Grabaciones al ministro del Interior

La Fiscalía del Supremo no ve “indicios” para investigar al ministro del Interior por el escándalo de las grabaciones

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

A.G.

La Fiscalía del Tribunal Supremo acaba de confirmar oficialmente que no investigará al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por el escándalo de las grabaciones que destapan cómo tejió una estrategia con el ahora exjefe de la Oficina Antifraude de Cataluña para rentabilizar pesquisas ya efectuadas o por desarrollar sobre rivales políticos del PP.

Esa conversación, celebrada en el propio despacho del ministro hace dos años, fue grabada no se sabe aún cómo ni por quién. Su difusión por parte del diario Público zarandeó la recta final de la campaña electoral de junio y desató un escándalo que mantiene en pie de guerra a la oposición.

Pero, según la Fiscalía del Supremo, de su contenido "no se desprenden indicios suficientes para iniciar una investigación penal por preconstitución falsa de pruebas, por prevaricación administrativa ni por los restantes tipos penales". 

ERC denunció ante la Fiscalía de Barcelona que el ministro y su interlocutor, Daniel de Alfonso, podían haber incurrido en varios delitos como prevaricación, revelación de secretos y tráfico de influencias. "La literalidad de la conversación -señalaba el escrito de ERC- demuestra la intención de los interlocutores de promover investigaciones prospectivas sobre determinadas personas por el simple hecho de su adscripción política pública o su relación familiar con políticos y, por lo tanto, sin vinculación con la existencia de indicios de ilegalidad previos”

En el comunicado difundido esta tarde, la Fiscalía del Supremo cita expresamente los dos primeros delitos enunciados por la formación independentista pero obvia cualquier mención expresa al tráfico de influencias. 

El comunicado oficial de la Fiscalía expone así su posición: "En relación a las denuncias presentadas contra el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, por prevaricación, revelación de secretos y malversación de caudales, entre otros tipos penales, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha concluido respecto del Ministro del Interior, único aforado ante el Tribunal Supremo, que del contenido de las conversaciones no se desprenden indicios suficientes para iniciar una investigación penal por preconstitución falsa de pruebas, por prevaricación administrativa ni por los restantes tipos penales".

La nota añade que "en relación con los hechos denunciados relativos a personas no aforadas, se han derivado las actuaciones a la Fiscalía Provincial de Madrid, para la valoración en sede competente de la posible existencia del también denunciado

delito de revelación de secretos".

Y, respecto a una posible malversación de caudales públicos, "se ha remitido testimonio a la Fiscalía Provincial de Barcelona, competente para ello, a fin de que proceda a su investigación", concluye el comunicado. 

El PDC acusa al Gobierno de montar un “GAL político” contra Cataluña

El PDC acusa al Gobierno de montar un “GAL político” contra Cataluña

Más sobre este tema
stats