LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El 55% de los españoles rechaza las bajadas de impuestos si suponen menos gasto público o más deuda

Convergencia

IU cree inaceptable la última condición de Podemos y el pacto de confluencia queda en la cuerda floja

Pablo Iglesias y Alberto Garzón se reunirán este miércoles

Las negociaciones entre IU y Podemos para construir una candidatura conjunta para las elecciones generales se encuentran, hoy por hoy, en una situación muy precaria. La federación considera inaceptable que el partido de Pablo Iglesias le haya exigido en los últimos días que la eventual candidatura conjunta no vaya acompañada de un "pacto jurídico" entre Podemos y la plataforma en la que Izquierda Unida aceptase disolver sus siglas, un espacio que ahora mismo es Ahora en Común. Así lo confirmaron a infoLibre fuentes de la cúpula de IU.

Desde que comenzó a perfilarse la posibilidad de presentar una única candidatura de las fuerzas a la izquierda del PSOE para las próximas elecciones generales, Podemos dejó muy claras tres condiciones que consideraba insoslayables para pactar: que la marca del partido –su nombre y logotipo– aparezca en la papeleta, que la confluencia se produzca a nivel territorial y no a través de un acuerdo en todo el Estado, y que el resto de fuerzas políticas no mantengan sus siglas. Según los requisitos de Podemos, los militantes del resto de formaciones deberían integrarse en los huecos que deje la formación en sus propias listas tras participar en un proceso de primarias celebrado en plataformas creadas específicamente para conseguir la "unidad popular". 

Pese a que la idea inicial de IU era radicalmente diferente –la federación abogaba por una coalición con Podemos a nivel estatal–, poco a poco fue aceptando las condiciones del partido de Pablo Iglesias: ahora mismo, IU ha aceptado que los pactos se celebren en cada territorio por separado, así como diluir su marca y aceptar que figure la de Podemos en la papeleta. De hecho, hace dos semanas su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, anunció que tanto él como los militantes de su organización se presentarían a las primarias de la plataforma Ahora en Común.

Fuentes de Podemos sostienen, no obstante, que Ahora en Común "no es el espacio de unidad popular" adecuado para confluir. Y es que la plataforma sigue confiando en que Podemos se presente a sus primarias –algo que la formación tiene claro que no hará– y, además, ha convocado un proceso para elegir su candidato a la Presidencia del Gobierno, un puesto que en Podemos ya tiene dueño: Pablo Iglesias.

Oficialmente, IU mantiene su apuesta por Ahora en Común. Pero en mensajes que circulan entre la cúpula de la organización, a los que ha tenido acceso infoLibre, se admite que estaban dispuestos a aceptar esa "nueva concesión: que no se utilizara el nombre de Ahora en Común". De esa forma, en cada provincia aparecería "el nombre de Podemos-algo, y ese 'algo' cambiaría de región a región".

En esos mismos mensajes también consta la quinta condición impuesta por el partido de Pablo Iglesias: que los críticos de Podemos que están en los espacios de confluencia "no obtengan relevancia".

"No se nos puede pedir que no seamos nada"

Así las cosas, el martes pasado se reunieron representantes de Equo, Decide en Común –el partido del exmilitante del PSOE Alberto Sotillos– y Convocatoria por Madrid –la formación de Tania Sánchez– para tratar de construir un nuevo espacio "superador" de Ahora en Común que cumpliese los requisitos de Podemos para confluir. IU, en un principio, iba a asistir a esta reunión, pero finalmente no lo hizo y reafirmó su compromiso con las primarias de Ahora en Común.

Y es que la federación entiende que la última condición que ha planteado Podemos es inaceptable, ya que el partido de Pablo Iglesias pretende que no se firme "un acuerdo jurídico" en el que aparezca por escrito que Podemos y Ahora en Común –u otra plataforma en la que se encuadrase IU– han alcanzado un pacto para confluir en las listas del primero. Un dirigente de IU, próximo a Garzón, lo resume de forma muy gráfica: "No se nos puede pedir que no seamos nada".

