AYUNTAMIENTO DE MADRID

"Nos han estafado seguro": el mensaje de una alto cargo de Almeida al detectar el fraude en abril de 2020

José Luis Martínez Almeida, este domingo.

infoLibre

Una alto cargo del área de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, envió el 8 de abril de 2020 un mensaje de WhatsApp a Alberto Luceño, uno de los comisionistas investigado, junto a Luis Medina, por cobrar comisiones millonarias en la compra de material sanitario, afirmando, según adelanta El País: "Nos han estafado seguro". Con estas palabras, Collado, responsable de Compras del consistorio liderado por José Luis Martínez-Almeida, comenzaba a sospechar de posibles irregularidades en la adquisición de guantes.

"Por favor, llámame. Esto es lo peor que me ha pasado en la vida", escribe Collado a las 12.58 horas del 8 de abril. Él le responde que ahora la llama que "estoy con China". "Por dios, dime algo. Nos han estafado seguro", insiste la alto cargo del Ayuntamiento, en uno de los mensajes que se encuentran incorporados al sumario de la causa que ha abierto el Juzgado de Instrucción Número 47 de Madrid contra Luceño y Medina por delitos de estafa agravada, blanqueo y falsedad.

Collado incluso le envió una fotografía tomada en un supermercado de Madrid en la que "se podía comprobar que un par de guantes" idénticos que los recibidos, "por los que el Ayuntamiento de Madrid había pagado dos dólares, se ofrecían al público por poco más de ocho céntimos de euro". Collado insiste en esta conversación de WhatsApp a Luceño: "Alberto, méteme en la conversación, por favor. 3,5 euros cajas de 15 guantes".

El comisionista intenta tranquilizar a esta alto cargo madrileño asegurando que le confirman que "que van a hacer transferencia de 4.025.000 dólares. Precio par de coste 0,49 dólares, menos los dos dólares. Igual 1,61 dólares. Eso multiplicado por 2,5 M = 4.025.000 dólares [sic]. Eso es lo que quieren transferir de inmediato". No obstante, aunque Luceño asegura que había hablado con los suministradores, lo que realmente hizo junto a su socio fue quitar las comisiones.

Esta conversación se produjo después de que el 26 de marzo Luceño y Collado intercambiaran una serie de mensajes en los que se menciona expresamente al alcalde de Madrid. "Ya me ha dicho Luis [Medina] que le llamó Almeida", escribe Luceño.

El intercambio de mensajes entre ambos comienza a las 19.47 horas del 23 de marzo de 2020, en lo peor de la pandemia: "Elena. Soy Alberto Luceño. Te ha llegado el correo con el SPA y factura, ¿verdad?. Mandar justificante de la TT, por favor [sic]. Mi gente en China, esperado para empezar producción para acortar plazos. Thanks [”gracias”, en inglés]". "Vamos a tardar un poquito porque son cuantías gordas y no hay nadie en los bancos. Espero que cuando se levante los chinos ya estará", le responde Collado. A partir de este momento, los mensajes se suceden durante semanas.

Luis Medina habría comenzado a transferir el dinero de su cuenta a Países Bajos, según el sumario

Asimismo, según consta en el sumario de la investigación recogido por Europa Press, Luis Medina habría comenzado presuntamente a transferir el dinero de su cuenta a otra abierta en Países Bajos días después de cobrar la comisión de un millón de euros por sus gestiones en la compra venta de material sanitario para la ciudad de Madrid en el peor momento de la pandemia.

Sin embargo, Luis Medina no tendría más de 250 euros en su cuenta, por lo que no se ha podido proceder a su embargo. Tampoco conserva los dos bonos de inversión que habría adquirido con 400.000 euros del millón de euros que cobró en comisiones. Las actuaciones, a las que tuvo acceso Europa Press, recogen los movimientos bancarios que hizo Medina nada más ingresar desde una cuenta de Malasia, donde se ubica la empresa vendedora de las mascarillas adquiridas, un millón de euros por la operación.

Según la querella, las transferencias recibidas por Luis Medina corresponden a la comisión pactada entre la empresa malaya EEE -como vendedora para adquirir material sanitario- y el investigado, de un dólar por mascarilla (un millón de dólares en total -915.000 euros-). En concreto, recoge un cobro el 31 de marzo de 2020 de una cuenta de Malasia de más de 684.000 euros, con concepto y propósito desconocido. Ese mismo día, recibe otro cobro de la misma cuenta de más de 228.000 euros.

Conforme a los movimientos bancarios, consta en las diligencias de investigación una operación de pago a una cuenta abierta en Países Bajos efectuada el 2 de abril de casi 94.000 euros; incluye otro movimiento el 22 de junio de una cifra similar; y otra transferencia de otros 94.000 euros el 4 de agosto de ese año.

Tras año y medio de investigación, la Fiscalía Anticorrupción ha puesto en manos de la justicia a través de una querella las comisiones millonarias supuestamente percibidas por Medina y Luceño al calor de varios contratos adjudicados por la funeraria pública a una compañía de Malasia para la adquisición de test de anticuerpos, guantes o mascarillas. Las pesquisas de Anticorrupción se iniciaron en noviembre de 2020.

Ocho meses después de que la pandemia pusiese al borde del precipicio a todas las administraciones públicas. El material sanitario era escaso. Y ayuntamientos, gobiernos autonómicos y Ejecutivo central se veían obligados a encontrar mascarillas, pruebas diagnósticas o equipos de protección en lo que se había convertido en un auténtico mercado persa. Fue ahí cuando aparecieron Medina y Luceño. "Actuando de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico, ofrecieron al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de conseguir grandes remesas de material sanitario (mascarillas, guantes, etc.) fabricado en China", recoge el ministerio público en su escrito. Entre ambos se hicieron con seis millones de dólares en comisiones.

El juez no embarga a Medina porque tiene 250 euros en la cuenta, a pesar del millón que cobró en comisiones

El juez no embarga a Medina porque tiene 250 euros en la cuenta, a pesar del millón que cobró en comisiones

Más sobre este tema
stats