PSOE

Lo que ya se sabe del Gobierno de Pedro Sánchez

Fotografía de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al expresidente del Parlamento Europeo y exministro español de Obras Públicas, Josep Borrell

Después de un fin de semana de absoluto silencio y hermetismo dentro de las filas socialistas, empiezan a conocerse algunos detalles del futuro Ejecutivo de Pedro Sánchez, que tomó posesión del cargo este sábado después de que prosperara la moción de censura contra Mariano Rajoy. Por el momento, sobre la mesa hay muchas quinielas pero un solo nombre confirmado. Josep Borrell se sentará el próximo viernes en el primer Consejo de Ministros de la era Sánchez como titular de Asuntos Exteriores. No es la primera vez que el político catalán, fiel al actual líder socialista durante la batalla por la recuperación de la Secretaría General del partido, toma la batuta de una cartera ministerial. Con Felipe González al frente del Ejecutivo, Borrell ya ocupó el cargo de ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. Antes, el político ya había sido durante siete años secretario de Estado de Hacienda.

En fuentes oficiales del PSOE trascendió ayer un segundo nombre: Teresa Ribera, como futura ministra de Medio Ambiente. Ribera ya fue secretaria de Estado de Cambio Climático en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y Sánchez ya pensó en ella para ir de número dos en la lista de Madrid a las elecciones generales, aunque finalmente aquel fichaje no cuajó. Desde junio de 2014, es directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales, con sede en París. El futuro ministerio de Ribera englobará las competencias de transición energética y cambio climático.

Sánchez sabe que tiene poco tiempo por delante para conseguir que los futuros votantes vuelvan a percibir al PSOE como una alternativa sólida de gobierno. Por eso, el nuevo presidente del Gobierno busca ministros con una dilatada experiencia de gestión. Y la de Borrell, en materia internacional, es bastante sólida. En 2002, durante su etapa como diputado en el Congreso, el histórico socialista fue uno de los representantes de la Cámara baja en la Convención Europea encargada de elaborar el borrador de la Constitución Europea. Y, en 2004, dio el salto a Bruselas como cabeza de lista del PSOE para las elecciones europeas. De esta manera, Borrell desembarcó en la Eurocámara, una institución que presidió durante tres años –entre 2004 y 2007–.

Fuentes del PSOE también dan por segura la entrada en el Ejecutivo de Carmen Calvo y José Luis Ábalos, aunque en estos dos casos no ha trascendido la cartera que ocuparían. Tampoco hay un nombre seguro para el Ministerio de Economía. Fuentes oficiales descartaron a infoLibre que el puesto se le hubiese ofrecido a Jordi Sevilla, quien hace ya algún tiempo que hizo saber a Sánchez su deseo de no regresar a la vida política. 

Ministerio de Justicia y Fiscalía General del Estado

Para el Ministerio de Justicia, algunas quinielas han situado a Margarita Robles, exmagistrada del Tribunal Supremo y actual portavoz parlamentaria del Grupo Socialista. Sin embargo, las fuentes consultadas por infoLibre señalan que la jurista tiene más posibilidades de recalar en la cartera de Interior, una preferencia que ya ha deslizado en alguna que otra entrevista. Robles conoce el área. Durante la última legislatura de Felipe González, ocupó el cargo de secretaria de Estado de Interior, una cartera que por aquel entonces capitaneaba Juan Alberto Belloch. De ser finalmente la elegida, Robles ejercerá sin tener que soportar el terrorismo de ETA.

Para el Ministerio de Justicia, en el equipo del nuevo presidente socialista se ha barajado el nombre de Gabriela Bravo, fiscal de carrera y exportavoz del Consejo General del Poder Judicial. Actualmente, la jurista es la consellera de Justicia de la Generalitat Valenciana a las órdenes de Ximo Puig, un dirigente que aunque no respaldó a Sánchez en las primarias tampoco fue de los barones más duros con el candidato. Preguntada al respecto el pasado sábado, Bravo aseguró que no había “hablado” con Sánchez y recalcó que en la Comunitat Valenciana hay “un gran reto en materia de justicia”. "De momento, mi horizonte lo tengo aquí", aseguró.

Otros nombres que se han barajado para Justicia son el de Juan Carlos Campo, magistrado, exvocal del Consejo General del Poder Judicial y secretario de Estado de Justicia entre 2009 y 2011, y el de Gregorio Cámara, catedrático de Derecho Constitucional y coordinador del Consejo de Expertos del PSOE para la propuesta de reforma constitucional. Sin embargo, su cercanía a la presidenta de los socialistas andaluces, Susana Díaz, no es un dato que juegue precisamente a su favor.

Otro nombramiento relevante que se tiene que afrontar en los próximos días el Gobierno de Sánchez es el del fiscal general del Estado, que tendrá que hacerse cargo de la causa judicial del procés. Para sustituir a Julián Sánchez Melgar al frente del Ministerio Público, fuentes socialistas explican que el mejor situado es Pedro Crespo. En el equipo de Pedro Sánchez se busca un fiscal de carrera, que sea respetado por los distintos sectores. Y entienden que el perfil de Crespo, miembro de la Unión Progresista de Fiscales, cumple esos requisitos. Crespo formó parte de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General durante la etapa de Cándido Conde Pumpido. Actualmente, es fiscal jefe de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

Gobierno socialista, Ministerio de Igualdad y pobreza infantil

Desde el PSOE, además, se han avanzado este lunes algunos otros detalles del futuro Gobierno que liderará Pedro Sánchez. El secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, ha señalado en una entrevista en Antena 3 que será un Ejecutivo “de inspiración socialista” –o ministros del PSOE o independientes “próximos” a la formación “aunque no tengan carné de militancia”–, descartando así la entrada de Podemos y negando que Sánchez vaya a consensuar el nombre de sus ministros con otras fuerzas. Sin embargo, el dirigente socialista no cerró la puerta a que políticos de otras formaciones puedan ocupar puestos en diferentes órganos de representación, como puede ser en los segundos niveles de la Administración –secretarios de Estado–, en órganos constitucionales o en el Consejo de Radio Televisión Española (RTVE).

El secretario de Organización del PSOE también ha avanzado que el próximo Ejecutivo recuperará el Ministerio de Igualdad y “alguna” cartera “más” en el organigrama, que se conocerá definitivamente el próximo miércoles. Además, ha afirmado que la Presidencia del Gobierno albergará un Comisionado contra la Pobreza Infantil.

Y, en cuanto a los principales retos que afrontará con urgencia el presidente Sánchez, Ábalos ha señalado que se van a “intentar encarar” los aspectos “más lesivos” de la reforma laboral del PP, como la negociación colectiva y los salarios justos: "Tenemos que llegar a compromisos y alcanzar acuerdos con agentes sociales en torno a salarios justos y poner en marcha la capacidad de negociación laboral, que en estos momentos es ninguna”, aseveró el dirigente socialista.

Teresa Fernández de la Vega presidirá el Consejo de Estado

Teresa Fernández de la Vega presidirá el Consejo de Estado

Más sobre este tema
stats