Armas químicas

Cuando España usaba armas químicas

España y las armas químicas: una breve guía

David Villafranca

Tras el tira y afloja entre Damasco, Washington y Moscú por el supuesto ataque químico en Siria, de momento resuelto sin intervención militar en Estados Unidos, infoLibre repasa y se cuestiona la relación de España con las armas químicas en el presente y a lo largo de la historia.

¿Tiene España armas químicas?

“No. España no tiene armas químicas”, responde rotundamente Jesús Núñez, del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria. España firmó y ratificó entre 1993 y 1994 la Convención sobre las Armas Químicas por la que se comprometió a no desarrollar, producir, almacenar, transferir y usar armas químicas, así como a destruir las armas que tuviera en su poder en un plazo estipulado. Alberto Estévez, portavoz y experto en armamento de Amnistía Internacional, subraya además que como país firmante España debe garantizar la transparencia y la verificación por parte de autoridades internacionales de que cumple con sus compromisos.

Según el Informe Anual de 2011 de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, son 188 los países que han firmado y ratificado la Convención. Angola, Corea del Norte, Egipto, Somalia, Sudán del Sur y Siria son los seis países que no la han firmado. En cambio, Israel y Birmania sí la firmaron en 1993 pero no llegaron a ratificarla.

Núñez puntualiza, no obstante, que lo más relevante de la Convención es la “voluntad” de los países firmantes por erradicar estas armas. Según explica el investigador, se trata de un armamento “barato y fácil” de producir por lo que si, hipotéticamente, España quisiera desarrollar armas químicas en el futuro, tendría la infraestructura necesaria para hacerlo como muchos otros países.

¿Ha tenido España armas químicas en su historia? ¿Las ha utilizado?

España sí ha tenido armas químicas y al menos se conoce un caso documentado en el que las usó. Fue en la Guerra del Rif (1921-1927) y se emplearon en el norte de Marruecos para combatir a la guerrilla de Abd-el-Krim, que luchaba contra el protectorado franco-español. Quizá como venganza por la durísima derrota española en Annual, las tropas de Alfonso XIII utilizaron gas mostaza, iperita y fosgenogas mostaza, iperita y fosgeno, entre otras sustancias, sobre la población civil.

Núñez afirma que fue un uso “puntual” y que “no cambió el uso de la guerra”, pero sí causó numerosas víctimas y daños irreparables. Los supervivientes de aquellos ataques explican cómo la gente se quedaba ciega, les impedía respirar o se les quemaba la pielse quedaba ciega. Además de las muertes en el momento, la incidencia del cáncer en la región es alta en la actualidad. El documental Arrhashde Javier Rada y Tarik El Idrissi habla con testigos del bombardeo y recupera un episodio no muy conocido de la historia española. 

¿Produce armas químicas España? ¿Las exporta?

España no puede producir ni exportar armas químicas por los compromisos contraídos en la Convención. Jesús Núñez subraya que España tampoco ha sido a lo largo de la historia “un productor y exportador relevante" de este tipo de armas, pero sí señala las controversias relacionadas con el comercio de los “productos y tecnologías de doble uso”.

¿Qué son los “productos y tecnologías de doble uso"?

Se trata de productos y tecnologías que pueden ser usados tanto con fines civiles como militares. “El cloro, por ejemplo, puede usarse con objetivos higiénicos pero también puede ser útil para desarrollar armas químicas”, ejemplifica Núñez.

Existen diez tipos de productos y tecnologías de doble uso, según la clasificación de las Estadísticas de Exportación de Material de Defensa de 2012 que publica el Ministerio de Economía. Entre ellas aparecen “materiales, instalaciones y equipos nucleares”, “microorganismos y toxinas”, componentes electrónicos y “sensores y láseres”.

La producción y exportación de este tipo de mercancías genera grandes controversias. Núñez afirma que la diferencia es “mínima” a la hora de producir estas sustancias con objetivos militares y civiles por lo que puede ser un “problema serio”, y cita el ejemplo del programa nuclear de Irán. Estévez señala además a la dificultad de “controlar el destinatario final de este tipo de exportaciones”.

España exportó en el año 2012 productos y tecnologías de doble uso por valor de 234 millones de euros. La Autoridad Nacional para la Prohibición de las Armas Químicas es el órgano encargado de vigilar el cumplimiento de la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas. 

La ONU prueba que el Gobierno de Bashar al Assad mató a más de 100 personas con armas químicas

La ONU prueba que el Gobierno de Bashar al Assad mató a más de 100 personas con armas químicas

Más sobre este tema
stats