Elecciones europeas

IU no convence a la Chunta para que se integre en su lista de las europeas

Cayo Lara y la diputada autonómica Alba Doblas, el pasado 8 de marzo en Córdoba.

"Si necesitaban cariño, se les da, es normal". Eso intentó procurar Izquierda Unida –palabra de un dirigente federal– a Chunta Aragonesista (CHA) en su almuerzo de este miércoles, cariño, con la esperanza de limar asperezas y avanzar hacia un acuerdo para las elecciones europeas del 25 de mayo. Pero el pacto sigue estando distante. Los nacionalistas confesaron sentirse todavía "lejanos", fríos, respecto a la entente con la federación de Cayo Lara. Consideran "más factible" a estas alturas la convergencia con Equo y Compromís. El aparato federal de IU transmite una visión distinta: juzgan que ayer se dio un paso "muy positivo" para construir "una gran coalición electoral". La respuesta definitiva, en cualquier caso, llegará en poco más de una semana, el 22 de marzo, cuando se reúna el Comité Nazional de los aragonesistas, su máximo órgano de dirección. 

El malestar de CHA con la cúpula de Lara era ostensible hace una semana. Como publicó infoLibre, el partido nacionalista y de izquierdas que preside José Luis Soro se sentía decepcionado por el "desplante" de IU, porque la dirección federal no había atendido sus llamadas, porque no habían continuado las conversaciones, porque al final se reservó el puesto ocho de la lista europea de IU sin haberlo atado previamente con CHA. En paralelo, se habían cruzado unas declaraciones del coordinador de IU Aragón, Adolfo Barrena, en las que anunciaba que su federación rechazaba proponer un nombre para los comicios del 25-M para esperar a que cuajara un acuerdo con Chunta y con los colectivos sociales. Para esperar, por tanto, a que se reeditara un pacto similar al suscrito para las generales de noviembre de 2011, que se plasmó en la coalición La Izquierda de Aragón, que obtuvo un escaño en el Congreso. 

Las relaciones estaban hace una semana, pues, congeladas. Pero después de que aflorase el enfado de los nacionalistas, el secretario de Organización de IU, Miguel Reneses, mano derecha de Lara, devolvió las llamadas. Manifestó su intención de subsanar diferencias y de programar un nuevo encuentro. Dicho y hecho. El almuerzo se produjo en un restaurante del centro de Zaragoza, y acudieron Álvaro Sanz, secretario de Organización de IU Aragón; José Manuel Alonso, responsable de Relaciones con IU federal, y el propio Reneses, y, por parte de CHA, su vicesecretario general de Relaciones Políticas, Juan Campos, y su secretario de Organización, Chuaquín Bernal. La comida sirvió, al menos, para relajar el ambiente –fue "cordial"– y retomar los contactos. 

Un asesor en Bruselas

Los nacionalistas constataron primero que no había posibilidad de mejorar el puesto ocho que reservó el Consejo Político Federal de IU el pasado 1 de marzo. Esa plaza es inamovible. Así que CHA pidió "garantías" en caso de que el 25 de mayo la coalición no obtuviera ocho escaños –las encuestas auguran entre siete y nueve eurodiputados–. "Fórmulas" para asegurar la visibilidad y la presencia de Chunta en Bruselas. Ello podría traducirse, por ejemplo, en que pudiera haber un asesor nacionalista en el grupo, y que Aragón también tenga "reflejo en las políticas" que se lleven a la Eurocámara. "Esas garantías las tienen", aseguró Reneses a este diario. "Pero esa garantía de un asesor la tenemos también con la otra alianza, la de Equo, eso también está hablado", opuso un alto cargo de CHA. En principio, CHA aspiraría a ocupar el puesto tres, tras Compromís y Equo, si optase por esta alianza. 

El verdadero escollo está en la cuestión del candidato. De quién lo pone. Chunta, como sostiene un dirigente de la máxima confianza de Soro, tiene una cosa clara: "Queremos el mismo trato que IU ha dispensado a ICV y a Anova, que han puesto a su candidato sin pactarlo con nadie. Si el nombre no lo pone CHA, no hay nada que hacer. Nuestra gente no lo admitiría. No tenemos nada que consensuar con IU Aragón". 

La discrepancia reside, pues, en quién y cómo debe hacerse la propuesta. IU entiende que los tres integrantes de La Izquierda de Aragón (su federación regional, CHA y los colectivos sociales) han de ponerse de acuerdo en el nombre. "El puesto que reservó el Consejo Político –explicaba ayer Reneses– es para La Izquierda de Aragón. IU Aragón renunció a poner candidato. Ahora debe buscarse una persona de consenso, de acuerdo con CHA". El comunicado posterior que remitió a los medios la federación de Barrena ahondaba en esa misma idea: "Tanto en la reunión mantenida con CHA, como en la celebrada con la Iniciativa Social, se ha expresado el compromiso y apuesta de IU por el proceso de convergencia que es la coalición de La Izquierda de Aragón y se ha reiterado que IU Aragón renuncia a hacer propuesta para ese puesto 8 en la candidatura europea al objeto de que la persona que pueda ser aspirante a eurodiputado de La Izquierda de Aragón sea propuesta, por consenso, en el marco de la coalición que hoy cuenta con un escaño aragonés en el Congreso de los Diputados". 

