PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ayuso pone al PP a los pies de Milei en plena crisis diplomática con Argentina

Los correos secretos de Blesa

El Gobierno de Aznar adjudicó 13 millones a la firma para la que luego el expresidente hizo gestiones

El expresidente del Gobierno, José María Aznar.

Ibon Uría

Einsa recibió más de 12,9 millones de euros de la administración mediante adjudicaciones entre 1996 y 2004, periodo de gobierno de José María Aznar. Tal y como ha desvelado infoLibre, el propio Aznar realizó gestiones a partir de 2006 en favor de esta empresa española de material bélico para ayudarle a abrir nuevos mercados. Miguel Blesa, amigo personal de Aznar y expresidente de Caja Madrid, fue la persona que puso en contacto a ambas partes.

De los correos electrónicos secretos de Blesa, a parte de los cuales ha tenido acceso este diario, también se desprende que Aznar llegó a negociar un contrato para usar su influencia en favor de Einsa a cambio de contraprestaciones económicas. Entre los objetivos preferentes que Einsa marcó para las gestiones de Aznar estaban los mercados de Libia y Argelia.

El expresidente Aznar sostiene que no llegó a "concluir" contrato alguno con la empresa y que no recibió comisiones de la firma de material bélico. Sin embargo, no niega las negociaciones y tampoco aclara si alguna empresa bajo su área de influencia cobró algún tipo de comisión.

operaciones millonarias

Mientras Aznar permaneció en Moncloa, Einsa fue elegida por su Gobierno en más de 60 ocasiones y recibió por ello un importe total que supera los 12 millones de euros. El volumen de cada acuerdo oscila entre los 7.200 euros que se le abonaron en 1999 por suministrar material para equipos de tierra a la Maestranza Aérea de Madrid y los 715.236 euros que le costaron al Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire una decena de arrancadores eléctricos un año más tarde.

Muchos de las adjudicaciones reportaron a Einsa grandes ingresos. Además de la operación más cuantiosa, ya referida, un total de cuatro contratos superaron la barrera de los 500.000 euros. 576.785 euros, por ejemplo, fue el importe que percibió la compañía en agosto de 1998 por suministrar mulas mecánicas y accesorios al Tercio de la Armada. El tercer contrato por volumen –556.934 euros–, fue adjudicado por el Ejército del Aire a la firma en septiembre de 2000, cuando le encargó diez tractores remolcadores.

Las otras dos adjudicaciones que completan el listado de las cinco más beneficiosas para la empresa, y que también superan el medio millón de euros, se refieren a operaciones de mantenimiento de "vehículos especiales" que Einsa desarrolló para la Dirección de Construcciones Navales de la Armada. 541.448 euros recibió en septiembre de 2001 por revisar y actualizar vehículos embarcados en buques. Y 504.850 euros más, en octubre de 1999, por una operación de puesta a punto similar efectuada a los equipos de apoyo en tierra a la flotilla de aeronaves del Ejército.

Despliegue de misiles

La empresa de material bélico realizó durante los dos mandatos del PP un amplio abanico de trabajos, varios de ellos directamente relacionados con el ámbito militar. En al menos cuatro ocasiones (noviembre de 1996, junio de 1999, junio de 2000 y abril de 2003), el Ejército del Aire eligió a Einsa para que colaborase en el despliegue de misiles Sidewinder, en su mantenimiento y para que fabricase equipos de apoyo a esas operaciones. Estas contrataciones reportaron a la firma ingresos por un importe de 1.254.515 euros.

Además, la compañía en favor de la cual interdeció Aznar participó en labores de asistencia técnica, ingeniería y gestión de armamento del Ejército del Aire en 2001, y fue contratada por el procedimiento de urgencia dos años después para suministrar material para el destacamento de este mismo Ejército en Pristina (Kosovo). La firma se embolsó otros 750.000 euros gracias a estos dos contratos.

Todas las adjudicaciones analizadas por infoLibre constan en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde sólo se publica una parte de las licitaciones y adjudicaciones. Así, las cantidades recibidas por Einsa entre 1996 y 2004 podrían haber sido aún mayores.

El negocio de las armas

El 81% de los contratos del Gobierno de Aznar con Einsa fueron para material militar

El 81% de los contratos del Gobierno de Aznar con Einsa fueron para material militar

Las informaciones publicadas en los últimos días por este periódico revelan que Miguel Blesa buscó a Aznar un contrato como comisionista de Einsa. Posteriormente, el banquero actuó de intermediario entre la compañía y Aznar, quien se habría encargado de proporcionar contactos en países en los que Einsa buscaba abrir mercado. Entre los objetivos preferentes figuraban Libia, Argelia y Rusia.

Más aún, Aznar empleó a parte de su equipo en la fundación FAES para esta tarea. Así, uno de sus más estrechos colaboradores en el think tank, Rafael Bardaji, antiguo asesor de Defensa mientras Aznar ocupó la Moncloa y a la postre director de Estudios de Política Internacional de FAES, también estuvo involucrado en los contactos. El expresidente llegó a recibir un borrador de contrato para percibir retribuciones de Einsa.

Pese a los reiterados intentos de conocer su versión, Aznar se ha negado a hablar con infoLibre.

Más sobre este tema
stats