PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP ataca las estadísticas oficiales del paro por una metodología que no cambia desde 1985

La amenaza integrista

La derecha integrista de EEUU amplía su cruzada a Europa con la financiación de lobbies en Bruselas

Kristen K. Waggoner, vicepresidenta principal de Alliance Defending Freedom, celebra en junio de 2018 el fallo de la Corte Suprema que les da la razón contra una ley de California que imponía informar a mujeres embarazadas de la posibilidad de abortar en

B. Zgaga (Nacional) | M. Bird | Á. Munárriz

La tupida red de grupos de presión ultracatólicos que buscan resultados políticos en Europa está alimentada por dinero estadounidense. Nacional, The Black Sea y otros socios del proyecto European Investigative Collaborations (EIC), del que forma parte infoLibre, han analizado cientos de declaraciones de impuestos que revelan que entre 2012 y 2017 seis organizaciones conservadoras, think tanks y fundaciones de Estados Unidos, todas ellas con una agenda pro-familia tradicional y antiabortista, destinaron al menos 19,4 millones de dólares (17,2 millones de euros) para sus propias filiales europeas y para organizaciones con una agenda similar a este lado del Atlántico.

Se trata de: Alliance Defending Freedom, Acton Institute, World Youth Alliance, American Center por Law And Justice, Human Life International y Heartbeat International.

Estas seis organizaciones, que recaudaron más de 429 millones de dólares en Estados Unidos (382,8 millones de euros) durante el mismo periodo (2012-2017), tienen entre sus financiadores a conocidos multimillonarios conservadores y a figuras próximas a Donald Trump.

  De Arizona al corazón de la UE

Alliance Defending Freedom (ADF) International, una organización religiosa con sede en Viena y sucursales en Bruselas, Londres, Estrasburgo y Ginebra, que asigna entre 200.000 y 299.999 euros a tareas de lobby ante las instituciones europeas "abogando por el derecho a la vida de los nonatos", es subsidiaria de Alliance Defending Freedom (ADF), con sede en Arizona (Estados Unidos).

La estadounidense ADF asignó 8,4 millones de dólares entre 2012 y 2017 a operaciones en Europa (7,4 millones de euros), según sus declaraciones de impuestos.

Influyente grupo cristiano estadounidense, con un historial que incluye la victoria en nueve casos legales presentados ante la Corte Suprema, ADF defiende la acción directa para prevenir el aborto: "Durante los últimos 24 años, un creciente movimiento pro-vida ha forzado el cierre del 75% de los negocios de aborto quirúrgico en Estados Unidos. Esa es la buena noticia. Pero todavía existen más de 500 centros de aborto. Hay más trabajo por hacer".

  Los DeVos y Blackwater

En Europa, ADF International ha apoyado a una matrona sueca que se negó a practicar abortos y cuyo despido fue avalado por la justicia. En 2016, tras una campaña de esta organización para pedir a los eurodiputados que apoyasen a los cristianos en Oriente Medio, la Comisión Europea creó un Representante Especial para la Libertad de Religión y Creencias. Jan Figel, expresidente del Movimiento Demócrata Cristiano (KDH) de Eslovaquia, ocupó el puesto, un nombramiento celebrado por ADF. "Felicitamos a Jan Figel por su nombramiento para este puesto vital", dijo Sophie Kuby, de ADF International. "Confiamos en que esta nueva posición de enviado dará voz a los que no la tienen e iniciará un nuevo capítulo en el que la UE se tome más en serio sus obligaciones en materia de derechos humanos". Ni ADF ni Sophie Kuby respondieron a las preguntas planteadas para este artículo.

La matriz estadounidense, ADF, con sede en Arizona, transfirió entre 2012 y 2017 8,4 millones de dólares (7,4 millones de euros) a Europa en forma de subvenciones a beneficiarios, trabajo jurídico en el ámbito de los derechos humanos, defensa y formación jurídica o concesión de becas. En el mismo periodo, ADF recaudó 228 millones de dólares (203 millones de euros) en donaciones en los Estados Unidos. Entre los donantes se encuentran la Richard and Helen DeVos Foundation, que donó 150.000 dólares (133.550 euros), y la Edgar & Elsa Prince Foundation, que contribuyó con 180.000 (160.260 euros).