Primarias, aunque sean exprés

Los dirigentes consultados de CHA, todos ellos del máximo escalafón, subrayaron que La Izquierda de Aragón fue una coalición "que se circunscribe a 2011, a las generales", y "no hay voluntad de que se perpetúe para las siguientes convocatorias, que es lo que subyace bajo la retórica de IU". Chunta reclama, pues, participar como un partido en la candidatura, en pie de igualdad con ICV o con Anova, y no subsumida dentro de una alianza autonómica. "De modo que las posibilidades de acudir juntos es más pequeña que la que teníamos antes de la reunión", indicaron desde la cúpula.

A ello se añade otra dificultad: los aragonesistas, por estatutos, están obligados a elegir a sus candidatos por primarias, aunque sean "exprés", dado lo ajustado de los plazos. El puesto ocho de la lista de IU, debido a su voluntad de que sea cremallera, debería ser ocupado por una mujer. "Y si hacemos primarias, no podemos restringirlas a un sexo", reflexionaban en la dirección de CHA. 

¿Y si IU accediera a que el nombre lo pusiera sólo Chunta? "Nos lo pensaríamos", concede la dirección nacionalista. A lo que los aragonesistas se niegan es a que IU esté buscando un "supuesto independiente", surgido de los colectivos sociales. "Al final, buena parte de los miembros de la Iniciativa Social acabaron en IU", justificaba un cargo de la formación. 

Entonces, ¿qué ha cambiado a ojos de CHA? "Se ha corregido el desplante. Y hace que no demos por muerto el pacto con IU". Dicho de otro modo, que se destensan las relaciones y, en la reunión del Comité Nazional del 22 de marzo, se ofrecerá a los 130 integrantes del órgano tres posibilidades: no acudir el 25-M (opción que se pretende que sea minoritaria), ir con Equo o ir con IU. Hace una semana, sólo se barajaba plantear a los miembros del Comité las dos primeras alternativas. Campos, de hecho, acudió al almuerzo con el mandato expreso de "no cerrar ninguna puerta" con la federación de Lara. 

"La plantilla del acuerdo es firme. Somos serios"

El estado mayor de Chunta, tras una primera valoración "positiva" del encuentro, por cuanto había ayudado a reconducir las conversaciones, rebajó posteriormente la euforia y las expectativas. Hasta el punto de que, a día de hoy, los responsables de más peso de la ejecutiva "defenderán el 22 de marzo la alianza con Equo", y no la de IU. "Ellos son esclavos de una situación que han generado, por ese modo de confección de la lista", sentenciaba ayer un dirigente. Otro calcaba la expresión: "No hemos generado esta situación y no tenemos por qué gestionarlo". CHA cree que los problemas comenzaron cuando se cruzó IU Aragón, y que ahora la dirección federal siente la necesidad de "contentarla". 

Reneses se mantiene optimista. "Estamos en condiciones de construir una gran coalición para las europeas, con ICV, Anova, Batzarre, la Confederación de los Verdes, Alternativa Socialista... La incorporación de CHA es un elemento muy positivo para que la acumulación de fuerzas contra la troika sea irreversible". El secretario de Organización cree que, aunque "falta trabajo por hacer que tiene que verse en el ámbito de Aragón", "el marco firme está puesto encima de la mesa". "La plantilla del futuro acuerdo es firme. Somos serios", remachó. El jefe del aparato federal prefirió no hablar de errores en la negociación, o si esta pudo peligrar. "Han sido semanas muy estresantes, y construir una gran alianza es difícil, en lo interno también. Lo importante es dónde estamos ahora, que hemos sentado las bases sólidas para que pueda desarrollarse el acuerdo en el ámbito de Aragón. La evaluación debe hacerse al final del proceso". 

En los próximos diez días se aclarará el paisaje. CHA reconoce que si concurriera con IU el 25-M tendría más fácil lograr escaño. Más, desde luego, que de la mano de Equo y Compromís, que en el mejor de los casos podría obtener una o dos actas. "Pero a veces –aducía un responsable del primer nivel– nuestra gente puede preferir las complicidades antes que las garantías".

IU advierte de que la reforma fiscal tendrá “consecuencias mortales”

IU advierte de que la reforma fiscal tendrá “consecuencias mortales”

Más sobre este tema
stats