Fuentes de Podemos en Madrid, por su parte, ven "con buenos ojos" que se plantee una nueva plataforma "superadora" de Ahora en Común y niegan que la ausencia de IU sea necesariamente un impedimento para llegar a un acuerdo con ella, aunque las fuentes consultadas se muestran muy cautas sobre las conversaciones dado que el nuevo espacio aún ni siquiera está constituido y sostienen que su prioridad es intentar que todas las fuerzas a la izquierda del PSOE se presenten en una sola lista.

En cualquier caso, los dirigentes de Podemos e IU consultados sí que coinciden en que las negociaciones entre ambas formaciones no se encuentran aún rotas y el pacto no se da por totalmente descartado. Pero se encuentran en peligro porque, según sostiene el entorno de Alberto Garzón, el hecho de ceder al último requisito de Podemos de no firmar un acuerdo por escrito también implica que los ingresos por los resultados obtenidos por cada lista a nivel provincial "sean exclusivamente para Podemos", lo que podría llevar a la "quiebra" de IU.

No obstante, otras fuentes de la dirección de IU quitan importancia al tema económico y sostienen que el verdadero problema "es que Podemos pretende que no exista ningún tipo de reconocimiento de la otra parte". Por su parte, las fuentes de Podemos consultadas aseguran que, al menos en Madrid, no se ha discutido la forma legal que adoptaría una candidatura de confluencia.

La dirección de IU se reúne este sábado

El equipo de Garzón también sostiene que lleva "casi una semana" intentando renegociar con Podemos esta cuestión, pero que los representantes del partido de Iglesias no quiere. Y, por otra parte, el entorno del dirigente muestra su temor a que organizaciones como Equo vayan a terminar aceptando las condiciones de Podemos. Por de pronto, el partido liderado por Juan López de Uralde ha convocado un referéndum entre sus bases para este fin de semana con el objetivo de "definir el actor y escenario de referencia de confluencia para continuar trabajando", y fuentes internas explican que, pese a que aún no se ha decidido cuál será la pregunta concreta, la decisión girará "en torno a dos polos para presentarse a las elecciones: uno alrededor de IU y otro alrededor de Podemos".

Así las cosas, la reunión que mantendrá el Consejo Político Federal de IU –su máximo órgano entre asambleas– este sábado será clave para definir los pasos a dar a partir de ahora. Fuentes de la dirección de IU señalan que, se decida lo que se decida, el resultado final del proceso de confluencia será "sometido a votación entre la militancia".

Lara avisa de que quien dificulte la confluencia tendrá que “responder ante la historia”

Lara avisa de que quien dificulte la confluencia tendrá que “responder ante la historia”

En algunos territorios, en cualquier caso, las negociaciones van mejor encaminadas y en dos comunidades se han cerrado acuerdos. Cataluña es la única comunidad donde existe un pacto concreto ya suscrito, ya que Podemos se presentará junto a ICV y EUiA con la marca Podemos-Catalunya Sí que es Pot.

En Galicia, por su parte, este viernes se presentará el "preacuerdo político" firmado por el partido de Pablo Iglesias, Anova y Esquerda Unida –la marca de IU en Galicia–, que aún no concreta cuál será la composición final de la papeleta pero que sí incluye cuestiones como que la coalición se constituirá en el Congreso como un grupo parlamentario separado de Podemos, que tendrá libertad de voto.

En Aragón, por su parte, ya existe una propuesta concreta para un posible pacto de confluencia entre Podemos y Ahora Aragón en Común, una plataforma que incluye a IU y Chunta Aragonesista, entre otras fuerzas. En la Comunidad Valenciana, por contra, las negociaciones están encalladas, ya que los militantes del Bloc Nacionalista Valencià –el actor más fuerte de la coalición Compromís, con quien Podemos negocia– han mostrado su rechazo a un pacto a través de un referéndum, si bien Iniciativa del Poble Valencià –la otra pata fundamental de la coalición– está claramente a favor de llegar a un acuerdo.

Más sobre este tema
stats