Cronología de una mentira: así intentó el PP hacer pasar por "pucherazo" el error de Alberto Casero

La portavoz del PP en la cámara, Cuca Gamarra, y el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos.

Jueves 3 de febrero. El diputado del PSOE Felipe Sicilia cierra el turno de intervenciones en el Pleno desde la tribuna del Congreso. Son las 17.24 de la tarde y la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, abre el tiempo de las votaciones telemáticas y suspende la sesión. El diputado del PP por Cáceres, Alberto Casero, está en su casa de Madrid, un domicilio cercano a la sede de los populares en la calle Génova. Casero ha solicitado el voto telemático alegando problemas de salud, en concreto una gastroenteritis. 

El diputado del PP se conecta a la aplicación del Congreso que permite ejercer el derecho al voto telemático a las 17.39 de la tarde. Accede con su nombre de usuario, alberto.casero, y su clave personal a la sesión número 149. En ese momento le aparecen en pantalla los 28 asuntos del orden del día, con la indicación de que solo puede votar 20 de ellos porque los 8 restantes ya han sido votados previamente. 

En votar esos 20 puntos del orden del día Alberto Casero invierte exactamente siete minutos y siete segundos, como demuestra el informe técnico que refleja que el usuario guarda los votos emitidos a las 17.46. El mecanismo es siempre el mismo: pulsar la tecla del número cero equivale a votar que sí, pulsar el uno significa votar que no y seleccionar el dos supone una abstención. Las trazas digitales que generan los ficheros informáticos no dejan margen al error: a las 17.46 de la tarde el diputado del PP marcó el cero y luego confirmó por dos veces su decisión, quedando registrado su voto favorable a la reforma laboral. 

A las 17.47 el sistema genera un justificante de lo votado. Faltan trece minutos para que se cierre la votación telemática, pero Alberto Casero ya ha emitido su voto a favor del Real Decreto y lo ha confirmado mediante un doble check. El informe de los servicios técnicos del Congreso revela, además, otra curiosidad: tras emitir y confirmar sus votaciones, el usuario alberto.casero se vuelve a conectar hasta en cinco ocasiones a la aplicación de voto telemático. Lo hace entre las 17.49 y las 17.55 para entrar y consultar las votaciones que él mismo ha emitido. 

A las 18.15 de la tarde suenan en el Congreso las llamadas a que se reanude la sesión para proceder a la votación presencial. La dirección del grupo parlamentario popular se queja a los servicios de la Cámara y a la propia presidencia de que se ha producido “un error” en el sistema informático de votación telemática y exigen que su diputado por Cáceres pueda volver a votar presencialmente. Los mismos servicios de la Cámara afirman en el momento que “no hay constancia de ningún tipo de error” en el caso de los otros trece diputados que han solicitado el voto telemático y acreditan que el sistema “ha funcionado correctamente”. El PP sostiene que su diputado pulsó ‘No’ y el sistema le devolvió un justificante con el ‘Sí’. “Eso es imposible”, concluyen los técnicos del Congreso. A los representantes de la Mesa que están sentados en la presidencia del hemiciclo les sorprende la actitud beligerante de los populares por el sentido de un único voto que, si ellos no sabían de la traición de UPN, resultaba irrelevante para el resultado final.

De "error humano" a "pucherazo"

Batet reanuda la sesión. Los diputados de UPN han mentido a todo el mundo y se saltan la disciplina de voto de su partido para votar en contra de la reforma laboral. Tras la confusión en el recuento, el real decreto queda aprobado por el error en la votación del diputado del PP, que resulta decisivo. A las 18.53 de la tarde trasciende el nombre del diputado popular que ha propiciado que salga adelante la norma del Gobierno. El desconcierto es total en los pasillos y en el patio del Congreso, pero diputados de la dirección del Grupo Popular confirman en corrillos informales con la prensa que, en efecto, “el error” ha sido de Alberto Casero. Y hacen una petición expresa a los medios: no dar “mucho bombo” al nombre del diputado “para no machacar a Alberto, que está hundido porque se ha equivocado”. 

A las 19.00 se anuncia una rueda de prensa por parte del Grupo Popular en el Congreso. Comparece en la sala de prensa la portavoz, Cuca Gamarra, acompañada por parte de la dirección de su partido. No admite preguntas de los medios, pero acusa a la presidenta Batet de “vulnerar el derecho constitucional” de su diputado porque “se ha computado su voto en sentido diferente a lo que él ha emitido”. Además, afirma que a Alberto Casero se le ha impedido la entrada al hemiciclo. En conversación posterior con los periodistas, tanto Cuca Gamarra como la dirección popular del Congreso reconocen no tener ningún tipo de prueba que demuestre que Casero votó una cosa pero el sistema le contabilizó otra: “Lo que tenemos es la palabra de un diputado de las Cortes Generales, que ya es bastante”. 

A las 21.00 horas la dirección de comunicación del PP empieza a defender que “es lo de menos” si se trata de un error informático o humano y que lo relevante, a su juicio, es que Meritxell Batet no dejó a su diputado votar de nuevo presencialmente. Al día siguiente, el presidente del PP, Pablo Casado, va mucho más allá: “Lo que ayer vivimos en el Congreso es un atropello democrático a los derechos de los representantes políticos. Lo que vimos ayer en el Parlamento es un auténtico pucherazo a la soberanía nacional. Vamos a ir hasta el final para que esto se revierta, porque no se puede contravenir la voluntad de un diputado para aprobar por la puerta de atrás un decretazo”. 

Este viernes, a las 13.12 de la tarde, infoLibre adelanta en exclusiva el informe de la Dirección de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones del Congreso de los Diputados que analiza las trazas de conexión de Alberto Casero desde su dispositivo telemático: “No se observa ningún error informático ni incidencia alguna durante el proceso de votación, quedando finalmente registrada la votación. Sin ningún género de dudas se puede observar que la opción marcada en pantalla había sido la 0 (Sí)". 

El PP denuncia un "error informático" pero reconoce no tener ninguna prueba de que Casero votó correctamente

El PP denuncia un "error informático" pero reconoce no tener ninguna prueba de que Casero votó correctamente

Más sobre este tema
stats