Elecciones europeas

Podemos irrumpe con cinco eurodiputados y se estrena como cuarta fuerza

Podemos irrumpe con cinco eurodiputados y se estrena como cuarta fuerza

Ibon Uría

Estreno triunfal de Podemos. La formación encabezada por el profesor y tertuliano Pablo Iglesias ha superado los pronósticos de todas las encuestas y ha irrumpido con 5 representantes en el Parlamento Europeo. En poco más de cinco meses, la candidatura ha logrado cosechar más de 1.200.000 votos y se ha quedado a un sólo diputado de IU. La proclama de Iglesias, –"salir a ganar e ir a por todas", dijo en su acto de cierre de campaña este viernes–, parece haber dado frutos.

Podemos es cuarta fuerza a nivel nacional –ha adelantado en su estreno a UPyD– y sube hasta la tercera posición en Aragón, Canarias, Madrid, Baleares y Asturias. Junto a Iglesias, cara reconocible de la formación, se sentarán en la eurocámara Teresa Rodríguez, profesora de secundaria y activista de la marea verde; el ex Fiscal Jefe Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo; Lola Sánchez, número cuatro de la lista; y Pablo Echenique-Robba, científico titular del CSIC.

Conocidos los resultados, que dejan al partido al filo del 8% de los votos, la alegría se ha hecho presente entre los simpatizantes de la formación reunidos en su sede de Madrid, comunidad en la que el partido ha desplazado hasta la quinta posición a Izquierda Unida. Al grito de "Sí se puede", los presentes han celebrado los resultados. Iglesias ha hecho, eso sí, un llamamiento a la calma: "Por ahora no hemos conseguido nuestro objetivo, formar una alternativa de Gobierno", ha dicho.

El cabeza de lista también ha destacado que los más de 1,2 millones de votos logrados suponen un "serio correctivo" a los grandes partidos, PP y PSOE, que han cosechado este domingo su peor resultado desde 1977 y no han alcanzado siquiera la mitad de las papeletas. El candidato y próximo eurodiputado ha prometido, además, trabajar con "otros partidos del sur de Europa": "No queremos ser una colonia de Alemania", ha zanjado.

Ascenso veloz

Tras convertirse en la sorpresa destacada de la noche electoral, el joven partido va pasando páginas sobre sus inicios: la presentación, hace menos de medio año, de un manifiesto manifiesto en el que denunciaba el "sometimiento de las instituciones a los poderes económicos" y que reclamaba la recuperación de la soberanía popular en un momento de "profunda crisis de legitimidad" de la Unión Europea. "Convertir la indignación en cambio político" era la propuesta.

Superados parecen quedar también los intentos de acercamiento entre Podemos e Izquierda Unida, donde la irrupción de un nuevo partido en su espacio electoral ha generado inquitud en las últimas semanas, después de que fracasara la idea de un posible pacto para concurrir en una candidatura unitaria a las elecciones europeas.

Aquella alianza no fraguó: Podemos la condicionó a la celebración de primarias abiertas e IU prefirió elaborar su candidatura con participación de las federaciones y de una comisión de consenso integrada por 15 dirigentes. El joven partido decidió emprender entonces su propio proceso de primarias, en el que se registraron 33.000 votos y donde Iglesias superó el 60% de apoyos.

Iglesias, que cerró campaña este viernes mostrándose "convencido" de que "la casta y sus partidos" iban a recibir "un correctivo de la gente", ha basado su campaña en actos en diversas ciudades, en un uso activo de las redes sociales y de su presencia en tertulias televisivas y en la movilización del electorado. "Hemos conseguido movilizar lo que no ha podido movilizar nadie: la ilusión", afirmó en su último acto, celebrado el viernes ante unos 4.000 simpatizantes en Madrid.

Retos de futuro

A partir de ahora, Podemos tendrá que decidir si se integra en algunos de los grupos europeos existentes. El de la Izquierda Unitaria Europea, liderado por el griego Alexis Tsipras, de la coalición Syriza, es el que tiene más papeletas. Iglesias ha reiterado en numerosas ocasiones la voluntad de entrar en el mismo grupo en el que figura IU, y lo ha definido como "el grupo natural" en el que Podemos debe desarrollar su actividad.

El partido también tendrá que decidir cuál es su futuro político de cara a futuras citas con las urnas. Iglesias ha avanzado que el desafío es convertirse en alternativa a lo partidos "de la casta" en las próximas generales, a las que, ha agregado, el partido tiene "vocación" de presentarse.

En la eurocámara, Iglesias ha subrayado que entre las primeras medidas del partido figurarán el instar la reducción de los salarios de los europarlamentarios y la 'directiva Villarejo', dirigida a combatir la corrupción con medidas como la limitación de mandatos y sueldos, el endurecimiento del régimen de incompatibilidades para acabar con las "puertas giratorias" y la eliminación de privilegios.

Los sondeos, los otros grandes perdedores de las europeas

Los sondeos, los otros grandes perdedores del 25-M

Más sobre este tema
stats