Richard DeVos, un multimillonario que fundó una corporación global de productos de salud, belleza y cuidado del hogar, Amway, falleció en 2018. Su hijo está casado con Betsy DeVos, actual secretaria de Educación del Gobierno de Trump. Betsy DeVos es hermana del empresario Erik Prince, fundador del controvertido contratista militar privado Blackwater, que fue rebautizado como Xe Services en 2009, cuando Prince dejó la organización. Prince es director de la Edgar y Elsa Prince Foundation.

  Fundaciones y transferencias

La familia DeVos y sus fundaciones también han donado 1,2 millones de dólares (algo menos de 1,08 millones de euros) a otra organización pro-vida de Estados Unidos, el Acton Institute. Con sede en Michigan, este instituto transfirió 1,1 millones de dólares (980.000 euros) para sus operaciones en Europa. Una parte importante se destinó a su filial en Roma.

Entre 2012 y 2017, el Acton Institute recaudó 58 millones de dólares en donaciones (51,6 millones de euros). La Edgar y Elsa Prince Foundation también donó 820.000 dólares (algo más de 730.000 euros) y el multimillonario conservador Charles G. Koch, 400.000 (más de 350.000 euros).

El Acton Institute participó en la última cumbre de 2018 de la Agenda Europe, una "red segura y cerrada de aliados pro-familia, pro-vida y pro-libertad", según una presentación realizada en 2014 por Sophie Kuby, ahora directiva de la organización financiada desde Estados Unidos Alliance Defending Freedom (ADF) International.

  Un asesor católico de Trump

La World Youth Alliance (WYA), con sede en Nueva York, que ejerce presión en la UE a través de su oficina de Bélgica, está financiada por la Chiaroscuro Foundation, del multimillonario católico Sean Fieler, que ha aportado a la organización 1,86 millones de dólares entre 2012 y 2017 (1,6 millones de euros). Antes fue financiada por pequeñas subvenciones de grupos católicos como Knights of Columbus, Community Foundation for Greater Atlanta y Raskob Foundation for Catholic Activities. Fieler fue asesor católico de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016. También la fundación filantrópica conservadora John Templeton Foundation donó 571.000 dólares (más de 500.000 euros) a la WYA durante el mismo periodo. La WYA aportó 644.000 dólares a operaciones europeas (casi 575.000 euros).

Ninguna de las fundaciones mencionadas anteriormente respondió a las preguntas de European Investigative Collaborations. No se logró contactar con las fundaciones Richard y Helen DeVos ni Edgar y Elsa Prince. La Chiaroscuro Foundation and World Youth Alliance no respondieron.

  Un evangelista televisivo

Otra organización estadounidense pro-vida es el American Center for Law and Justice (ACLJ), con sede en Washington DC, que transfirió 7,5 millones de dólares para operaciones en Europa entre 2012 y 2017 (casi 6,7 millones de euros).

Todo apunta a que casi toda esta suma (7,1 millones de dólares) fue entregada al Centro Europeo de Derecho y Justicia (ECLJ, por sus siglas en inglés), otro grupo de defensa legal activo en casos sobre aborto en los tribunales europeos. En total, el ACLJ recibió 111 millones de dólares en este periodo (cerca de 99 millones de euros).

El American Center for Law and Justice fue creado por el evangelista televisivo Pat Robertson en 1990. Su filial europea tuvo entre sus fundadores a Jay Sekulow, que formó parte del equipo jurídico de Donald Trump en 2018.

  La huella de One of Us

En cuanto al Centro Europeo de Derecho y Justicia, se trata de una organización integrada en iniciativa europea pro-vida One of Us, que dedicó entre 100.000 y 199.999 euros a tareas de lobby ante la UE en 2017.

One of Us, registrada en Bélgica y con sede en 19 países europeos, entre ellos España, suma 48 organizaciones. España es el país que más organizaciones aporta, con un total de 17. Entre ellas está Profesionales por la Ética, además del Foro Español de la Familia, Hazte Oír y Red Madre. El presidente de la federación es Jaime Mayor Oreja, exministro del lnterior con José María Aznar entre 1996 y 2001, adalid del ala más dura e integrista del PP, que fue eurodiputado y vicepresidente del Partido Popular Europeo entre 2009 y 2014. Fundada en 2013, la actividad principal de la organización es "la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural", según Ana del Pino, coordinadora ejecutiva de One of Us.

