La portada de mañana
Ver
El PP aprieta la mordaza a la oposición con el caso del novio de Ayuso y recorta las posibilidades de control

Los negocios en torno a la presidenta

El fundador de una sociedad panameña del novio de Ayuso gestiona los chequeos médicos de la Comunidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid y presidenta del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, preside el Comité Ejecutivo Autonómico del partido celebrado este lunes.

Quirón Prevención SL, filial del gigante sanitario Quirón presidida por Fernando Camino, cofundador de la primera empresa panameña en la que participó la pareja de Isabel Díaz Ayuso, se ha convertido en la gestora habitual de los reconocimientos médicos a la plantilla de la Comunidad de Madrid. El holding que hace dos décadas se alzó como gran beneficiario de la privatización de hospitales madrileños obtuvo en 2018 el primer contrato para chequeos médicos de una plantilla que supera los 159.000 empleados. La orden de adjudicación la firmó la hoy presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), entonces viceconsejera de Presidencia y Justicia, ahora en el punto de mira por la denuncia por fraude fiscal contra el que más adelante se convertiría en su novio, Alberto González Amador, que tiene a Quirón como "principal cliente".

Camino y González Amador tienen en común su paso por una empresa panameña, Insumos Médicos del Pacífico SA, de la que el primero fue fundador en 2013. Además, González Amador fue apoderado de Fraterprevención, una de las cuatro empresas que acabarían fusionándose en 2018 en Quirón Prevención SL, precisamente la compañía que ahora preside Camino.

Dicha empresa, Quirón Prevención SL, ganó su primer concurso para reconocimientos médicos de la Comunidad en 2018 después de que la otra empresa aspirante –Más Prevención Servicio de Prevención SL, que había gestionado la anterior fase de reconocimientos médicos a la plantilla de la Comunidad– fuera excluida por no acreditar que quien la representaba estaba habilitado para ello. En el segundo concurso, resuelto en abril de 2021, Quirón Prevención SL no tuvo competidor. Su oferta –y así consta en los documentos oficiales del portal de contratación– fue la única cursada al Ejecutivo madrileño.

Contratos y prórrogas por unos 3,5 millones

Los dos contratos obtenidos para chequeos médicos por Quirón Prevención SL sumaban según los respectivos expedientes 1.321.689 euros. Pero las sucesivas prórrogas –cuatro en el caso del primer contrato y dos para cada uno de los dos lotes del segundo, es decir, ocho en total– han duplicado de sobra el importe previsto. Y lo han colocado ya en 3.125.198 euros.

La prórroga en vigor expira el 31 de julio de 2024. infoLibre preguntó a la Consejería de Hacienda y Función Pública, responsable de estos contratos, por qué ha optado por prorrogar en vez de convocar nuevas licitaciones una vez superada la pandemia. Fuentes de la Consejería adujeron lo siguiente: "Todo contrato de cualquier Administración permite la posibilidad de prorrogarlo. Está recogido en las bases de la convocatoria, que son públicas. Se prorroga por eficiencia en la gestión, y además para ahorrar dinero a los contribuyentes de la Comunidad de Madrid, ya que durante esas prórrogas se mantienen los precios de la primera anualidad. Es decir, en 2024, estamos pagando precios de 2021".

Los mismos portavoces agregaron que el primer contrato externalizado para efectuar reconocimientos médicos data de 2014: "A lo largo de estos años se ha adjudicado a diversas sociedades, la última de ellas Quirón". Las fuentes no detallaron quienes fueron los sucesivos adjudicatarios. infoLibre solo ha localizado una adjudicación anterior a las que, sin solución de continuidad y a partir de febrero de 2018, se han otorgado y prorrogado a Quirón Prevención SL.

A los 3,12 millones del párrafo anterior se le añaden los 170.300 euros del contrato para prevención de riesgos laborales y promoción de la salud en la Asamblea de Madrid más los 226.346 del destinado a efectuar reconocimientos médicos en el personal de la Administración de Justicia madrileña. El total para Quirón Prevención SL asciende por tanto a 3,5 millones.

La suma abarca solo los contratos de prevención y chequeos médicos. No incluye ni los distintos contratos menores de exigua cuantía que han ido recayendo sobre Quirón Prevención SL ni los 194.223 euros de las "encuestas telefónicas" que el Gobierno madrileño le adjudicó a dedo mediante el procedimiento de emergencia en agosto de 2020. El objetivo, el "seguimiento de casos e identificación de contactos covid-19".

Fraterprevención y Prevención Quirón Salud SL

Denunciado por defraudar en el impuesto de sociedades de 2020 y 2021 más de 350.000 euros, la Fiscalía sostiene que el novio de Ayuso urdió una trama de sociedades pantalla que habrían emitido facturas falsas. Según el ministerio público, el hombre al que la presidenta de Madrid defiende con uñas y dientes, presentándolo como víctima de un “acoso salvaje” por parte del Gobierno presta servicios a través de una empresa de su propiedad. Y su “principal cliente” –así se lee en la denuncia– es Quirón Salud, grupo con el que ha tenido vínculos acreditados.

