el resto puede compartirse entre ambos progenitores. Por su parte, el padre podrá disfrutar de 70 días intransferibles con el total de su suelto, que puede rechazar, en cuyo caso se perderán.

En Finlandia, las madres disponen de 105 días y los padres de 18, pero además ambos cuentan con un total de 158 días a repartir. Durante el permiso se conserva el 80% del sueldo.

Italia, Grecia y Portugal: lejos de la corresponsabilidad

La situación entre ambos progenitores también varía notablemente en el caso de los países del sur de Europa. En Italia, la madre dispone de 22 semanas, mientras que el padre cuenta con tres días –uno obligatorio y dos facultativos–, en ambos casos conservando el 80% de su sueldo.

En Grecia, sin embargo, las madres cuentan con un permiso de 17 semanas, manteniendo su sueldo íntegro, mientras que la baja por paternidad no está contemplada.

Los portugueses tampoco han terminado de solucionar la brecha de género que impide alcanzar una corresponsabilidad plena. Mientras que las mujeres pueden elegir entre 120 días de permiso al 100% de su sueldo ó 150 al 80%, los hombres sólo disponen de 15 días conservando de forma íntegra sus ingresos.

Sánchez defiende el derecho de Bescansa de llevar su bebé al Congreso

Sánchez defiende el derecho de Bescansa de llevar su bebé al Congreso

Más sobre este tema
stats