Los conflictos de interés del Gobierno

Guindos se ha inhibido en 14 decisiones del Gobierno por su pasado en Endesa y PwC y ninguna por Lehman Brothers

Guindos se ha inhibido en trece decisiones del Gobierno por su pasado en el sector privado

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, lleva en el Gobierno de Mariano Rajoy desde que el jefe del Ejecutivo configuró su primer gabinete tras ganar las elecciones generales de noviembre de 2011. Desde esa fecha hasta hoy, el ministro se ha inhibido en favor de otro compañero del Gobierno en 14 ocasiones a la hora de tomar decisiones que podían colisionar con su pasado en el sector privado. La cifra se corresponde con los datos oficiales facilitados a infoLibre por los ministerios de Economía e Industria. De Guindos asumió el despacho de los asuntos ordinarios de Industria el pasado abril, cuando su amigo José Manuel Soria se vio obligado a dimitir tras haber mentido sobre su relación empresarial con paraísos fiscales.

En cuanto al reparto de las 14 inhibiciones, las mismas fuentes explican que diez se produjeron durante los cinco años que Guindos lleva al frente de Economía y las otras cuatro desde que tomó las riendas del Ministerio de Industria hace seis meses. Un Gobierno en funciones no puede nombrar ministros y, por ello, Rajoy decidió que el titular de Economía asumiese la cartera de Industria tras la salida de Soria.

Respecto a las empresas que provocaron la inhibición de Luis De Guindos, es Endesa la que está detrás de la mayor parte de las ocasiones en las que se ha tenido que abstener para no entrar en conflicto de intereses. De las 14 inhibiciones, en doce de ellas estaba como trasfondo su antigua relación con la eléctrica. En las dos restantes el motivo tuvo que ver con su pasado en la consultora PricewaterhouseCoopers(PwC). Las fuentes oficiales consultadas no atribuyen ninguna de estas abstenciones a Lehman Brothers. El ministro fue, entre abril de 2006 y septiembre de 2008, presidente ejecutivo para España y Portugal del gigante bancario que arrastró a la economía mundial con su quiebra.

Según admite el propio titular de Industria en su biografía, colgada en la página web de La Moncloa, antes de llegar a Economía fue miembro de varios consejos de administración, entre ellos el de Endesa. El 22 de diciembre de 2011, la eléctrica comunicó de forma oficial que Guindos había presentado su "dimisión como vocal del Consejo de Administración de Endesa, SA y como miembro del Comité de Nombramientos y Retribuciones de la sociedad, como consecuencia de su nombramiento como ministro de Economía y Competitividad".

En PwC, por su parte, recaló tras la quiebra de Lehman Brothers. Fue responsable de Servicios Financieros entre diciembre de 2008 y enero de 2010.

Tarifa eléctrica, bono social...

Todas las inhibiciones de los ministros no se publican en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Expertos en Derecho Administrativo consultados por infoLibre explican que únicamente queda reflejado cuando el ministro se tiene que abstener o no puede presentar una iniciativa de su departamento. En el resto de ocasiones –por ejemplo, cuando el conflicto de intereses surge en relación con un proyecto de otro departamento– simplemente figura en el acta de la sesión del Consejo de Ministros correspondiente. Ello es así porque lo que en realidad se publica en el BOE "no es la abstención, sino la sustitución" por otro ministro en el acuerdo que provoca el conflicto de intereses.

En el caso de las inhibiciones que tienen que ver con Industria, todas ellas han sido reflejadas en el BOE y en todas las ocasiones la sustituta de Luis de Guindos ha sido la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La primera de ellas lleva fecha del 7 de junio y tiene que ver con el Real Decreto 252/2016, relacionado con "la retribución de las empresas de distribución de energía eléctrica para el año 2016". 

El siguiente Real Decreto fue firmado por Rajoy el 13 de julio. Se trata del 290/2016 y afectaba a la fijación de determinados "parámetros retributivos" en el sector eléctrico.

El tercer Real Decreto es el 329/2016 y lleva fecha del 31 de agosto de este años. En este caso, De Guindos se tuvo que abstener en una decisión sobre "los porcentajes de reparto de las cantidades a financiar relativas al bono social correspondiente a 2016".

