LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

La XII Legislatura

Un escenario endiablado para el rey: que Sánchez tenga más apoyos que Rajoy

Rajoy, este martes, en el Consejo de Dirección del PP.

A medida que se acerca la cita del rey Felipe VI con Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones y candidato más votado en las generales del 26-J, más claro tiene el Partido Popular que los planes de su líder de someterse a una investidura a partir del 2 de agosto son "muy ajustados". Si nada cambia de aquí al jueves, cuando el rey le reciba, el líder del PP comunicará al monarca que sólo cuenta con los 137 apoyos de sus diputados y con la abstención garantizada de Ciudadanos para la segunda votación, en la que ya basta con mayoría simple para salir investido.

En este escenario, la dirección nacional del partido liderado por Rajoy teme que, cuando concluya la primera ronda de encuentros de Felipe VI con las fuerzas con representación parlamentaria, éste saque la conclusión de que el líder socialista, Pedro Sánchez, cuenta con más apoyos que el PP aunque no sea para someterse a una investidura de forma inmediata.

"Sólo con que Podemos traslade a Felipe VI que apoyaría a Sánchez, este ya sumaría más escaños que nosotros", sostiene un dirigente nacional del PP. En efecto, la suma de PSOE (85 diputados) más Unidos Podemos (71) resulta 156, por encima de los 137 de Rajoy. Los conservadores no descartan que Sánchez y sus fieles se estén moviendo para poder hacerse con 178 escaños –dos por encima de la mayoría absoluta– que serían el fruto de haberse atraído a Unidos Podemos, PNV, CDC y ERC.

Para sostener esta tesis, en el PP citan declaraciones de los últimos días de representantes tanto del PNV como de CDC en las que se invita al jefe de los socialistas a ir buscando apoyos preparando el terreno por si Rajoy fracasa.

Este mismo martes, tras reunirse con el rey, Alberto GarzónAlberto Garzón(Izquierda Unida) avanzó que había transmitido a Felipe VI que su formación estará a disposición del líder del PSOE, Pedro Sánchez, para "ayudarle" y "mediar" si se decide a "explorar" la posibilidad de conformar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy.

Además, reconoció que, a juzgar por su conversación con el monarca, ni el propio "ciudadano Felipe de Borbón", sabe aún si el jueves encargará a Rajoy que intente formar gobierno.

"O Rajoy, o terceras elecciones"

Los conservadores creen, de todos modos, que este desenlace llegaría en el supuesto de una investidura fallida de Rajoy. "El principal objetivo de Sánchez es ver cómo Rajoy fracasa", añade un diputado que insiste en que, con los resultados del 26-J en la mano, "o gobierna Rajoy o vamos a unas terceras elecciones".

En la dirección del Partido Socialista califican de "táctica para despistar" esta teoría que lleva días en boca de algunos miembros de la cúpula del PP e insisten en que "desde el primer día" Sánchez ha defendido que su sitio está en la oposición porque no hay una mayoría alternativa de izquierdas a Mariano Rajoy.

"Tenemos que ir a la oposición y Rajoy gobernar. España necesita un Gobierno. Es urgente. No hay otro escenario. Ni hablado, ni pactado", subraya un miembro de la cúpula socialista en conversación con infoLibre. 

La misma fuente destaca que "ha llegado el momento de que Rajoy y el PP dejen de poner el foco en lo demás y se ocupen de trabajar para buscar los apoyos que le permitan gobernar".

Molestos con Iglesias

También molesta en el PSOE la posibilidad del que Pablo Iglesias traslade al rey que apoyaría a Sánchez en un escenario de investidura. Creen que ese tiempo ya pasó y que si hoy Sánchez no es presidente del Gobierno es por culpa de ellos. En este sentido, sostienen que sería totalmente contradictorio que ahora intentasen un acercamiento a los socialistas cuando incluso para la Presidencia del Congreso de los Diputados Unidos Podemos presentó a su propio candidato frente a Patxi López.

Otras fuentes socialistas críticas con su secretario general están más alineadas con las tesis del PP y temen que Sánchez haya empezado ya a dar los pasos para, si Rajoy se enfrenta a una investidura fallida o es incapaz de sumar una mayoría, intentarlo él. Al respecto sostienen que el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ya ha tenido algunos contactos con los nacionalistas catalanes.

Estas fuentes creen que sería "una locura" que Sánchez diese pasos en este sentido, un "cisma" en el PSOE. "El problema no es llegar, sino gobernar", resumen alertando de las dificultades que supondría llevar las riendas en un contexto en el que Podemos intentaría cobrarse el precio de los apoyos prestados y con una complicada agenda de recortes en el horizonte.

Quienes no se cierran a la posibilidad de que Sánchez acabe por intentar la vía de los 178 diputados creen que este podría agarrarse a las negociaciones para que CDC tenga grupo parlamentario en el Congreso para "blanquear" el acercamiento a los nacionalistas que le sería indispensable. El Comité Federal del 28 de diciembre le marcó como línea roja la negociación con estas fuerzas.

El "mucho juego" del PNV 

En el PP están convencidos de que con el PNV no podrán contar de cara a una investidura, pero sí de cara a buscar pactos puntuales si logran en el Gobierno. A tenor de las declaraciones del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, los socialistas tendrían más posibilidades. En una reciente entrevista publicada por eldiario.es, Ortuzar considera que si Rajoy fracasa Sánchez "debería intentarlo". Los cinco diputados de su partido, dijo, "pueden dar mucho juego".

En un contexto de autonómicas vascas a la vuelta de la esquina, en el PNV no quiere tomar ninguna decisión que le pueda perjudicar en Euskadi. Las fuentes consultadas admiten, no obstante, que si las opciones son Rajoy, Sánchez o terceras elecciones, abrirían un periodo de reflexión.

Desde CDC, Francesc Homs, también ha hecho estas semanas un llamamiento a que Sánchez tome la iniciativa.

Sánchez sostiene que la abstención del PSOE en la investidura “sería alterar el resultado electoral”

Sánchez sostiene que la abstención del PSOE en la investidura “sería alterar el resultado electoral”

El papel del rey

En todo caso, como en el PP, en el PSOE coinciden en que es posible que el jueves el rey no proponga a ningún candidato a la espera de que los partidos avancen más en sus negociaciones. Rajoy, mantienen desde Génova, sede nacional del partido, está preparando su discurso de investidura. Esto, no obstante, no significa que vaya a comunicarle a Felipe VI su intención de someterse al debate. "No tiene apoyos. Así de claro", subraya un miembro de la cúpula. Otras fuentes consideran que el rey le hará el encargo y que tendrá que seguir negociando. "Tiene muy difícil esquivar este trámite ahora", señala un dirigente regional. 

En el PSOE, por su parte, apuestan por que el líder del PP rechace la invitación del monarca. Ir y perder, insisten, sería un golpe muy fuerte para el liderazgo de Rajoy que daría pie a que el resto de partidos reclamasen con más fuerza su cabeza. A día de hoy, los conservadores están muy cohesionados en torno a su líder e insisten en que están abiertos a todo. En que no hay líneas rojas. Salvo en un asunto: el candidato es Rajoy.

Más sobre este tema
stats