Sanidad

Los hospitales públicos han perdido 9.500 profesionales y 6.000 camas desde 2010

Intervención quirúrgica en un hospital de Euskadi.

Los 451 hospitales de la red pública han perdido 9.438 profesionales en cinco años. En 2010 trabajaban en estos centros un total de 471.661 médicos, enfermeros, auxiliares y otro personal no sanitario. Al cierre de 2014 eran 462.223. El descenso es, por tanto, del 2%, tal y como recoge el informe Indicadores Hospitalarios: evolución 2010-2014 [consultar aquí] hecho público por el Ministerio de Sanidad en la víspera de Nochebuena.  

Por perfiles, el de los médicos es el único que ha aumentado en el período analizado. El número de facultativos ha pasado de 76.892 a 77.609, por lo que hay 717 más (+0,9%). El número de enfermeros, sin embargo, se ha reducido en 384, al pasar de 136.343 a 135.959 (-0,3%); y el de auxiliares de enfermería en 3.795, de 102.635 a 98.840 (-3,7%). No obstante, el descenso más drástico se ha producido en el grupo del personal no sanitario (trabajadores sociales, administrativos, celadores, personal de limpieza...), que se ha visto reducido en 7.480 empleados, al pasar de 120.839 a 113.359 (-6,2%). 

Esta tendencia a la baja en el número de profesionales coincide con la aprobación del real decreto ley que, a partir del 30 de diciembre de 2011, ordenó congelar las ofertas de empleo público, con la excepción de servicios esenciales como la educación o la sanidad, en los que se permitió una tasa de reposición del 10%. Es decir, que por cada 10 empleados que salían del sistema (jubilaciones, fallecimientos, bajas definitivas...) sólo entraba uno.

El descenso en las plantillas tiene reflejo en las cuentas de la sanidad pública, que acumulan varios años seguidos de recortes presupuestarios. De hecho, el informe revela que el sector registra para este periodo, coincidiendo con los años más críticos de la crisis económica, una disminución del gasto que "afecta principalmente" a los grandes hospitales del sector público. En estos centros sanitarios, el recorte ha alcanzado los 1.804 millones de euros (de 22.062 millones de euros a 20.257). La reducción del gasto en los hospitales de la red pública es, por tanto, del 8,2%.

6.000 camas menos 

Sin embargo, estos no son los únicos datos de la citada estadística que constatan la influencia que los recortes de los últimos años están teniendo en el sistema público de salud. Y es que la red hospitalaria pública ha perdido 5.991 camas en cinco años. Los centros públicos, que en 2010 sumaban 115.426 camas en funcionamiento, acabaron 2014 con 109.435. En porcentaje, el descenso es del 5,2% hasta la citada fecha.

Por áreas asistenciales la especialidad en la que más se ha reducido el número de camas es Obstetricia y Ginecología (1.117 menos, un 13,1%), una circunstancia que los expertos que han realizado el informe atribuyen a la merma en actividad obstétrica, fruto del descenso en el número de partos atendidos. También es llamativo el recorte en el número de camas en las plantas de Cirugía General, que se han reducido un 9,3% en un lustro (casi 2.000 menos); en Traumatología, con 708 camas menos (-7,4%); y en Pediatría, con 534 menos (-6,8%). 

Con estas cifras no resulta extraño el aumento de otros indicadores, como es el caso de las listas de espera. De hecho, el número de pacientes que esperan a ser operados en la sanidad pública se ha disparado un 47,5% desde el inicio de la crisis. En cifras absolutas, el aumento ha sido de 176.956 personas, pues el número de pacientes afectados por la llamada demora quirúrgica ha pasado de 372.468 en 2009 –el último año antes de la recesión– a 549.424 en 2015 (últimos datos publicados).

La percepción que tienen los ciudadanos es otra de las formas de medir cómo afectan los recortes al sistema de salud. Los barómetros sanitarios que realizan el Ministerio de Sanidad y el CIS vienen reflejando un empeoramiento de la valoración. Así, según el sondeo de 2009, el 21,2% de los consultados consideraban entonces que el sistema funcionaba "bastante bien". En el sondeo de 2014 los encuestados que dieron esta respuesta fueron el 17,7%. 

Más tecnología 

No obstante, la estadística Indicadores Hospitalarios: evolución 2010-2014 también ofrece otros datos más positivos. Por ejemplo, tanto en los equipamientos de alta tecnología –propios de hospitales de agudos– como los recursos alternativos a la hospitalización se han visto incrementados en número. En el período analizado han aumentado un 50% los aparatos para realizar tomografías por emisión de positrones (conocidas como PET, según el acrónimo en inglés), una técnica que genera imágenes sobre el funcionamiento de un órgano o tejido y que permite un diagnóstico mucho más precoz y preciso en los procesos oncológicos. 

Los aceleradores lineales, una de las máquinas más modernas que se usan en radioterapias, han aumentado un 14,8% al pasar de 155 a 178; los densiómetros, que se utilizan para medir la densidad de la masa ósea, han pasado de 111 a 129 (+16,2%); o los equipos de hemodiálisis, se han incrementado de 3.563 a 3.982 (+11,8%). 

Sindicatos y profesionales alertan de que los recortes que admite Sanidad "debilitan" la atención a los pacientes

Sindicatos y profesionales alertan de que los recortes que admite Sanidad "debilitan" la atención a los pacientes

Más sobre este tema
stats