Política

La España federal se reivindica como la alternativa para resolver los conflictos territoriales

Nicolás Sartorius, presidente de la Asociación por una España Federal.

La Asociación por una España Federal ha renovado sus órganos directivos y está preparada para "relanzar" su proyecto de país, que pasa por una reforma del sistema autonómico actual a través de "una conciencia federal basada en los principios de cooperación, lealtad institucional y solidaridad". "El federalismo que defendemos es contrario a cualquier tendencia disgregadora o centralizadora, que solo conduce a la desigualdad y al conflicto", ha expuesto Nicolás Sartorius, presidente de la asociación y uno de sus socios fundadores.

La asociación ha presentado su hoja de ruta este martes en el Círculo de Bellas Artes y ha sacado pecho de su implantación en España, donde tienen "entre el 80 y el 90% de territorio cubierto" con asociaciones de carácter autonómico. Su plan de acción, a partir de ahora, consiste en reunirse con los partidos, sindicatos, asociaciones de empresarios y todo aquel que esté interesado en el proyecto.

Creemos que España está madura para afrontar fórmulas federales, pero las fuerzas políticas están bastante bloqueadas”, ha expuesto Sartorius. En ese sentido, lo que se plantea es "profundizar" en las carencias del sistema autonómico y tratar de solventarlas mediante un sistema más igualitario. Desde la asociación son conscientes de que una reforma de la Constitución requiere amplios consensos políticos y sociales, pero insisten en que no se trata de una propuesta “ni de izquierdas ni de derechas”.

Para la asociación, la pandemia ha puesto de relieve "que una solvente gestión de los problemas debe contar con las autonomías como actores fundamentales" pero que la "ambigüedad en la distribución de competencias" ha generado un "desbarajuste" por la "insuficiencia de mecanismos constitucionales de coordinación", como es el caso del Senado. Además, también ponen el foco en los importantes problemas de financiación del sistema autonómico, que llevan años sin solucionarse.

Para la cúpula directiva de la federación, España es un "Estado disfuncional" en el que los nacionalismos periféricos, la España vaciada pero también aquellos que apuestan por un Estado centralizado no ofrecen las "soluciones" para hacer avanzar el país en igualdad de condiciones. "Nosotros queremos pasar del qué hay de lo mío al qué hay de lo nuestro", resumen.

Lejos de amilanarse, en la asociación se muestran "optimistas" respecto al futuro. "Entendemos que se pueden ir planteando reformas parciales concretas de cogobernanza federalista y, en paralelo, ir fomentando la cultura, los consensos, las complicidades y los estados de opinión que requiere una reforma constitucional", zanjan.

España, una democracia plena ¿seguro?

Más sobre este tema
stats