La nueva legislatura

Guía para entender cómo funcionará el Grupo Mixto esta legislatura

Guía para entender cómo funcionará el Grupo Mixto esta legislatura

¿Cómo gestionar un grupo que incluye formaciones tan dispares como Foro Asturias, EH Bildu o Compromís? Ese es el reto al que se enfrentan los integrantes del Grupo Mixto esta legislatura, en la que un total de 14 diputados de siete partidos distintos –e incluso uno de ellos expulsado del suyo, el exparlamentario del PP Pedro Gómez de la Serna– tendrán que compartir tiempos, presupuesto y portavocías.

La situación no es nueva, aunque en la legislatura anterior –en la que el Grupo Mixto contó con 18 miembros– la visibilidad política del grupo estuvo muy copada por Amaiur, que con sus siete diputados era claramente la fuerza mayoritaria. Varios partidos repiten: EH Bildu (que pasa de siete escaños a sólo dos), Coalición Canaria (un acta), Compromís (del único sillón de Joan Baldoví pasa a tener cuatro y se convierte en fuerza mayoritaria del grupo), UPN (con dos parlamentarios) y Foro (uno). A ellos se suman el diputado obtenido por Nueva Canarias –que se presentó en coalición con el PSOE– y los dos de IU-Unidad Popular, así como Gómez de la Serna.

El grupo es un auténtico cóctel en el que se mezclan parlamentarios de izquierdas, de derechas, centralistas, nacionalistas e incluso abiertamente independentistas. No obstante, según Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria por cuarta legislatura consecutiva y acostumbrada a trabajar desde el Grupo Mixto –sólo integró un grupo propio entre 2004 y 2008–, los diputados terminan repartiéndose los tiempos y las portavocías sin demasiados problemas.

Lo primero que se discutió con la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados, explica Oramas a infoLibre, fue el lugar donde se sentarán en el hemiciclo los 14 parlamentarios. La semana que viene se decidirá la ubicación de los despachos que tienen derecho a ocupar en el edificio de la Cámara Baja, y cuando se establezca cómo funcionará el reparto de tiempos entre los grupos parlamentarios –no hay fecha concreta para ello–, se discutirá internamente cómo se distribuyen las formaciones que integran el Grupo Mixto las intervenciones en los debates.

Según el reglamento del Congreso, los discursos del Grupo Mixto "podrán tener lugar a través de un solo diputado y por idéntico tiempo que los demás Grupos Parlamentarios, siempre que todos sus componentes presentes así lo acuerden". "De no existir tal acuerdo, ningún diputado del Grupo Mixto podrá intervenir en turno de grupo parlamentario por más de la tercera parte del tiempo establecido para cada grupo parlamentario y sin que puedan intervenir más de tres diputados", establece de igual forma la normativa.

En cualquier caso, según señala Oramas, en legislaturas anteriores las intervenciones del Grupo Mixto en los debates se repartían de forma proporcional entre las formaciones teniendo en cuenta el número de diputados que tenían, si bien las fuerzas que contaban con uno y dos parlamentarios tenían derecho a hablar durante el mismo tiempo en los debates. También es habitual que, en algunos temas, los partidos cedan su tiempo a los portavoces con más relación con el asunto que se esté tratando.

El mayor problema, a la hora de presentar iniciativas

La subvención mensual de 28.597 euros mensuales que corresponde al grupo parlamentario también se suele repartir en función del peso de cada uno de los partidos que lo componen, y además cada formación recibe 1.645 euros por cada diputado. Pero no todo se reparte proporcionalmente dentro del Grupo Mixto. La portavocía del mismo es rotatoria y pertenece durante un mes a cada partido, lo que implica que la responsabilidad de defender los intereses del grupo ante la Junta de Portavoces va pasando de diputado en diputado. 

Más perjudicados salen los parlamentarios del Grupo Mixto a la hora de presentar proposiciones de ley o no de ley, así como para preguntar al Gobierno ante el pleno. El reglamento establece un cupo para cada grupo parlamentario, y en el caso del Mixto juega en su contra la diversidad de actores que lo componen, ya que cada uno tiene posiciones políticas diferentes y quiere plantear diferentes iniciativas. Según explica Oramas, los diputados se rotan para que todos puedan participar, aunque su campo de acción se ve reducido y pueden presentar pocos textos.

Por otra parte, los portavoces del Grupo Mixto en las comisiones parlamentarias, tal y como explica Oramas, se eligen con un sistema que prima a los grupos más grandes. "El partido más grande de los que componen el grupo, en este caso Compromís, es el primero en elegir" la comisión en la que quiere ser portavoz, señala la diputada. Las formaciones van escogiendo en función del número de diputados que tengan, si bien en todas las comisiones –que reproducen la composición del Congreso– el Grupo Mixto tiene representación.

ERC “coge el camino más recto” y opta por presentarse como grupo parlamentario en solitario

ERC "coge el camino más recto" y opta por presentarse como grupo parlamentario en solitario

Más sobre este tema
stats