En 2013 el grupo recogió casi 2 millones de firmas para exigir a la UE que ponga fin a las actividades que implican la destrucción de embriones humanos, incluso en la ciencia o la salud pública. Algunas organizaciones miembros de la federación One of Us dedican fondos adicionales para ejercer presión a nivel europeo. Por ejemplo, lo hace Profesionales por la Ética, aunque también la fundación polaca Jeden Z Nas ("Uno de nosotros", en polaco) y la Fondation Jérôme Lejeune de Francia.

Un dato más: entre los miembros de Jérôme Lejeune se encuentra el Centro Europeo de Derecho y Justicia, una organización de defensa jurídica con apoyo financiero de los Estados Unidos. Al menos uno de los abogados de los padres de Vicent Lambert, que se oponen por fe religiosa a la voluntad de su hijo tetrapléjico de que se le deje morir, está vinculado a ECLJ, una organización presente en numerosos litigios como amici curiae.

  Leyes de latidos cardíacos

El American Center for Law and Justice afirma que ha estado "involucrado en muchos" de los proyectos de ley de latidos cardíacos que ahora se aprueban en Estados como Ohio, Georgia y Mississippi, que limitan los abortos a seis semanas. El ACLJ "continuará defendiendo" estos casos en los tribunales.

El ECLJ se dedica a defensa, litigio y educación, centrándose en las libertades religiosas y "la dignidad de la persona" ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Naciones Unidas, el Consejo de Europa, el Parlamento Europeo y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Por lo tanto, muchos casos legales relacionados con el aborto en los tribunales europeos y en la Corte Europea de Derechos Humano en los que participan abogados del ECLJ son financiados en última instancia por donantes conservadores de los Estados Unidos. La ACLJ y su filial ECLJ, que tenía dos representantes en la lista de Agenda Europa, no respondieron a las preguntas realizadas para este artículo.

  Antiabortismo militante

Human Life International (HLI), con sede en Virginia, es una organización misionera pro-vida de extensión internacional. Aunque su carácter eclesiástico es evidente, no está financiada por el Vaticano ni por ningún gobierno, sino que "depende del apoyo de personas y fundaciones dedicadas a la construcción de una cultura de la vida".

Según las declaraciones de impuestos, recaudó 17,1 millones de dólares (15,2 millones de euros) de donantes estadounidenses y transfirió 1,5 millones de dólares (1,3 millones de euros) a sus propias actividades o en forma de subvenciones a entidades de al menos 15 países europeos entre 2012 y 2017. Human Life International se negó a responder a nuestras preguntas.

Heartbeat International es una red internacional de centros antiabortistas que pretende "hacer que el aborto no sea deseado hoy e impensable para las generaciones futuras". La organización recaudó 15,2 millones de dólares entre 2012 y 2017 y asignó 190.000 dólares para sus operaciones en Europa. La organización no respondió a las preguntas.

  Un nuevo campo de la "batalla cultural"

Debido a las limitaciones de los estados financieros y las declaraciones de impuestos de las ONG, las sumas de las organizaciones benéficas y fundaciones recabadas podría ser sólo la punta del iceberg. Este flujo de dinero parece totalmente legal y legítimo si se utiliza sólo para el debate político. Sin embargo, es de interés público revelar quién está financiando a las organizaciones con una agenda pro-vida y anti-aborto en Europa, específicamente cuando el dinero proviene de otros continentes.

El apoyo financiero masivo de donantes conservadores estadounidenses a filiales y organizaciones europeas con creencias similares demuestra que las estrategias del otro lado del Atlántico se están ensayando ahora en Europa. Además de la Iglesia católica y otras organizaciones religiosas tradicionales, en Europa se han fundado muchas nuevas ONG y grupos de reflexión que tratan de cambiar la opinión pública, las políticas y las leyes de los países miembros de la Unión Europea sobre el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la eutanasia y la investigación embrionaria, entre otras cuestiones que son parte central de la doctrina religiosa cristiana.

Europa es el nuevo campo de la llamada "batalla cultural", que en Estados Unidos –Trump es la prueba– van ganando los sectores conservadores.

 

El control de los 'lobbies' también se le atraganta a las autonomías: sólo hay registros en el Parlament y Castilla-La Mancha

El control de los 'lobbies' también se le atraganta a las autonomías: sólo hay registros en el Parlament y Castilla-La Mancha

Más sobre este tema
stats