La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Política de Defensa

España mantiene vigentes 27 licencias de exportación de armas a Arabia Saudí

Un niño sostiene un arma en Yemen.

En la actualidad España tiene vigentes 27 licencias de exportación de armas a Arabia Saudí. El reparto, por año de autorización, es el siguiente: 1 en 2015, 5 en 2016, 17 en 2017 y 4 en 2018. Así figura en una respuesta parlamentaria por escrito del Gobierno al diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián. La respuesta lleva fecha del pasado 14 de noviembre.

De estas licencias que se encuentran en vigor en la actualidad, según la información que aporta el Ejecutivo, "sólo una corresponde a bombas de aviación de precisión, que fue autorizada el 13 de noviembre de 2015 y se ha renovado su plazo en dos ocasiones con posterioridad a dicha fecha".

En su pregunta, el diputado de ERC cuestiona al Gobierno sobre si va a "enviar todas las exportaciones aprobadas para Arabia Saudí" o si tienen en mente "revocar alguna licencia". A tenor de la respuesta del Gobierno no está previsto este escenario.

"No se ha tomado todavía una decisión consistente en revocar las licencias que se encuentran vigentes. Además, no se puede adelantar si las exportaciones se van a materializar o no, ya que corresponde al exportador y al importador concretar los términos de las operaciones", puede leerse en el documento.

Según el informe Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso, elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio y correspondiente al año 2017, las empresas españolas vendieron solo el año pasado material bélico a 10 países en conflicto por un valor total de 396 millones de euros. La ley española lo prohíbe.

El principal cliente de estas empresas españolas que se encuentra en mitad de un conflicto es Arabia Saudí, país por el que se interesa Rufián en su pregunta parlamentaria por escrito. Sólo en 2017 adquirió material bélico por valor de 270,1 millones de euros pese a encabezar desde 2015 una coalición de países árabes que participa en la guerra civil de Yemen.Yemen

Sin desglosar por países, el valor de las exportaciones de material de defensa realizadas durante el año 2017 aumentó un 7,3% con respecto al año anterior y superó por segundo año consecutivo los 4.000 millones de euros.

"No ha habido nuevos contratos"

Esta misma semana, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, insistió en que "no ha habido nuevos contratos" para vender nuevo material militar a este país desde la polémica por la venta de armas. Todo, recalcó, pese a que hay "peticiones de distintas empresas". Borrell, en rueda de prensa conjunta con Heiko Maas, su homólogo alemán, sostuvo que no hay ninguna prohibición internacional de venta de armas a Arabia Saudí aunque la muerte del periodista Yamal Jashogi haya reavivado un debate siempre polémico.

Una de las primeras crisis que tuvo que afrontar el Gobierno de Pedro Sánchez fue la de dar marcha atrás en el anuncio de la paralización de la venta de 400 bombas de precisión a la nación árabe. Esto ocurrió en el mes de septiembre.

La información, adelantada por la Cadena Ser, apuntaba a que el departamento dirigido por Margarita Robles habría iniciado los trámites para dejar sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en el verano de 2015. Estaba previsto devolver los 9,2 millones de euros abonados por este material que se encontraba en una base militar de Aragón a la espera de que los compradores lo recogieran.

"Riesgo de uso indebido"

En su respuesta, el Ejecutivo señala que "a raíz del golpe de Estado que tuvo lugar en Yemen a finales de 2014 y la intervención de la Coalición de la Liga Árabe en dicho país, se reforzaron las garantías de uso final en las exportaciones a Arabia Saudí (también para Emiratos Árabes Unidos y Catar), exigiéndose el compromiso de no utilización fuera del territorio del país importador".

El Gobierno dice que mantiene un "diálogo crítico" con Arabia Saudí

El Gobierno dice que mantiene un "diálogo crítico" con Arabia Saudí

"En este sentido, si se tuviese conocimiento o existiese riesgo de uso indebido de los materiales exportados, el Gobierno español aplicaría el artículo 8 de la Ley 53/2007, de 28 de diciembre, sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso, por el que se puede suspender o revocar una autorización previamente concedida", añade el Ejecutivo. También destaca que se están reforzando los mecanismos de control para poder realizar el "seguimiento y verificación ex post ex post del material exportado en determinados destinos considerados de especial sensibilidad".

El Gobierno insiste en que la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa (JIMDDU) y la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo "analizan de manera completa las operaciones de comercio de armas" teniendo en cuenta la legislación y los tratados internacionales. Y que "en el estudio de las solicitudes se evalúa muy especialmente el cumplimiento de los criterios de respeto de derechos humanos, situación interna, situación regional y riesgo de desvío" de posición común de la UE en materia de Política Exterior y Seguridad "no autorizándose ninguna operación en la que no se cumplan estrictamente estos criterios".

Tras conocerse el pasado septiembre la decisión de España de seguir vendiendo armas a Arabia Saudí a pesar de la intervención del país en Yemen, ONG como Amnistía Internacional (AI) advirtieron de que, en caso de continuar con esta política de venta de armas, España podría convertirse en cómplice de crímenes de guerra.

Más sobre este tema
stats