PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

Sanidad

El ICO prestó 128 millones de euros al grupo líder de la sanidad privatizada valenciana

Fachada del Hospital Universitario de La Ribera, en Alzira (Valencia).

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) concedió en 2010 a la sociedad Ribera Salud S.A. y a una de sus filiales, Elche Crevillente S.A., sendos préstamos por valor total de 128 millones de euros, tal y como detalla la propia compañía en la información depositada en el Registro Mercantil y consultada por infoLibre.

Según esta documentación, al cierre del ejercicio de 2015 (último año depositado en el Registro), el valor de lo que adeudaban al organismo oficial las dos sociedades ascendía a 100 millones de euros. El ICO, que se acoge a la legislación oficial para "guardar reserva" sobre las informaciones relativas a sus clientes, y Ribera Salud han declinado facilitar a este diario información sobre la situación actual de ambas operaciones. No obstante, según sus cuentas, la matriz "cumple todos los ratios y obligaciones que le son exigidos en los contratos de financiación". 

La compañía Ribera Salud, que fue la pionera en implantar en España la gestión privada de hospitales públicos, ha estado en el centro de la actualidad esta semana después de que la Generalitat Valenciana, que dirige el socialista Ximo Puig, le comunicara oficialmente que no prorrogará su concesión sobre el hospital de Alzira y su área de salud, en la comarca de La Ribera. Esta fue la primera área sanitaria pública de gestión privada que se puso en marcha en España, en 1999. La concesión concluye el año que viene. 

Ribera Salud gestiona cuatro de los cinco departamentos de salud (Alzira, Dénia, Torrevieja y Elche-Vinalopó y Manises, que es propiedad de Sanitas) que la Generalitat, cuando estaba en manos del PP, cedió a entidades privadas por un periodo de 15 años. En total, abarcan la atención de 931.000 residentes en la Comunitat Valenciana a través de seis hospitales y 122 centros de atención primaria, consultorios y centros sanitarios integrados. 

El operador, que presume de dedicarse de forma exclusiva "al modelo de colaboración público privada en sanidad", es propiedad al 50% cada uno de Banco Sabadell y del grupo norteamericano Centene, si bien sus socios iniciales fueron las desaparecidas cajas CAM y Bancaixa. Para poner en marcha su negocio de gestión de servicios sanitarios en colaboración con la Administración ha apostado por la financiación privada, pero especialmente por la pública a través del ICO. 

De hecho, al cierre de 2015 Ribera Salud S.A. y sus filiales mantenían préstamos vivos por valor de 113 millones de euros, de los que cien millones de euros correspondían al ICO; 3,6 millones al Banco Sabadell, entidad que tiene la propiedad del 50% de la compañía; 3,5 a Bankia; y 900.965 euros a Caixabank. La deuda restante se corresponde a una línea de crédito de 4,59 millones de euros. 

Inversiones en concesiones

El primero de los créditos suscritos entre Ribera Salud S.A. y el instituto oficial se firmó el 10 de agosto de 2010 y estaba instrumentada en dos tramos: uno por importe máximo de 94 millones de euros otorgado por el ICO y destinado a financiar "exclusivamente" las inversiones afectas a la explotación de las concesiones y otro de un millón de euros otorgado por Bankia y Banco Sabadell para sufragar determinados gastos relacionados con ese contrato de financiación. 

Según la documentación oficial a 31 de diciembre de 2015, la compañía había dispuesto la totalidad de los 94 millones correspondientes al tramo del ICO y había realizado las amortizaciones correspondientes "en función del calendario establecido". El valor de lo que adeudaba en esa fecha al organismo oficial ascendía a 76 millones de euros: 8,7 a devolver durante 2016 y otros 67,3 en los siguientes años hasta 2020, año de vencimiento del préstamo.

Las cuentas consolidadas del grupo depositadas en el Registro Mercantil también recogen que, según el calendario previsto, los accionistas tenían la obligación de aportar tres millones de euros en el ejercicio de 2014. Sin embargo, el banco agente de la financiación del ICO eximió a los accionistas de la obligación de aportar los tres millones de euros previstos para 2014, "retrasando dicha aportación sin especificar una nueva fecha"

Hospital de Vinalopó

La Justicia investiga si 10 muertes en el Hospital Vall d'Hebron están vinculadas a recortes

La Justicia investiga si 10 muertes en el Hospital Vall d'Hebron están vinculadas a recortes

El grupo Ribera Salud volvió a recurrir al ICO para financiar la puesta en marcha del hospital de Vinalopó, ubicado en Elche, el quinto proyecto de hospital público gestionado por la iniciativa privada en la Comunitat Valenciana.

En concreto, la filial creada para la gestión de este centro sanitario, Elche-Crevillente S.A., firmó el 21 de mayo de 2010 un crédito sindicado también en dos tramos con el ICO, que aportó 34 millones de euros para financiar el equipamiento técnico del hospital; y con Bankia y Banco Sabadell, que aportaron un millón de euros. El centro supuso una inversión global de 146 millones de euros

Al cierre de 2015, la sociedad Elche-Crevillente S.A., participada al 100% por la matriz Ribera Salud S.A. y puesta en marcha para gestionar ese hospital, adeudaba al ICO 24 millones: 8,2 a devolver durante 2016 y otros 15,8 en los siguientes años hasta el 23 de diciembre de 2018, fecha de vencimiento del préstamo. 

Más sobre este tema
stats