El patrimonio de Aguirre

La expresidenta mantiene ocultas las declaraciones de bienes que prometió hacer públicas

Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo.

"No sé si a Podemos se las darán, pero, si no, ya se las daré yo". Palabra de Esperanza Aguirre. Lo que ella iba a entregarle a Podemos eran sus declaraciones de bienes, en caso de que no se las facilitaran en la Asamblea de Madrid, que es donde las había reclamado el diputado José Manuel López tras varias informaciones de infoLibre sobre la participación de Aguirre en una empresa que recibía cuantiosas subvenciones públicas. La concejal madrileña realizó esas manifestaciones el 16 de junio de 2016 y añadió un límite temporal, aunque algo difuso, al cumplimiento de su promesa de transparencia: daría a Podemos sus declaraciones de bienes "próximamente".

Ha pasado más de medio año y Esperanza Aguirre mantiene en secreto sus declaraciones de bienes. Ella no se las ha entregado a Podemos, como prometió. Y el PP de la Asamblea de Madrid, controlado por Cristina Cifuentes, ha impedido que José Manuel López vea los documentos. infoLibre trasladó a la portavoz de Aguirre varias preguntas sobre este asunto, pero la concejal madrileña se ha negado a responder (ver La caja negra, al final de esta información).

Esperanza Aguirre fue accionista de la empresa Savial SL, dedicada a la explotación agrícola y ganadera, como mínimo durante 13 años. Savial SL fue constituida en 1993 y su sede social está en un palacete en el centro de Madrid donde residen Aguirre y su marido. La sociedad fue creada por tres personas: el marido de la dirigente del PP, Fernando Ramírez de Haro, nombrado administrador único y que suscribió el 51% de las participaciones; Aguirre, que se quedó con el 39% del capital; y un cuñado de la dirigente del PP, Juan Ramírez de Haro (fallecido en 2009), que recibió el 10% de las participaciones.

Cuando infoLibre desveló que Savial SL se había embolsado millonarias subvenciones públicas, Aguirre aseguró que las participaciones que tenía en la compañía se las había "donado" a su marido en 2005. Sin embargo, jamás mostró documento alguno que avalase esa versión. Desde su constitución, la empresa ha recibido 4,8 millones en ayudas públicas, de ellos 2,5 millones en la época en la que Aguirre era accionista. En una de sus frases más célebres, la dirigente del PP calificó las subvenciones como "mamandurrias" y pidió terminar con ellas.

La actuación de Aguirre en Savial SL plantea dos cuestiones relevantes. La primera es conocer si la dirigente del PP cumplió con la Ley de Incompatibilidades de los Altos Cargos cuando fue elegida presidenta madrileña, y la segunda es saber si cumplió la normativa fiscal a la hora de fijar el precio de las participaciones de Savial SL supuestamente donadas a su marido.

La obligación de declarar los bienes

En 2003, dos años antes de esa supuesta donación, Esperanza Aguirre se convirtió en presidenta madrileña. En aquel momento ya estaba vigente la Ley 14/1995 de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Comunidad de Madrid, que establece la obligación de éstos de realizar una declaración notarial de actividades y otra de bienes. Esta última debe incluir "la totalidad de sus bienes, derechos y obligaciones". La norma también contempla la posibilidad de presentar una declaración de los bienes del cónyuge, cuando "voluntariamente se preste a ello".

La declaración de bienes debe presentarse "en el improrrogable plazo de los dos meses siguientes a las fechas de toma de posesión y cese" en el Registro de Bienes y Derechos Patrimoniales. Las declaraciones son secretas y sólo pueden tener acceso a ellas los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid, aunque no podrán hacer fotocopias y deberán consultarlas durante un tiempo tasado en el despacho de la Presidencia de la Cámara.

Pues bien, Esperanza Aguirre tomo posesión como presidenta madrileña el 21 de noviembre de 2003, así que antes de que finalizase enero de 2004 tenía la obligación legal de presentar su doble declaración notarial. Según su propia confesión, en aquel momento aún no había donado las participaciones de Savial SL a su marido, así que formaban parte de su patrimonio. No eran participaciones de una compañía insignificante: en 2003 declaró que tenía 11 trabajadores en plantilla, el importe neto de su cifra de negocios ascendió a 591.243 euros y además ingresó otros 145.000 euros por subvenciones públicas.

¿Incluyó Aguirre en su primera declaración de bienes las participaciones que tenía en aquel momento en Savial SL? Si no lo hizo, incumplió la ley. Pero al mantener ella oculta su declaración notarial e impedir el PP en la Asamblea que se consulte, de momento resulta imposible responder a esa pregunta.

