El caso de las grabaciones de Fernández Díaz

Cosidó pide paciencia sobre la investigación de las grabaciones a Fernández Díaz

Cosidó pide paciencia sobre la investigación de las grabaciones a Fernández Díaz

infoLibre

El director general del Cuerpo Nacional de Policía, Ignacio Cosidó, pidió "paciencia" acerca de las investigaciones que se están realizando para averiguar quién grabó la conversación del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en octubre de 2014 y aseguró que no se ha descartado ninguna hipótesis por "improbable" que sea.

Así lo dijo a la prensa antes de inaugurar el curso de verano de El Escorial Libertad y seguridad frente a las nuevas amenazas, en el que destacó que la Comisaría General de la Policía Judicial tiene una investigación abierta en la que está trabajando con "intensidad".

Preguntado por la información que publica la revista Interviú en la que se apunta que el micrófono que grabó la conversación en el despacho de Fernández Díaz no fue colocado por ninguno de los interlocutores, Cosidó afirmó que aún no ha tenido tiempo para leer este artículo, pero que hasta el momento a él no se le ha hecho llegar ningún informe que "permita acreditar cuál es el origen de esa grabación".

"Ahí pediría un poco de paciencia. Se está trabajando y espero que pronto podamos tener un informe que aclare algunos de los puntos", recalcó el director de la policía. No obstante, aseguró que el equipo encargado de investigar estas grabaciones no descarta ninguna hipótesis, aunque "cualquier posibilidad pueda resultar muy improbable".

De cualquier modo, Cosidó apuesta por "esperar a tener los resultados" para sacar las conclusiones.

Pide a la UE trabajar conjuntamente

En cuanto a las jornadas que ha inaugurado, Cosidó habló sobre "aquellas amenazas principales a la seguridad interna": terrorismo, inmigración ilegal, la trata de seres humanos, la ciberdelincuencia y el crimen organizado.

En su opinión, España está en un "momento óptimo" en seguridad ya que tiene los "niveles históricos más bajos" de criminalidad y, por ello, es uno de los países "más seguros de Europa y del mundo".

Aun así, explicó, sería un "error" considerar que no hay que trabajar "todos los días". En este sentido, apostó por hacer una serie de cambios en las políticas de seguridad.

Concretamente, cuatro reformas: en primer lugar, una policía que pase de estar "focalizada" a perseguir el delito a prevenirlo, pues "no basta con ser capaces de investigar a los culpables de los atentados terroristas, sino de tener capacidad de anticipación y de prevención".

Por otro lado, solicitó "culminar la transformación" hacia un Cuerpo Nacional de Policía 3.0 para detectar los ciberdelitos, para lo que se necesitarían más recursos y más inversión. Alertó de que en 2016 va a haber "más ciberdelitos que delitos violentos".

En tercer lugar, instó a la Unión Europea a trabajar conjuntamente para hacer frente a las amenazas y a "potenciar más los instrumentos de cooperación" en el Mediterráneo y en Iberoamérica.

Por último, apostó por continuar en las redes sociales para "transformar" la convertir la labor de la policía nacional en más "eficaz" gracias a la información que ofrecen los ciudadanos por estos canales.

Bronca en el Senado entre Podemos y el exdirector de la Policía, acusado de utilizar el cuerpo con fines partidistas

Bronca en el Senado entre Podemos y el exdirector de la Policía, acusado de utilizar el cuerpo con fines partidistas

Más sobre este tema
stats