PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Gobierno

Los empresarios presionan a Rajoy: “No son posibles más subidas de impuestos”

Los empresarios presionan a Rajoy: "No son posibles más subidas de impuestos"

Es una cita a la que nunca falla. Ni en el Gobierno, ni en la oposición. Mariano Rajoy ha clausurado este marte la Asamblea anual general de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), unas jornadas a las que también ha querido llevar su mensaje optimista sobre el, a su juicio, destino de la economía española. Mucho criticó, en la oposición, al socialista José Luis Rodríguez Zapatero y a su equipo cuando hablaron de brotes verdes. Pero el presidente del Ejecutivo lleva semanas vendiendo algo similiar en sus intervenciones públicas. Este martes ha optado por la siguiente expresión: "Hay motivos fundados para la esperanza".

Antes de tomar la palabra, el líder de PP había tenido la oportunidad de escuchar un par de discursos. Entre otros, el del presidente de la patronal, Juan Rosell. Pese a que el tono empleado fue muy conciliador con el Gobierno y coincidió con Rajoy en la agenda reformista, el líder de los empresarios no dejó pasar la oportunidad para demandar al presidente del Gobierno que no suban más impuestos.

"No son posibles más subidas de impuestos. Más impuestos destruirán actividad y empleo y no tendrán eficacia recaudatoria ni siquiera a corto plazo", mantuvo Rosell mientras gran parte del auditorio asentía. Esta no es sólo una demanda de los empresarios. Es verdad que Rajoy escuchó algo similar hace más de un mes en unas jornadas del Instituto de Empresa Familiar. Pero también es verdad que lleva semanas escuchándoselo a voces de su partido como la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre o el expresidente del Gobierno José María Aznar.

De hecho, una de las tesis que manejan en el PP apunta a que algunas de las demandas de Aznar y Aguirre provienen del sector empresarial. Según comentan en el partido, ambos líderes, por separado, podrían haber mantenido en las últimas semanas citas con empresarios españoles que les trasladaron su inquietud por la política fiscal de Rajoy y ellos habrían servido de altavoz.

Rosell mantuvo que "una de las principales preocupaciones del mundo empresarial se refiere a la fiscalidad, especialmente a la relacionada con el empleo". Según matuvo, "tenemos unos tipos impositivos parecidos a los países de nuestro entorno y, sin embargo, la recaudación no es suficiente. La explicación es evidente: la recaudación no sufre por insuficiencia del sistema tributario, sino por el deterioro de la actividad económica". "Además de los impuestos estatales, existen aproximadamente 100 impuestos propios de las Comunidades Autónomas y esta cifra va en aumento. Estos impuestos se aprueban por las Comunidades Autónomas descoordinadamente y con distintos criterios técnicos. Algunos de ínfima recaudación producen efectos absolutamente perversos", se lamentó.

Rosell admite “demasiada impunidad ante la irresponsabilidad” en la CEOE

Rosell admite “demasiada impunidad ante la irresponsabilidad” en la CEOE

Antes de ceder el turno a Rajoy, recomendó que la consolidación fiscal se persiga "no sólo por el lado de los ingresos, sino, más aún, por el de la reducción del gasto público y la necesaria reestructuración de las Administraciones Públicas".

Desde la tribuna, el presidente del Gobierno recordó que hace un año, en este mismo foro marcó "un ritmo" a sus reformas. Y que va a seguir manteniéndolo. Es la misma respuesta que ha dado cuando se le ha  preguntado su opinión a cerca de las exigencias de Aznar y Aguirre. Rajoy no ocultó que el Gobierno tiene en marcha una reforma tributaria. Pero recordó que está tendrá que esperar al año próximo. No pasa por alto tampoco la más que posible subida de los impuestos de el alcohol y el tabaco, tal y como se ha sugerido desde Hacienda.

Tras vender sus reformas e insistir en que no se olvida de que es prioritario que fluya el crédito a las empresas, el líder del Ejecutivo demandó "apoyo" a la clase empresarial, que hablen "bien" de España tabto dentro como fuera del país.

Más sobre este tema
stats