La última sustitución del ministro de Economía se publicó en el BOE este mismo sábado. Se trata del Real Decreto 332/2016. El ministro tuvo que ser sustituido en la tramitación y aprobación de unas órdenes relacionadas con el traspaso de clientes un par de empresas comercializadoras de energía eléctrica.

Todas estas abstenciones venían motivadas por concurrir la causa prevista en el artículo 11.2.e) de la Ley 3/2015, en la que se regulan los conflictos de intereses de los altos cargos del Estado. El mencionado artículo sostiene lo siguente:  "Se entiende que un alto cargo está incurso en conflicto de intereses cuando la decisión que vaya a adoptar [...] pueda afectar a sus intereses personales, de naturaleza económica o profesional, por suponer un beneficio o un perjuicio a los mismos". En concreto, el punto al que hace alusión el BOE precisa que se consideran intereses personales "los de personas jurídicas o entidades privadas a las que el alto cargo haya estado vinculado por una relación laboral o profesional de cualquier tipo en los dos años anteriores al nombramiento".

El enfado de un sector del Gobierno

El segundo caso Soria, que acabó con el ministro de Industria renunciando a un puesto de director ejecutivo del Banco Mundial a petición del Gobierno hace un par de semanas, sirvió para que un sector del Gobierno ajustara cuentas con De Guindos. En última instancia, la propuesta correspondió a su departamento. Como ya informó este diario, fuentes gubernamentales acusaban a De Guindos de no haber facilitado a Rajoy toda la información sobre el caso que afectaba a Soria. De ahí que llegara a asegurar que el exministro había obtenido al puesto tras optar a un concurso entre funcionarios, cosa que nunca ocurrió.

Además, insistían en que iba "por libre" y en que estaba trabajando para ocupar en un futuro Gobierno una "potente" vicepresidencia económica.

Los enemigos del titular de Economía en el Consejo de Ministros apuntan también a él como la "cuota lobby lobby[grupo de presión]" del Gobierno y destacan sus abstenciones desde que llegó al ministerio como prueba de ello. 

La gestión del escándalo que ha tenido como protagonista al ministro de Industria ha abierto una brecha importante en el Gobierno y en el PP que no se ha reducido con la comparecencia de De Guindos en el Congreso de la semana pasada. Para intentar calmar las aguas, Rajoy acudió al acto de presentación de su libro de memorias, España amenazada. Al presidente del Gobierno en funciones, que acababa de tener que ordenar un ultimátum a Rita Barberá para que dejara el partido, no se le vio muy cómodo.

Morenés y la industria armamentística

Luis de Guindos no es el único ministro que se ha tenido que abstener en un Consejo de Ministros a causa de un conflicto de intereses. También han causado revuelo las abstenciones que tienen como protagonista a Pedro Morenés. El ministro de Defensa en funciones es, junto a De Guindos, el único miembro del gabinete de Mariano Rajoy que no tiene carnet del Partido Popular.

Hace casi un año, el pasado 1 de octubre, el BOE publicaba un Real Decreto mediante el que Morenés era apartado de la propuesta al Consejo de Ministros del acuerdo por el que se autorizaba la celebración del contrato de orden de ejecución: "Fase de definición de la Fragata F-110". En sustitución de él, actuó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La decisión se tomaba, según el BOE, "por concurrir causa de abstención de las previstas en el artículo 28.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común". Sin precisar nada más. Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron en su día a infoLibre que fue el ministro el que solicitó abstenerse "ante la prevención" de que una de las empresas con las que tuvo vínculos en el pasado pudiese concurrir.

Se trataba de la firma MBDA, que diseña, fabrica y vende misiles. Cuando Rajoy anunció que Morenés iba a ser su ministro de Defensa, éste era director ejecutivo en España de esta empresa.

Economía multa a Deloitte con un millón de euros y a PwC con 193.000 por informes auditores de 2011

Economía multa a Deloitte con un millón de euros y a PwC con 193.000 por informes auditores de 2011

Más sobre este tema
stats