La segunda incógnita que plantea la actuación de Aguirre está relacionada con el cumplimiento de las obligaciones fiscales. La concejal sostiene que donó las acciones a su marido en 2005, pero tampoco en este caso ha mostrado documento alguno que certifique su versión. infoLibre ha preguntado en varias ocasiones a Aguirre por una serie de datos relacionados con esa operación: la fecha exacta de la supuesta donación, el precio en que se valoraron las participaciones y si la operación se declaró ante Hacienda. La dirigente del PP nunca ha respondido.

El valor otorgado a las participaciones es clave para saber si Aguirre y su marido cumplieron o no con la Agencia Tributaria. Estas operaciones están gravadas con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), que en su art. 9.b señala que la base imponible en las donaciones será "el valor neto de los bienes y derechos adquiridos, entendiéndose como tal el valor real de los bienes y derechos minorado por las cargas y deudas que fueren deducibles".

Además de su actividad agrícola y ganadera, Savial SL es propietaria de importantes latifundios en Ávila y Guadalajara. Todo ello lo tuvo que tener en cuenta el matrimonio Ramírez de Haro-Aguirre a la hora de fijar "el valor real" de las participaciones que la entonces presidenta madrileña tenía en la empresa.

Al ocultar el importe fijado para la donación, Aguirre impide conocer si la valoración de las participaciones fue correcta o si se hizo por un importe más bajo del real para pagar menos impuestos. El pago en sí ya era responsabilidad de Ramírez de Haro, sujeto tributario obligado a abonar el impuesto.

El PP bloquea la información en la Asamblea

La falta de transparencia de Esperanza Aguirre ha contado, de momento, con la colaboración del PP que ahora dirige Cristina Cifuentes. El pasado 14 de junio, el diputado de Podemos José Manuel López solicitó a la Mesa de la Asamblea de Madrid acceso a las declaraciones notariales de bienes presentadas por Aguirre "al inicio y al final de las legislaturas VII, VIII y IX y las modificaciones a dichas declaraciones en el transcurso de las citadas legislaturas sin las hubiese". Esas tres legislaturas comprenden el periodo 2003 a 2015.

José Manuel López fundamentó su petición en el artículo 29 del Reglamento de la Asamblea, que establece que “las declaraciones notariales efectuadas estarán a disposición de la Mesa y de la Comisión del Estatuto del Diputado cuando sean necesarias para el cumplimiento de sus funciones”.

El 20 de junio, la Mesa decidió pedir un informe jurídico sobre la solicitud del diputado de Podemos. Y el 21 de julio, la Mesa decidió dar traslado del dictamen jurídico a la Comisión del Estatuto del Diputado. Según fuentes oficiales de la Asamblea, dicho informe llegaba a la siguiente conclusión: para incluir la petición de Podemos en el orden del día era necesaria la unanimidad de todos los grupos parlamentarios, mientras que luego la decisión de aprobar o no la solicitud de López se podía adoptar por mayoría. Como el PP se opuso a la solicitud, no existió unanimidad y el tema ni siquiera entró en el orden del día de la Comisión del Estatuto del Diputado. Podemos se mostró en desacuerdo, pero el asunto quedó bloqueado.

En definitiva, seis meses después de que López solicitase consultar las declaraciones de Aguirre, el PP lo ha impedido en la Asamblea de Madrid. Así que los documentos de Esperanza Aguirre siguen bajo secreto.

  AGUIRRE NO RESPONDE

El pasado martes, infoLibre se puso en contacto con la portavoz de Esperanza Aguirre en el Ayuntamiento de Madrid para trasladarle tres preguntas relacionadas con su promesa de hacer públicas sus declaraciones notariales y con su actividad en Savial SL. Aguirre se negó a contestar.

Las preguntas planteadas son las siguientes:

1. ¿Por qué no ha entregado Esperanza Aguirre sus declaraciones de bienes al grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid, tal y como ella misma prometió hace más de medio año?

2. ¿Por qué sigue Esperanza Aguirre sin aclarar si cumplió la ley de incompatibilidades cuando era presidenta de la Comunidad de Madrid?

3. ¿Por qué no explica Esperanza Aguirre si cumplió sus obligaciones fiscales al donar las acciones que tenía en Savial SL?

La Asamblea de Madrid se agarra a una excusa legal para ocultar las declaraciones finales de bienes de un tercio de los diputados

La Asamblea de Madrid se agarra a una excusa legal para ocultar las declaraciones finales de bienes de un tercio de los diputados

Más sobre este tema
stats