Dos años antes de aquel primer contrato de 2018 para chequeos médicos de Quirón Prevención SL, González Amador había asistido en Santo Domingo a un evento organizado por el Gobierno de República Dominicana. Lo hizo como “director internacional de Prevención Quirón Salud”. Ese –Prevención Quirón Salud– nunca ha sido el nombre de ninguna mercantil inscrita en el Registro español. Pero en aquella fecha –abril de 2016– González Amador llevaba seis meses como apoderado de Fraterprevención SL, una de las cuatro empresas del sector que por decisión de Quironsalud se fusionaron incorporándose a Quirón Prevención SL en 2017. Fraterprevención, que en 2017 había optado sin éxito al concurso de reconocimientos médicos ganado por Más Prevención, se disolvió en noviembre de ese año. Hasta ese momento, uno de sus dos administradores mancomunados había sido Fernando Camino, ahora presidente de Quirón Prevención SL.

Insumos Médicos del Pacífico

Camino es uno de los tres cofundadores de Insumos Médicos del Pacífico SA, la mercantil panameña constituida en 2013 y en la que Alberto González Amador ocupó el cargo de director desde febrero de 2014. infoLibre preguntó a los portavoces de Quirón si Fernando Camino había permanecido como socio de Insumos Médicos del Pacífico SA tras renunciar al cargo de presidente el 10 de febrero de 2014. Es en el acta de la junta de accionistas celebrada ese día donde emerge como director y secretario Alberto González Amador. Quirón se limitó a responder que "Fernando Camino desde 2014 no tiene relación con esta empresa", es decir, con Insumos Médicos del Pacífico SA, sin precisar la fecha exacta de 2014.

El novio de Ayuso se mantuvo en su puesto de director secretario de Insumos Médicos del Pacífico hasta días antes de que Hacienda iniciara en 2022 sus actuaciones de comprobación. Es decir, la inspección que ha derivado en la denuncia interpuesta por la Fiscalía ante los juzgados de Madrid por fraude fiscal. En este caso, sobra el añadido habitual del adjetivo “presunto”. Porque fue el propio abogado de González quien en un correo enviado el 2 de febrero a la Fiscalía reconoció que ”ciertamente” González Amador había incurrido en dos delitos contra la Hacienda Pública.

El grupo campeón de las "convalidaciones"

La existencia de una prórroga del contrato para el reconocimiento médico de los empleados de la Comunidad de Madrid hasta el 31 de julio de 2024 borra del mapa la hipótesis de pagos efectuados a través de las llamadas convalidaciones de gasto. Poco conocidas, se trata de una herramienta contable que en teoría solo deben aplicar las administraciones públicas de forma excepcional cuando las circunstancias impidan, por ejemplo, licitar un contrato. O prorrogar uno ya existente. Pero en el caso de la Comunidad de Madrid las convalidaciones de gasto han alcanzado en los últimos años una dimensión inaudita. Y el grupo Quirón ha estado en los primeros puestos del ranking de convalidados.

En octubre de 2021, infoLibre destapó cómo en un año y medio el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso había abonado a Quirón cerca de 500 millones (453.963.911 euros) saltándose los procedimientos administrativos. En una secuencia cuyo primer hito se localizaba el 22 de abril de 2020, el Ejecutivo madrileño aprobó 13 multimillonarias "convalidaciones" de gasto por "pagos a cuenta" para el hospital Fundación Jiménez Díaz (FJD), integrado en la red pública sanitaria madrileña mediante un concierto cuyas cifras constituyen cada año un verdadero enigma al incluir múltiples variables. 

En 2023, cinco sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Madrid (TSJM) incrementaron en 40 millones la ya abultada factura que la privatización de hospitales pasa cada año al Ejecutivo madrileño. Dos de esas cinco resoluciones judiciales contienen un misterio para el que todavía no hay respuesta: por qué en ellas el tribunal sostiene que el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) facturó en 2014 a dos hospitales de Quirón 9,5 millones y 496.500 euros por prestaciones sanitarias “sin evidencia clínica”

El "principal cliente" de González Amador

El "principal cliente" del novio de Ayuso es Quirón, gran beneficiario de la privatización sanitaria del PP

El "principal cliente" del novio de Ayuso es Quirón, gran beneficiario de la privatización sanitaria del PP

Quirón, ese "principal cliente" de Maxwell Cremona, pieza clave en el entramado del que supuestamente se valió la pareja de Ayuso para defraudar a Hacienda, es un auténtico panzer sanitario ahora accionariamente dominado por el holding alemán Fresenius. Estamos ante el líder destacado no sólo del negocio hospitalario en España, sino del negocio sanitario incluyendo también los seguros, con una facturación anual que supera los 4.000 millones de euros. El grupo contabiliza 58 hospitales y 132 centros sanitarios de otro tipo, lo que se traduce en más de 8.300 camas y 532 quirófanos.

Los presupuestos del área sanitaria de la Comunidad de Madrid en 2024 permiten hacerse una idea de lo que supone Quirón. Los cuatro hospitales de Quirón con los que la Comunidad de Madrid tiene acuerdo de colaboración público-privada –uno cien por cien privado y concertado, la Fundación Jiménez Díaz, y los otros tres integrados en la red pública pero con gestión privada– suman partidas presupuestarias por al menos 715 millones de euros. 

La mayor aportación es al Jiménez Díaz, buque insignia de los cuatro hospitales que, tras el proceso privatizador ideado por Esperanza Aguirre a mitad de la primera década del siglo, gestiona y explota en Madrid Quirón, fruto de la fusión en 2014 entre este grupo y la concesionaria original de los hospitales: la antigua Capio. Como desveló infoLibre en 2013, sus accionistas se ocultaban tras sociedades del paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Más sobre este tema
stats