LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

la crisis de la monarquía

Hacienda admite dos errores en el DNI de la infanta y culpa a los notarios de los otros once

infanta cristina

Once días después de que Hacienda atribuyese a la infanta Cristina ventas inmobiliarias por 1,43 millones de euros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, optó este martes por cumplir su promesa de “explicaciones” públicas a través de un comunicado que no admite preguntas y deja sin resolver las ya planteadas. La nota no solo no aclara con detalle la génesis del error, aunque culpa a los notarios de 11 fallos por volcado erróneo de datos, sino que ni siquiera menciona por qué Hacienda omitió en su informe la venta del único piso, el antiguo domicilio familiar en Barcelona, que realmente consta como transmitido por Cristina de Borbón.

Desactivada la firma electrónica de los DNI por posibles fallos de seguridad

Desactivada la firma electrónica de los DNI por posibles fallos de seguridad

Y es más: de forma implícita pero inequívoca, el comunicado desvela que la Agencia Tributaria nunca hizo nada para averiguar por qué la hija del rey nunca tributó por las plusvalías de unas transacciones que hasta hace menos de dos semanas el fisco creía efectuadas por ella misma en 2005 y 2006. La confirmación, farragosa, se localiza en el punto sexto del comunicado, que dice lo siguiente: “Esta información [la de las 13 ventas inexistentes] ha permanecido en la base de datos de la Agencia Tributaria tal y como fue imputada, sin haber sido modificada

El Ministerio optó por la fórmula de enviar una nota oficial después de que durante todo el día mantuviese viva la idea de que las explicaciones llegarían en una rueda de prensa con preguntas. La escueta y confusa versión oficial ni siquiera ha sido aún puesta a disposición del juez del caso Urdangarin, José Castro, que es quien solicitó el informe tributario causante del enredo y quien ayer dictó un nuevo auto en el que atornilla a la Agencia Tributaria.

Tras reprocharle, de forma implícita, que las aclaraciones no le hayan sido “prioritariamente facilitadas”, Castro exige a Hacienda respuesta para las dos incógnitas por las que pasa de largo o de puntillas la nota oficial de ayer martes: por qué el informe tributario no incluyó la venta del piso de Barcelona que Iñaki Urdangarin y su mujer vendieron en 2006 por 2,2 millones de euros repartidos al 75% y al 25% respectivamente; y si Hacienda inició “alguna actuación inspectora o de comprobación en relación con esas supuestas transmisiones que se predicaban de doña Cristina Federica de Borbón y Grecia”.

Más sobre este tema
stats